Joaquín El Chapo Guzmán recibió la notificación sobre el inicio de su proceso de extradición a Estados Unidos.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que elementos de Interpol México, adscritos a la Agencia de Investigación Criminal (AIC), ejecutaron al interior del Centro Federal de Readaptación Social número 1, las dos órdenes de detención formal con fines de extradición en contra de Guzmán Loera.

Con esta acción se notifica a la autoridad jurisdiccional correspondiente de la ejecución de dichas órdenes de detención con fines de extradición, con lo cual dará inicio formalmente el procedimiento.

Una vez desahogada la parte probatoria del procedimiento de extradición, los jueces emitirán una opinión jurídica y posteriormente se turnarán los expedientes a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para que esta dependencia emita los acuerdos correspondientes.

La PGR destacó que el reclamado tiene la posibilidad de recurrir al juicio de amparo, en contra de los acuerdos que emita la Cancillería.

La PGR aseguró que mantendrá una estricta vigilancia de los procedimientos y será respetuosa de las determinaciones de las autoridades correspondientes.

Estados Unidos acusa a Guzmán Loera de asociación delictuosa para importar y poseer con fines de distribución cocaína; delincuencia organizada, delitos contra la salud, lavado de dinero, posesión de armas de fuego, homicidio, entre otros.

Proceso

Investigará la PGR a Kate del Castillo y Sean Penn

La Subprocuraduría Especializada en Investigación contra la Delincuencia Organizada (Seido), de la Procuraduría General de la República (PGR), comenzó una averiguación previa para indagar al actor y director de cine estadunidense Sean Penn y a la actriz Kate del Castillo, ante probables conductas relacionadas con el delito de encubrimiento o las que resulten, ya que sabían que Joaquín El Chapo Guzmán era prófugo de la justicia y, sin embargo, se reunieron con él sin notificar del encuentro a las autoridades mexicanas, confirmaron fuentes de la dependencia.

El pasado sábado, el diario estadunidense The New York Times dio a conocer que Del Castillo y Penn entrevistaron a Guzmán Loera para la revista Rolling Stone.

Un día antes, durante un mensaje a los medios de comunicación, Arely Gómez, titular de la PGR, afirmó que el deseo y planes del capo sinaloense de grabar una película autobiográfica sirvieron para dar con su ubicación.

Las fuentes consultadas indicaron que en los próximos días se emitirán citatorios para que la actriz mexicana comparezca en calidad de testigo ante autoridades ministeriales y ofrezca su versión de los hechos. Es muy probable, añadieron, que ella argumente que su encuentro con El Chapo se debió a actividades periodísticas que están amparadas por los artículos 6 y 7 de la Constitución y por diversos tratados internacionales que protegen la libertad de expresión y el derecho a la información.

Respecto al caso del actor estadunidense, la PGR puede pedir la colaboración de las autoridades de Estados Unidos, a fin de que se ubique a Penn y se le pida que comparezca ante autoridades consulares, también como testigo, en alguna oficina de la embajada de México en el vecino país del norte.

La Jornada

“Lamentable”, que los actores rebasaran al Estado: legisladores

Senadores de PRI, PAN y PRD manifestaron ayer, en entrevistas por separado, que “es preocupante que mientras el gobierno federal buscaba con todo su poder “a Joaquín El Chapo Guzmán, actores de Hollywood como Kate del Castillo y Sean Penn lo encontraron antes que él, lo entrevistaron y se enviaban mensajes telefónicos.

Eso “es lamentable”, sostuvieron los legisladores. Lo que se hizo evidente fue que “el actor y director de cine Sean Penn y la actriz Kate del Castillo tuvieron mayor capacidad que la Comisión Nacional de Seguridad y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

El panista Fernando Yunes y el perredista Alejandro Encinas, ambos integrantes de la comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, informaron que buscan que ésta misma semana se realice un encuentro con los titulares de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez, y la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, “para que se nos den detalles de la colaboración de las agencias extranjeras en la detención, los pormenores de la reaprehensión y la situación de la probable extradición”.

Encinas insistió: “la recaptura no debe ser utilizada sólo como cortina de humo. Con la detención de El Chapo Guzmán se debe atender el problema de fondo: ¿quiénes fueron las autoridades involucradas, al más alto nivel, en la segunda fuga de un penal de máxima seguridad?, ¿y qué dependencias se encuentran vinculadas?”

Yunes, también presidente de la Comisión de Justicia del Senado, destacó: “no puede considerarse un logro la reaprehensión del narcotraficante, ya que fue derivada de la falta de capacidad del Estado mexicano para mantenerlo recluido, ahora hay que analizar qué tanto ha fallado nuestro sistema de inteligencia”.

El senador priísta y presidente de la Comisión de Seguridad Nacional, Omar Fayad, subrayó: “estoy sorprendido de lo que leí ayer por la mañana. Mientras las autoridades y el gobierno federal estaban vueltos locos buscándolo, persiguiéndolo a salto de mata, él se dedica a dar entrevistas a actores y actrices tratando de hacer una película. Hasta donde tengo conocimiento, en Estados Unidos ya se investiga al actor y a la actriz por obstrucción a la justicia”.

Por otra parte, los diputados del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Jesús Zambrano, afirmaron que el gobierno federal todavía tiene pendiente la sanción a las autoridades que el año pasado facilitaron y permitieron la fuga del penal del Altiplano.

El primero resaltó que el tema ya fue planteado al presidente Enrique Peña Nieto con motivo de su tercer Informe de gobierno, pero su respuesta fue insuficiente. El titular del Ejecutivo se ha caracterizado por su opacidad, dijo el legislador.

La Jornada

Las tres capturas de “El Chapo”

El presidente Enrique Peña Nieto anunció en Twitter la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, luego de su fuga el 11 de julio de 2015 de la prisión de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México. Esta es la tercera vez que el líder del cártel de Sinaloa es detenido por las fuerzas de seguridad.

Su primera captura

Joaquín Guzmán Loera fue detenido por primera vez el 9 de junio de 1993 en Guatemala sobre el puente internacional Talismán, que cruza el río Suchiate, frontera natural de México con ese país.

El responsable de anunciar su captura fue el entonces procurador General de la República, Jorge Carpizo, quien también informó de la captura de cinco miembros de la banda del narcotraficante.

En 1995 fue sentenciado a 20 años de prisión y trasladado al penal de Puente Grande en Jalisco, de donde se fugó el 19 de enero de 2001 escondido en un carro de lavandería.

La segunda vez

El 22 de febrero de 2014 fue reaprehendido en un condominio en Mazatlán, Sinaloa, por elementos de la Marina, luego de eludirlos por varios días por un sistema de túneles.

En su cuenta de Twitter, el presidente Enrique Peña Nieto anunció su captura.

“Reconozco la labor de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, para lograr la aprehensión de Joaquín Guzmán Loera en Mazatlán”, decía el tuit.

El 11 de julio de 2015, el líder del cártel de Sinaloa escapó del penal del Altiplano a través de un túnel de 1.5 kilómetros.

Cae “El Chapo” por tercera vez

Después de cinco meses de búsqueda, elementos de élite de la Marina y de la Policía Federal recapturaron a Joaquín “El Chapo” Guzmán en Los Mochis, Sinaloa.

El presidente Enrique Peña Nieto informó a través de Twitter de su recaptura y felicitó al Gabinete de Seguridad por el logro.

“Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”, escribió.

Milenio