Por “motivos personales”, la ingeniera Sherry Ordóñez Castro ha presentado su renuncia como ministra de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi), luego de once días de desempeñar el cargo en una tormenta desatada por el hecho de que durante años fue contratista del Estado, lo cual constitucionalmente le prohibe optar a un puesto de tal tipo.

El anuncio de la dimisión ha sido hecho la tarde de hoy en conferencia de prensa en el Palacio Nacional por el presidente Jimmy Morales, en lo que significa el primer revés para el Ejecutivo instalado el jueves 14 de enero, luego de insistirse en la ilegalidad de su nombramiento, aparte de afrontar una demanda judicial y estar inhabilitada en Guatecompras como contratista.

Es propietaria de Ingeniería y Servicios Viales (Insevi), empresa a través de la cual cual firmó ocho contratos para supervisor trabajos de mantenimiento en la red de carreteras entre los años 2006 y 2014, y por los cuales recibió del Estado el pago de unos Q15 millones 700 mil, pese a lo que ella sostenía que no afrontaba impedimiento legal alguno para ocupar el ministerio.

Así mismo el Presidente afirmó que Sherry Ordoñez siempre había sido parte de su equipo de trabajo.

El contexto

En un intento por aclarar su situación legal y mantenerse en el cargo, Sherry Ordóñez, ministra de Comunicaciones, aseguró en una conferencia de prensa que su adeudo a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) estaba “entre los Q70 mil y Q75 mil”.

Sin embargo, ‘elPeriódico’ consultó el expediente número 167-2011 del Juzgado de Primera Instancia de lo Económico Coactivo de Mixco, el cual indica que este supera los Q287 mil.

El proceso contra Ordóñez inició el 1 de marzo de 2008, cuando la SAT le exigió a Ordóñez que rectificará el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de su empresa individual Ingeniería y Servicios Viales (Insevi). El expediente del caso indica que el monto del tributo no cancelado ascendía a Q143 mil 695.36, más una multa equivalente al cien por ciento del impuesto omitido, por lo que el saldo total reclamado por la autoridad tributaria suma Q287 mil 390.72

El gobernante dijo al respecto que él ya había sido claro, que “cumplía con las normas de ley, reunía todas las condiciones para la cartera de Comunicaciones”, aunque “las razones por las que ella renunció no las puedo decir”. Explicó que asume las funciones el viceministro más antiguo –en haber posesionado-, José Benito.

Incluso hoy, Sherry Lucrecia Ordoñez Castro figuró en el portal.sat.gob.gt como la morosa número 1382 por incumplimiento en el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA). La lista es formada por un total de 3 mil 124 personas y empresas que le adeudan al fisco.

El Periódico