Familiares y amigos despidieron al luchador revolucionario Hamlet Hermann en una íntima ceremonia, realizada ayer en la Funeraria Blandino.

La prensa no tuvo acceso a la capilla “A” donde fue expuesto el cuerpo del intelectual y exguerrillero, quien fuera uno de los nueve hombres que entraron al país el 3 de febrero de 1973 en una embarcación por Playa Caracoles, con la intención de iniciar un frente contra el gobierno de Joaquín Balaguer.

Hasta la funeraria llegaron amigos íntimos y personalidades del Gobierno, personas del ámbito educacional, miembros de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), de la cual Hamlet fue fundador ¡para verle por última vez!
A las doce del mediodía fue cerrada la capilla para iniciar el proceso de cremación del cuerpo de Hermann. Esa fue su última voluntad.

Horas antes, notablemente afligidos, su viuda, Ana María Pellerano y su hijo, Hamlet Hermann, salieron hasta la parte frontal de la funeraria para agradecer a la prensa el apoyo brindado a la familia y para disculparse porque el acceso de los medios no fue permitido.

“Fue un golpe muy fuerte que no estábamos esperando y no nos sentíamos cómodos con el hecho de tener las cámaras cerca y, ustedes saben que a veces eso agobia un poco a la gente”, dijo su hijo.

Agradecen al país

Hamlet Hermann hijo agradeció al pueblo dominicano por el respaldo que le han brindado y, al presidente Danilo Medina por haber declarado este jueves día de duelo oficial por la muerte de su padre. “Para nosotros fue muy gratificante que se haya declarado día de duelo, el presidente Danilo Medina siempre ha sido amigo de mi padre, no nos esperábamos la decisión, pero nos halaga bastante”.

Hamlet esposo y amigo

Ivan Grullón, rector de la Universidad Autonoma de santo Domingo (UASD), definió a Hamlet Hermann como héroe nacional y espera que en el futuro sea declarado como tal. Mientras Ana María Pellerano, viuda de Hermann dijo que se queda “con todo el amor del mundo por parte de su esposo, con su honestidad y su integridad”.

El Caribe