Luego de más de nueve horas de reunión con los negociadores del Gobierno, parte del gabinete de ministros y asesores internacionales, el presidente Juan Manuel Santos dio un balance de esta primera jornada de cónclave en Cartagena para definir el rumbo del proceso de paz con la guerrilla de las Farc.

Santos aseguró que este jueves no solo se analizaron varios de los puntos pendientes por definir en las conversaciones con la guerrilla, como el cese del fuego y las hostilidades, sino también temas como la seguridad del país durante el posconflicto y el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas para la misma etapa.

“Analizamos cómo el fin del conflicto va a significar mucha más seguridad para los colombianos, tanto en el campo como en las ciudades (…) Continuaremos la lucha contra todas las formas delincuenciales, y en especial contra las bandas criminales”, comentó el Mandatario.

Según reveló, se estudió igualmente el informe del grupo de trabajo que encabeza el general Óscar Naranjo y que tiene que ver con las garantías en materia de seguridad para la guerrilla de las Farc una vez se firme la paz.

“Analizamos la seguridad de los territorios donde van a estar concentradas las Farc, y la seguridad rural en general porque ahí tenemos que hacer un esfuerzo muy importante”, expresó el presidente Santos.

La cúpula militar encabezada por el General Juan Pablo Rodríguez Barragán, comandante general de las Fuerzas Militares y el Mayor General Alberto José Mejía Ferrero, comandante del Ejército, entregó un completo informe a la comisión, y a los expertos internacionales, sobre cómo se están fortaleciendo las Fuerzas Armadas, previo a la reubicación de la Fuerza Pública, una vez se determinen cuáles serán las zonas de concentración de los guerrilleros.

En su anuncio a la prensa, el presidente Santos también defendió el acuerdo de Justicia Transicional con las Farc y, en ese sentido, reveló que se envió una carta a la ONG Human Rights Watch, que en diciembre realizó fuertes críticas a lo pactado con la guerrilla.

“Respetamos y valoramos siempre las opiniones, pero hay que hacer precisiones que están en esa comunicación. En ningún proceso de paz en el mundo se ha acordado un sistema integral de justicia transicional, en que los crímenes internacionales no pueden ser objeto de amnistía o indulto sino que deben ser juzgados. Aquí no hay impunidad”, enfatizó.

“Sabemos que no es un acuerdo perfecto, como no lo es ningún acuerdo de paz, pero los conocedores del tema y los expertos internacionales coinciden en que es el mejor acuerdo de justicia transicional que se ha hecho hasta ahora en la historia”, agregó el Jefe de Estado.

Al concluir, Santos aseguró que la jornada de evaluaciones y análisis del proceso de paz continuará este viernes y que desde el próximo 12 de enero los negociadores del Gobierno estarán en La Habana (Cuba), donde tienen lugar los diálogos, para sostener una sesión permanente de negociación con la guerrilla.

En la reunión de este jueves estuvieron presentes el jefe del equipo negociador, Humberto de la Calle; el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo; el equipo de plenipotenciarios de la comisión negociadora, el Ministro de defensa, el Comandante de las Fuerza Militares, el Director de la Policía, el Ministro del Interior, el Ministro del Posconflicto y la Ministra de la Presidencia, y los internacionalistas Shlomo Ben Ami, exministro Israelí; el exguerrillero salvadoreño, Joaquín Villalobos; y el político inglés Jonathan Powel.

Según se dijo en septiembre pasado, cuando el presidente Santos y ‘Timochenko’, jefe máximo de las Farc, se dieron un histórico apretón de manos, el próximo 23 de marzo es la fecha estipulada para lograr un acuerdo completo en el proceso de paz que comenzó en 2012. Todo lo acordado deberá ser refrendado por los colombianos en un mecanismo que está por definir.

El Tiempo