El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, insistió a los Estados Unidos incluir a Costa Rica dentro del plan “Alianza para la Prosperidad”.

La noche del pasado jueves en Guatemala, en el marco de la toma de posesión del presidente Jimmy Morales, Solís mantuvo una reunión con el vicepresidente estadounidense Joseph Biden. En el encuentro el mandatario le reiteró la aspiración del gobierno de poder gozar de los beneficios de este plan.

La Alianza para la Prosperidad es un plan que busca promover el desarrollo en El Salvador, Guatemala y Honduras y frenar la inmigración ilegal, así como otras iniciativas en materia de seguridad e inversión.

El gobierno estadounidense destinó $1.000 millones de su presupuestario para “ayudar a los líderes de Centroamérica a realizar las difíciles reformas e inversiones necesarias para poner a la región en un camino más estable y sostenible”, según palabras del mismo Biden el año anterior.

Según Biden, esos fondos persiguen tres objetivos: reforzar la seguridad para reducir la violencia en esos países, luchar contra la corrupción y proporcionar asistencia técnica para atraer inversión internacional hacia la región.

Lea además: Biden urge al Congreso de EE.UU. a aprobar los fondos para el proyecto en Centroamérica

Solís dijo que el vicepresidente estadounidense se mostró anuente a discutir la inclusión del país.

” Existe la necesidad de que Costa Rica también se sume a estos esfuerzos, el país no puede quedar al margen siendo como es, uno de los principales socios de los Estados Unidos en la región. El vicepresidente Biden y el presidente Obama, entienden eso”, dijo Solís.

La inclusión del país en este plan fue uno de los temas que abordó Solís con Obama en abril del año anterior, cuando coincidieron en Panamá durante la Cumbre de las Américas.

Solís dijo que Biden le trasladó las intenciones del gobierno de Barack Obama de trabajar de la mano de la región en materia energética.

CR Hoy