Al grito de “Magisterio unido jamás será vencido”, unos 10,000 maestros marcharon este jueves en la capital para exigir al nuevo presidente, Jimmy Morales, emprender acciones para mejorar la red educativa del país.

“Le estamos dando un año de gracia a este gobierno”, dijo a periodistas el dirigente magisterial Joviel Acevedo, quien encabezó la multitudinaria protesta que recorrió varias calles desde el Obelisco hasta el centro histórico.

De acuerdo con el líder magisterial, Morales, quien juró como presidente hace una semana, debe comprometerse con el gremio a discutir cómo aumentar el presupuesto educativo, fortalecer la formación universitaria de los docentes y promover la salud y alimentación de los estudiantes.

Los profesores demandan que la asignación para la educación sea de 35% del presupuesto público, según lo establece la ley guatemalteca. Para el 2016, el Congreso guatemalteco autorizó Q12 mil 892 millones a la educación, equivalente a 18% del  presupuesto.

También piden ampliar la cobertura escolar, además de la nacionalización de la energía eléctrica y la industria minera.

“Queremos mesas de negociación para ir avanzando en los temas que estamos planteando, que no van más allá de mejorar las condiciones de nuestros niños y niñas y las comunidades educativas”, agregó Acevedo, quien pidió a las nuevas autoridades concretar un primer acercamiento y mostrar avances en 100 días.

Morales, un excomediante de televisión de 46 años, asumió el pasado 14 de enero como presidente para los próximos cuatro años con el compromiso de que en su gobierno la educación será “lo más importante, porque sin ella no hay futuro”.

El Periodico