“La Casa Blanca anunció la nominación de Kelly Keiderling como nueva Embajadora de los Estados Unidos de América”, señala el comunicado de la embajada difundido este martes. “La representante diplomática, una vez aprobada su nominación por parte del Senado, viajará a Uruguay para asumir funciones”, agrega.

La embajada informa que Kelly Keiderling es diplomática estadounidense desde 1988, y se desempeña actualmente como Subsecretaria Adjunta Principal para Asuntos de Educación y Cultura del Departamento de Estado de los EE.UU. “Habla español, portugués, francés, ruso, y algo de italiano y rumano. Se crió en Latinoamérica y Portugal en una familia diplomática, está casada con un diplomático de carrera de los EE.UU. y tiene dos hijos”, informa el comunicado.

En cuanto a su experiencia laboral, “la Sra. Keiderling también fue asignada como Consejera para Asuntos Públicos en misiones diplomáticas en Cuba, Botsuana y Kirguistán. Además, ha tenido posiciones diplomáticas en embajadas estadounidenses en la República Dominicana, Etiopía y Zambia. En el curso de su carrera diplomática ha trabajado en el Departamento de Estado como Oficial para Asuntos Panameños, Oficial de Diplomacia Pública para el Caribe, Directora Adjunta en funciones de Asuntos Centroamericanos, Coordinadora de Políticas de Idiomas para la carrera diplomática, y Jefe de Gabinete en la Oficina de Asuntos Iraquíes”.

“Estoy seguro de que estas personas experimentadas y trabajadoras nos ayudarán a afrontar los importantes retos que afronta Estados Unidos, y estoy agradecido por su servicio”, dijo Obama sobre los nominados para embajadores.
Expulsada de Venezuela

En octubre de 2013, la diplomática se encargaba de los negocios de Estados Unidos en Venezuela, por lo que era la autoridad máxima de la embajada en ese país. El presidente Nicolás Maduro la acusó de conspirar con la oposición “sabotaje económico y eléctrico” contra Venezuela, por lo que le dio 48 horas para irse del país.

En su defensa, Keiderling dijo que las acusaciones son “completamente falsas” y “demuestran tal vez que no se entiende muy bien lo que es el trabajo esencial de la democracia”.

La Red 21