El Presidente de la República, Nicolás Maduro, afirmó que hoy miércoles anunciará un nuevo tren de gobierno, que según afirmó tendrá “vocación de calle y transformadora”.

“Un gobierno que tenga vocación de calle y transformadora, que tome con fuerza la vocación de calle que quiere nuestro pueblo, y que lo económico no quede sólo en lineas maestras y anuncios, y que se convierta en acciones concretas”, afirmó el Mandatario.

Así lo dijo en un contacto telefónico con el canal del Estado, Venezolana de Televisión, donde afirmó que revelará nuevas propuestas para la productividad económica del país.

En relación a las intenciones de la mayoría es opositora que integra la Asamblea Nacional dijo: “No olvidemos que estamos sometidos a una guerra de carácter no convencional“.

“Las nuevas generaciones no olviden que estamos sometidos a una guerra no convencional que tiene como objetivo implosionar y destruir las bases de todo tipo de nuestra patria”, afirmó el Presidente en relación a factores como la “guerra económica, criminal y psicológica”.

Al respecto afirmó: “Fuimos a unas elecciones en un escenario altamente conmovido e imputados (…) con una guerra psicológica nacional e internacional, que impactó y definió la situación electoral”.

Frente los planes opositores dijo: “El único proyecto que existe hoy en la patria, es el que dejó el Comandante Chávez: el plan Nacional Simón Bolívar”.

“Por primera vez los revolucionarios tenemos un proyecto integral de patria al cual dedicar la vida”, destacó al tiempo que pidió no olvidar las dificultades que atraviesan.

En ese sentido, instó al Bloque Parlamentario de la Patria a “no desmoralizarce”: “Los revolucionarios tienen que tener moral, aquí no hay espacio para que nadie se desmoralice”.

Asimismo, hizo un llamado a la autocrítica para “repotenciar” y traer la revolución a un “renacer”.

“Hay que acostumbrarse a la nueva dinámica política del país, eso va a hacer que pongamos en el carril de revertir la derrota electoral que tuvimos el 6 de diciembre y volver a construir una nueva mayoría amplia, invitante, unitaria, que le hable al presente y al futuro pero con una raíz profunda y el pasado”, expresó.

Sobre la instalación del parlamento en el Hemiciclo, criticó lo afirmado por el diputado Julio Borges en relación a las pensiones y la Gran Misión Vivienda Venezuela: “El discurso de Julio Borges trata de mimetizarse como Chavista (…) son cara dura”.

“Empezaron violando el reglamento, que tiene carácter de ley que rige la AN. Después de que Ramos Allup se autojuramentó, cual Carmona (…) violaron el reglamento”, lamentó el Presidente.

En el mismo orden de ideas, felicitó al diputado Héctor Rodríguez: “Públicamente felicito a Héctor Rodríguez porque es un digno hijo de Hugo Chávez (…) por agarrar el micrófono para enfrentar a todos estos dinosaurios”, y aplaudió la decisión del Bloque Parlamentario de la Patria de retirarse del hemiciclo.

Igualmente, celebró que el pueblo saliera a la calle de manera voluntaria “en apoyo a la revolución y enfrentamiento a la oposición”.

Por otro lado, recordó su gestión como diputado de 1999 a 2006, durante la cual ocurrió el “golpe parlamentario” del 5 de enero de 2002 y el golpe de Estado del 11 de abril, y como presidente del parlamento entre 2005 y 2006: “Durante siete años estuvimos en los combates, en las condiciones que nos tocó”.

“La revolución cambió paradigmáticamente el país que era hace 17 años”, destacó el Presidente, y recordó: “La derecha fue dándose tumbos utilizando todas las formas de lucha, golpes, conspiraciones, sabotajes, ¿qué no ha hecho la derecha en 17 años?”.

Noticias 24

Ramos Allup asegura que sacará a Maduro en seis meses

El presidente del parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, planteó que los principales objetivos de la nueva AN serán cambiar de Gobierno, liberar políticos que fueron encarcelados por crímenes y atacar al resto de los poderes del país.

Henry Ramos Allup, ofreció su primer discurso como presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, en el que volvió a amenazar al mandatario de ese país, Nicolás Maduro al asegurar que en un lapso no mayor a seis meses, a partir de este martes, encontrará un método “constitucional” para sacarlo del poder.

Esta fue la medida central que el presidente del parlamento planteó extendiendo en esta oportunidad el tiempo para cumplir con su propósito, debido a que en otras declaraciones ha dicho que sería en tres meses.

“El cambio que estamos proponiendo es constitucional, pacífico y democrático, ofrecimos que en un lapso de seis meses ofreceríamos un método para cambiar el gobierno por via constitucional y lo cumpliremos”, aseguro Ramos Allup.

Este es el cambio que ahora proponen los partidos de oposición conglomerados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), quienes en campaña prometieron que el cambio en Venezuela se centraría principalmente, en terminar con las colas causadas por el desabastecimiento y la inseguridad.

Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional

Ramos Allup también aseguró que crearán la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional la cual permitirá liberar a los políticos que fueron encarcelados por ser responsables de muertes de venezolanos como los 43 fallecidos en las “guarimbas” de 2014 promovidas por el opositor Leopoldo López pero, según el parlamentario fueron privados de libertad por “pensar distinto”.

Los responsables de estos hechos violentos en el país, llamados por la oposición “presos políticos”, han sido vinculados por la justicia venezolana por conspiración, asociación para delinquir, instigación al odio, daños a la propiedad, entre otros cargos a raíz de las manifestaciones violentas en diversas latitudes del país y que ahora buscan liberar sin que paguen por sus hechos.

No concederán más leyes habilitantes

El parlamentario indicó además que se encargarán de legislar, más no de aprobar leyes habilitantes a las cuales calificó de inútiles advirtiendo que “aquí (AN), desde hoy, la cosa cambió”.

“Que no crean que por esa vía vamos a solucionar los problemas de este país. No vamos a ser un contrapoder, pero tampoco un poder subordinado como lo ha sido la Asamblea Nacional hasta el día de ayer a medianoche”, puntualizó.

Las leyes habilitantes han permitido al presidente Nicolás Maduro aprobar cientos de decretos en beneficio del pueblo como los aprobados recientemente para proteger a los venezolanos de las pretensiones de la oposición.

De ellos destaca el aumento de impuestos a grandes empresarios, que pasará de 34 a 40 por ciento, combatir la evasión fiscal, acabar con el ocultamiento de ganancias y eliminar el ajuste por inflación en el actual régimen tributario, así como decretos para defender el salario de los ciudadanos a través de la Ley de Precios Justos, Ley del Cestaticket Socialista (bono de alimentación), la Ley de Inamovilidad Laboral, que tendrá vigencia por tres años.

Desde 1999 a la fecha, el parlamento venezolano ha aprobado leyes habilitantes para garantizar la estabilidad económica del pueblo.

La cuarta Ley que fue formulada por el presidente Chávez el 17 de diciembre de 2010, le permitió atender las emergencias suscitadas en casi todo el país por las fuertes lluvias que dejaron pérdidas millonarias y miles de damnificados. La misma fue otorgada para poder atender de manera rápida la alarma acontecida en el país para ese entonces.

Exigirá cuentas a los poderes del Estado

Ramos Allup aseguró que la nueva AN va a controlar y a investigar al Tribunal Supremo de Justicia, a la Fiscalía, a la Contraloría y al Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Los cargos públicos van a tener que rendir cuentas. Esos poderes no pueden andar por la libre y tampoco se van a convertir en un contrapeso de esta Asamblea elegida por el voto popular”.

En referencia a los señalamientos que ha hecho la bancada oficialista sobre el cambio que pretende la MUD, el Presidente de la AN dijo que “el cambio no es cuestión de calendario, es un hecho de cambio de actitud, de cambiar lo que está mal”.

TeleSur

Lea el discurso completo de Henry Ramos Allup después de asumir como presidente de la Asamblea Nacional

Henry Ramos Allup asumió este martes como presidente de la Asamblea Nacional (AN). A continuación, se transcribe el discurso pronunciado por el diputado reelecto, luego de ser juramentado como nuevo presidente de la Asamblea Nacional que legislará para el período legislativo 2016-2021:

“Deploro que los colegas de la bancada del Partido Socialista Unidos de Venezuela o Polo Patriótico, como ellos se denominan, hayan abandonado el Hemiciclo en un momento tan importante y solemne como este. Me atrevo a presumir que seguramente es porque no quieren escuchar las cosas que aquí vamos a decir, y tendrán que acostumbrarse y tendrán que atemperarse porque en estos próximos 5 años, desde esta Asamblea Nacional, habrá libertad de opinar y todos vamos a respetar las opiniones discrepantes o divergentes o que no concuerden con la nuestra. Pensé bastante antes de la intervención en esta cámara hoy porque es una sesión muy importante. Quisiera comunicarles a ustedes que estoy seguro de que no me equivoco cuando digo que nadie en este recinto tiene más sensibilidad ante el hecho y la actividad parlamentaria, como la tengo yo. Aquí transcurrieron 26 años de mi vida, mi principal dedicación, y lo hice con fervor, con entusiasmo, con hidalguía, con dedicación plena, consciente de la importancia que los electores habían depositado en mis manos, de que es la función más importante que la de cualquier organismo del poder Ejecutivo. Imagínense ustedes lo que significa plasmar en una ley un texto para que rija sobre 30 millones de ciudadanos. Yo creo que no existe un ministerio más importante que ese. Pero en este momento no hablo como presidente de la cámara, que lo voy a ser circunstancialmente por el lapso de un año; le hablo a mis colegas de cámara como par, como uno más, y pensé bastante si traer un discurso escrito, pero preferí la espontaneidad de la improvisación con todo el riesgo que la improvisación supone. A veces uno peca por exceso o por defecto, cuando no encuadra el discurso en un texto escrito. Pues asumo el riesgo de la improvisación. Lo que les voy a decir me sale de muy adentro, me sale de la experiencia de haber sido un parlamentario a dedicación exclusiva, y una persona, y aspiro a que todos digamos igual, que cuando salgamos de esta cámara salgamos con nuestro sano orgullo intacto, de frente al sol con la mirada altiva. Así como entramos hoy, así de dignos, así de entusiastas, así de alegres, así de fervorosos, que el último día de nuestro mandato podamos salir a la calle con esa misma dignidad.

Nosotros ofrecimos en la campaña, unidad y cambio. La unidad puede ser por unanimidad o por consenso y a nosotros nos costó mucho, porque en la Mesa de la Unidad Democrática somos muchas organizaciones de distintas tendencias, de distintos credos y distintos propósitos; inclusive, a veces no nos poníamos de acuerdo sobre los instrumentos para lograr unos mismos objetivos, pero invertir muchos días y muchas horas en intercambiar puntos de vista y en conciliar posiciones, finalmente encontramos, a veces por consenso, a veces por unanimidad, la unidad que nos estaba exigiendo Venezuela. La mayoría que logramos, el respaldo que logramos, porque la gente creyó en nuestro mensaje unitario fue plasmado y concretado con nuestras propias conductas.

Cambio. Escuche algunas intervenciones, no diría que conmovido, porque uno después de cierta experiencia pierde el don del asombro, de colegas diputados del gobierno que decían que cómo es eso de cambio cuando quienes íbamos a ocupar los cargos directivos teníamos determinada edad, que teníamos, por decirlo de alguna manera, mucho calendario. ¡Qué análisis tan superficial confundir cambio con rostro o cambio con edad! Rómulo Betancourt decía que había que desconfiar de los que no tenía en el curriculum otra cosa que calendario, y eso, que podía interpretarse como una advertencia a los jóvenes con poco calendario, en realidad era también un mensaje para los que se ufanaban de tener mucho calendario. Les digo a todos mis pares de cámara, y lamento que los diputados del gobierno no estén aquí, que el cambio no es cuestión de calendario, de mucho calendario o poco calendario, no es una cosa etaria ni cronológica: es un cambio de actitud, un cambio de sistema, de cambiar lo que está mal, muy mal, y derivará en peor. ¿Qué se cambia? No es el pasado, que ya pasó y es inmodificable. Del pasado, la experiencia: lo positivo se aprovecha, lo negativo se desecha. El futuro tampoco se cambia, es incierto, es probabilístico; uno puede prever, preparar cosas, el futuro, si se desea mejor o superior a lo actual, pero nadie lo puede predecir. Lo que se cambia es el presente y cuando nosotros en la campaña electoral propusimos cambio y la gente acepto esa propuesta s porque estábamos diciendo que queríamos cambiar esto que está aquí en este momento, esta realidad que ya lleva 17 años y que le ha causado un profundo daño a Venezuela. Hemos dicho, además, para que se nos entienda bien, porque con esa tendencia casi irreversible de que siempre distorsionen lo que uno dice, y le imputen a uno delitos imaginarios, y nos consideren incursos en conspiraciones inexistentes, estos que se empeñan siempre en buscar como excusa para sus propios hierros y desaciertos, siempre, un enemigo anterior, un enemigo interior y un enemigo exterior, a esos les decimos que el cambio que estamos proponiendo es constitucional, democrático, pacífico y electoral y de ahí nadie nos va a sacar. Nuestro mandato es a término, es cierto, y el mandato del poder Ejecutivo también lo es, pero el nuestro y el del ejecutivo pueden cesar antes del vencimiento cronológico del lapso por alguna de las causas que están en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

¿Qué ofrecimos en la campaña, además de unidad y cambio? Recuperar la autonomía de este poder Legislativo para que sea el poder autónomo que no ha sido en 17 años. Este ha sido al altoparlante de Miraflores, la caja de resonancia del poder Miraflores, el sitio acrítico donde se hacen discursos pero se hace siempre lo que quiere el poder Ejecutivo. En segundo lugar, y hablo de lugares no de manera de que se tenga que agotar una cosa primero que la otra, todo al mismo tiempo, pari passu como dicen los economistas; ofrecimos también una ley que para nosotros fue emblema e insignia, no simplemente por razones electorales, sino por convicción de fe, por creer en el valor de la libertad, en esa esencialidad de la que nadie puede estar privado por sus ideas, porque no puede ser que por juicios que avergüenzan en cualquier parte del mundo, tengamos hoy ciudadanos presos simplemente por razones de sus ideas políticas. Ofrecimos esa ley emblemática, la ley de amnistía para presos y exiliados políticos.

También ofrecimos que en un lapso de seis meses contados a partir de la instalación de la Asamblea Nacional, propondríamos un método, un sistema, para cambiar el gobierno por vía constitucional. Eso lo haremos. Por supuesto que también hay leyes de suma importancia que vamos a discutir y a aprobar al mismo tiempo en que examinaremos y aprobaremos la ley de amnistía, un conjunto de leyes a las que se refirió el diputado Julio Borges. Tenemos capacidad para despacharlas todas a la brevedad posible, leyes muy bien pensadas y pensando en Venezuela, y no en el oportunismo político. Vamos a sesionar varias veces a la semana. Esta no puede ser una cámara para la vagancia, los diputados tienen que ir a las sesiones. Los proyectos legislativos tienen que venir con la debida anticipación para que los conozcan todos los diputados, aquí se acabaron los sobresaltos, las emboscadas legislativas, los diputados no pueden trabajar a ciegas sino que tienen que trabajar con conocimiento de causa y nos proponemos aplicar estrictamente el reglamento. Por cierto, un reglamento que no modificamos nosotros y que consagra casi una monarquía en la cabeza del presidente de la cámara, y no lo vamos a modificar. Y les digo a mis compañeros de cámara, insisto en el término, soy par, uno más de los 167 diputados, y a los de mi bancada les digo que soy uno de los 112 y a esa bancada y a esta cámara me debo.

Recuperar autonomía del poder Legislativo.

Vamos a legislar, no a delegar. No concederemos más leyes habilitantes inútiles, inservibles, para que alimenten esa especie de raspado de olla de última hora, creyendo que por esa vía resolverán los problemas del país. Tampoco seremos un contrapoder, no somos una trinchera para disparar a mansalva contra los otros poderes, sino un poder auténtico, pero tampoco un poder subordinado, una trastienda del poder Ejecutivo que fue esta Asamblea Nacional hasta ayer en la noche.

Vamos a controlar, otra de las grandes funciones parlamentaria. Vamos a controlar aquí y afuera. Se investigaran a parlamentarios que ejercieron cargos públicos y administraron dineros públicos. No se olviden que los dos únicos órganos del poder público electos directamente por sufragio popular son el Ejecutivo, órgano unipersonal electo por mayoría relativa, y el Legislativo, un cuerpo colegiado donde se concentra el 100 por ciento del sufragio popular aunque dividido en las distintas tendencias que representan los diputados. Esa situación de nuestra propia legitimidad, sumada a la condición de que somos nosotros quienes designamos todos los demás poderes del Estado, esos poderes los vamos a controlar, esos poderes no pueden actuar por la libre y mucho menos cuando alguno de esos poderes, indebidamente constituido, pretende, para servicio del Ejecutivo, convertirse en una especie de contrapeso de esta Asamblea Nacional que tiene su origen en el sufragio popular. Cuando digo controlar, digo controlar al Tribunal Supremo de Justicia, eso no puede andar por la libre, ni mucho menos constituido de manera írrita en una decisión que dejó estupefacto al país y al mundo, en un acto perpetrado en los últimos días de la anterior Asamblea Nacional. Vamos a investigar y a controlar. Si algún poder está percudido en Venezuela, es el poder Judicial, nadie confía en una justicia que esta percudida del copito hasta las raíces, por no decir que la justicia no existe. Ninguna burocracia de ningún carácter puede hacer nugatorias las facultades de la Asamblea Nacional. Y vamos a exigir cuentas a la Fiscalía y a la Contraloría, que no controla nada, y al CNE, autor del sistema electoral más perfecto, transparente y blindado del mundo. Cuando pienso en esta administración de justicia, en esta sala Constitucional (del TSJ) desde la que creen que van a convertir esta Asamblea Nacional en cero, recuerdo una célebre frase del Talmut judío: “Ay de los pueblos cuyos jueces merezcan ser procesados”. En manos del poder Judicial está el control de la constitucionalidad, la moderación de los extremos en que puedan incurrir los demás poderes, pero cuando ese poder falla, prácticamente fallan todos, cuando falla el sistema de administración de justicia, todos los demás poderes tienden a desplomarse. No existe un verdadero estado de Derecho. Me decía mi entrañable maestro de los días del aula universitaria, Hernando Grisanti Aveledo, dolido, al ver como marchaba la administración de justicia, “Ramos, la mejor doctrina del supremo Tribunal es la que consta en los votos salvados”. Otra vez me dijo: “en el máximo Tribunal ya no hay jurisprudencia, sino jurisimprudencia. Eso hay que revisarlo, que no se ufanen, no terminen por creer la sala Constitucional que es una especie de poder Legislativo alterno. No lo es ni lo va a ser. Quien norma, disciplina, y que no piense, ni por asomo, que esa sala Electoral, constituida, como todos sabemos, de manera express, es una especie de sustituto del CNE. Eso lo digo porque hay cuatro diputados electos por el pueblo cuya elección no la puede hacer ilusoria una decisión burocrática del poder Judicial. Una vez escuché, uno que cree haber perdido la capacidad de asombro, un señalamiento que hizo una presidenta del TSJ, hace pocos años, supongo que fue una expresión obsequiosa para rendir pleitesía o premio de sumisión a aquel mesianismo, a aquella idolatría que existió en Venezuela hasta hace tres años, decía ella en una expresión que hizo que a uno le corriera frío por el espinazo, que la separación de poderes se tenía que acabar, que eso era inconcebible. Frase tan infortunada como sus propias sentencias. Aquella atrocidad, una de las mayores conquistas de la civilización occidental, que hasta costó guerras, la despachó con esa frase. En un instante hizo trizas la Constitución, algo que en la práctica ya había extinguido con la entrega del poder que ella presidía al Ejecutivo. Pero la separación de poderes existe, aunque en teoría el poder del Estado es uno solo, existe diversificación de funciones en cada una de las ramas del poder público.

Quiero decir entonces a todos mis pares, a los de la oposición y a los del gobierno, que aquí desde hoy la cosa cambió, y escuchando algunas de las intervenciones enfebrecidas del señor jefe de la fracción parlamentaria del gobierno, con ciertos aires de petulancia, que se comprende, le respondo casi que con un piropo, con aquella célebre copla llanera: “no te remontes tan alto/ prenda de tanto valor/que al árbol que mucho sube/le tumba el viento la flor.

Otra cosa que quiero decir a mis pares porque aquí nos tenemos que ver la cara en los próximos cinco años, salvo que se presenten circunstancias extraordinarias que no están en nuestros cálculos, algo que he dicho en mi partido y que he dicho en la Mesa de la Unidad, porque ha sido para mí una gran lección de vida, es que donde no hay afecto, no hay equipo. Cuando en la MUD comenzamos a limar asperezas y a tratarnos como seres humanos, incluso a veces a contarnos nuestras cuitas personales, en muchas ocasiones y las más de las veces alegrías, cuando comenzamos a tenernos afecto, las cosas funcionaron mejor. No perdamos esa gran conquista y ojalá en esta cámara, unos y otros, sin dejación de sus principios, de sus ideologías, posiciones y aspiraciones, lleguemos a tenernos todos afecto, y estoy seguro de que las cosas funcionarían mejor. En los próximos días vendrá el presidente de la república a rendir su mensaje anual, a presentar la memoria y cuenta de su gestión, y lo recibiremos con dignidad y respeto porque es nuestra condición cívica, no por rendirle culto a nadie sino porque esa es nuestra condición cívica. Nosotros no chiflamos, no pitamos, tenemos un riguroso respeto por la urbanidad, la personal y cívica. Escucharemos su mensaje, no tenemos facultad para aprobar ni improbar su mensaje, pero sí para debatir sobre ese mensaje y emitir un pronunciamiento político y eso es lo que vamos a hacer. La memoria y cuenta tendrá que ir a las diferentes comisiones y los integrantes de esas comisiones deben interpelar a los ministros para derivar una conclusión sobre la gestión realizada con el dinero de los venezolanos.

Se ha dicho también, y lo reflejan las encuestas de opinión, que la gente quiere paz, todo el derecho tienen a la paz. Nosotros mismos quisiéramos estar en paz con todo el mundo y no en una situación de guerra virtual en todos los ámbitos, en todos los frentes. Ojalá la tengamos, pero no la paz de los sepulcros, esa no; no la paz de nuestros muchachos en el exterior buscando la vida que un sistema injusto y un gobierno peor, les escamotea, expulsándolos al exterior. Las dos únicas cosas que estamos exportando los venezolanos en este momento, además de la pésima reputación, son petróleo, cada vez menos, porque ya sabemos lo que pasa en la industria petrolera arruinada, decadente, destartalada; y cada vez más venezolanos, fundamentalmente jóvenes, que van, repito, a buscar afuera la vida que su país no es capaz de otorgarles. Vendrá a rendir su mensaje y lo escucharemos con respeto, pero como los venezolanos quieren paz y tenemos que trabajar por ello, y también quieren diálogo, las sociedades o dialogan o se matan; diálogo no supone entrega ni claudicación ni cobardía, diálogo supone intercambio de opiniones para, incluso haciendo las transacciones en el buen sentido de la palabra, para mejorar, es un recurso que no lo puede negar ni la clase política civilizada ni el gobierno. Pero necesitamos mucha comprensión para esto, mucho diálogo para buscar resultados. Diálogos públicos de los que se conozca su contenido y sus resultados. Ahora, como poder constituido, como poder autónomo, como poder que va a cumplir con sus deberes constitucionales, como poder que va a controlar al gobierno sin delegaciones, sin dejaciones, sin entrega, estamos dispuestos a dialogar en términos públicos y honorables que debamos discutir, eso sí, sin que cedamos en los propósitos que antes mencioné: recuperar nuestra autonomía como poder, la ley de amnistía y reconciliación nacional y la búsqueda, por parte de nosotros, dentro del lapso de seis meses a partir de hoy, de una salida constitucional, democrática, pacífica y electoral para la cesación de este gobierno. Estos compromisos no son transables. Acabamos de jurar y termino como empecé: Que cuando cese nuestro mandato salgamos de aquí como hoy entramos: intacto nuestro sano orgullo, de frente al sol, con la mirada altiva. Que Dios nos bendiga a todos, que Dios bendiga a Venezuela. Muchas gracias”.

Sumarium

MUD asumió el control del Parlamento

Cumpliendo con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ayer se instaló la nueva Asamblea Nacional, respetando las elecciones parlamentarias del pasado 6-D, siendo el bloque opositor mayoría. Una vez que ingresaron al recinto los diputados, cada uno tomó su lugar para dar inicio a la jornada.

Al diputado de la Patria, Héctor Agüero, le correspondió ser el director del debate político, por tratarse del representante de mayor edad en ambos bloques, cumpliendo así con el reglamento interno.

A su vez, se designó a Víctor Clark como secretario accidental, quien informó que la orden de la sesión sería, según el protocolo, la instalación de la nueva Asamblea Nacional en el período constitucional 2016-2021.

Seguidamente, Agüero junto a la comisión integrada por los diputados: Jorge Millán, Piero Maroun, Pedro Carreño y Francisco

Torrealba, procedieron a la revisión de las credenciales de los parlamentarios durante un receso de media hora aproximadamente.

Cuando se dio continuidad a la sesión de instalación, cumpliendo con el Reglamento Interior y de Debates del Parlamento Nacional, Clark invitó a los diputados y las diputadas a tomar asiento para darle cabida a las intervenciones de ambos bloques.

SON 163 DIPUTADOS

El diputado de la Patria Pedro Carreño informó que de los 167 diputados que conforman el organismo, solo se revisaron 163 credenciales. Esto se debe a que el Tribunal Supremo de Justicia, el pasado 30 de diciembre, emitió una sentencia donde ordenó suspender la proclamación de cuatro diputados del estado Amazonas: tres pertenecientes al bloque opositor y uno al revolucionario.

Además, Carreño aclaró que en el estado Portuguesa, el diputado electo Rafael Calles asumió su posición como alcalde del municipio Guanare y toma su puesto la suplente Carolina Vegas.

Igualmente en el estado Zulia, el diputado de la Revolución Omar Prieto también asumió como alcalde del municipio San Francisco y en su lugar fueron chequeadas las credenciales de la diputada revolucionaria Aloha Núñez.

La junta directiva

El representante de la derecha Omar Barboza postuló a la Junta Directiva para este período de sesiones. Nombraron como presidente de la Asamblea Nacional a Henry Ramos Allup (AD); para la primera vicepresidencia a Enrique Márquez (Un Nuevo Tiempo) y en la segunda vicepresidencia a Simón Calzadilla (Movimiento Progresista de Venezuela).

Barboza recordó que el cambio político que ellos buscan “no es solo de nombres o de cargos, estamos hablando del cambio de un modelo político que hoy gobierna a Venezuela”. Como su derecho de palabra sobrepasó el tiempo establecido, le cortaron el audio para respetar el tiempo de las demás intervenciones en la jornada.

RESPUESTA DE LA REVOLUCIÓN

Por su parte, Héctor Rodríguez, jefe de la bancada revolucionaria, rechazó las postulaciones de la MUD. “Queremos negar la propuesta que ha presentado las fracciones de la derecha venezolana y queremos negarla por varias razones: Ramos Allup, sino me equivoco, debe ser diputado desde antes de que yo naciera y hoy, quienes le mintieron al pueblo diciendo que eran el cambio, lo presentan para dirigir la Asamblea Nacional”, dijo.

Igualmente, recalcó que al escuchar y ver estos representantes de la Cuarta República, “lo que escucho es la traición que hicieron con el Pacto de Punto Fijo”.

En esta misma línea, argumentó que también es lamentable recordar a los desaparecidos, muertos y torturados de los 60,70 y 80. “El paquete neoliberal de la década de los 90, que usted, diputado Ramos Allup, aplicó cuando yo estaba en el liceo y aprobó en este hemiciclo. Un paquete neoliberal que puso de rodilla a esta Patria al imperio norteamericano”, apuntó.

En este sentido, señaló la traición que encabezó la derecha venezolana cuando afectó a los ahorristas de los 90. “Recuerdo señor Ramos Allup, las traiciones internas dentro de su partido cuando salió Chávez a las calles de Venezuela. Recuerdo la traición que ustedes le hicieron a la Constitución en el año 2002. Al escuchar al señor Barboza, por un momento sentía que estaba escuchando a Pedro Carmona Estanga”, precisó.

Igualmente, Rodríguez aprovechó para rememorar los sucesos de la plaza Altamira y la actitud de muchos de los diputados de la bancada opositora, en contra de las pensiones y de la vivienda cuando se referían a la “misión maqueta”. “Son definitivamente y lo demuestran hoy, con la propuesta que han hecho, la mentira y la traición. ¿Cómo puede este personaje (Ramos Allup), representar el cambio en Venezuela. Por eso, por mentiroso, por traicionero, negamos la propuesta”, destacó.

Como representante del bloque de diputados de la Revolución, Rodríguez aprovechó para respaldar al pueblo venezolano que hoy los apoya. “A nuestro pueblo le decimos, hemos recibido, como dijo nuestro presidente Nicolás Maduro, la bofetada electoral que nos obliga a la rectificación y a la corrección para hacer mejor las cosas con mayor eficiencia, mayor eficacia, con mayor transparencia y siempre con el pueblo”, señaló.

De igual modo, precisó que el Bloque de la Patria va a defender en primer lugar al pueblo de Venezuela de los traidores. En segundo lugar, a la Revolución Bolivariana y en tercer lugar, a la Patria y la independencia. “Nos sentimos muy orgullosos de lo que hemos logrado en estos 17 años. Mientras ustedes están peleando para ver quien llega a Miraflores, nosotros estamos peleando para que el pueblo viva con dignidad”, explicó.

Para concluir, dejó claro una advertencia en nombre de la Patria. “Si intentan tocar una coma, un ápice de la Ley Orgánica del Trabajo, de la Misión Vivienda, de las pensiones, cuenten con que van a tener un pueblo resteado en la calle y cuenten que los diputados y las diputadas bolivarianos vamos a estar al lado de ese pueblo para defender la Patria, para defender al pueblo y para defender la Revolución. ¡Qué viva Chávez, Qué viva Bolívar!”, exclamó.

Esta contundente intervención estuvo apoyada con consignas de los revolucionarios presentes, quienes expresaban: “¡Chávez vive, la lucha sigue!”.

LE QUITAN LAS MÁSCARAS

Seguidamente, intervino el diputado de Voluntad Popular Luis Florido, quien saludó a Lilian Tintori, Mitzy Capriles, Antonieta de López, a María Corina y a todas las esposas de los presos políticos. A su vez, apoyó la propuesta de Barboza y rechazó el discurso de Rodríguez.

Por su parte, la diputada revolucionaria Tania Díaz aprovechó para contrastar que le dio mucho gusto que tomara la palabra el diputado que le antecedió, porque se muestra el verdadero rostro de quien ha tomado la AN.

Díaz expresó sus impresiones sobre la nueva Asamblea. “Son empresarios que han vivido toda la vida de la renta petrolera. Que explique el señor diputado cómo hace él para exigir dólares preferenciales para mal administrar comedores estudiantiles aquí.

Que le explique a los estudiantes de la Universidad Lisandro Alvarado por qué comen lo que comen”, apuntó.

Igualmente, resaltó que esta bancada que está tomando posesión lo va a hacer porque el pueblo venezolano logró una vez más meterlos en el redil de la democracia. “Si se está haciendo es porque triunfó la Constitución, porque quienes vienen hoy a pedir impunidad, se están olvidando de 43 familias que están llorando a sus muertos. Cuánto costó que ustedes vinieran hoy a asumir esos curules. No les da vergüenza que se están sentando sobre las lágrimas y el dolor de familias”, señaló.

En contraposición, enfatizó que en la bancada de la Patria, honran la memoria de esos hombres y mujeres que dieron la vida para que hoy en Venezuela esté triunfando la paz, la democracia y la Constitución. “Ese pueblo que está allá afuera, estos 54 diputados más uno de la Patria, estamos aquí para recordárselos cada día, para que sepan que aquí hay un pueblo, ¡carajo!, organizado, consciente y que les va a exigir todos los días que ustedes respeten la Constitución”, destacó.

Por su parte, Agüero como director del debate expresó el panorama de reivindicaciones en materia legislativa, desde la Asamblea Nacional en los últimos años. “Es oportuno destacar que en el período que finaliza hemos tratado temas trascendentales como la defensa de la soberanía nacional, la inmovilidad laboral, la Ley de Precios Justos, la Ley de Protección del Artista y el Cultor entre otros reglamentos”, puntualizó.

De igual modo, criticó y se preguntó, “¿por qué Fedecámaras tiene que imponer su criterio a la bancada de la MUD?”. En contraste, Agüero destacó que Chávez sí supo interpretar este clamor de los marginados, promulgando leyes en beneficio del pueblo.

JURAMENTACIÓN

Para continuar con el acto protocolar, el secretario Víctor Clark informó la votación de la Junta Directiva mencionada. Invitó a que los diputados que estaban de acuerdo realizarán la señal de costumbre. En consideración, 109 diputados alzaron su mano y le dieron la aprobación de la nueva Junta Directiva 2016-2017.

Luego, convocó a que la nueva junta tome sus posiciones. Ramos Allup es el primero en subir al hemiciclo y se autoproclama como el presidente de la Junta Directiva con la Constitución en la mano y su mano derecha alzada. “Ante Dios y ante la Patria juro cumplir al cargo con el voto mayoritario, que quede constancia de que he cumplido con mi deber, tomo mi cargo”, indicó el dirigente adeco.

Posteriormente, juramentó a los demás miembros de la Junta Directiva y a todos los diputados y diputadas de la nueva Asamblea.

Una vez que Ramos Allup toma su posición en el hemiciclo, le da la palabra a Julio César Reyes, quien postuló a Roberto Marrero como secretario y José Luis Cartaya como subsecretario del Parlamento.

Por otro lado, el diputado del bloque patriótico, Saúl Ortega, señaló que “el cambio que le ofrecieron a los venezolanos está resultando una estafa política, porque tiende a lo viejo, al puntofijismo, al pacto de Nueva York”.

Rechazó la presencia del expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, en la AN. “Indigna que la soberanía nacional sea de alguna forma violada cuando ustedes traen a un extranjero, expresidente de Colombia, que está aplaudiendo allá los discursos de ustedes”, apuntó.

El diputado de la MUD, Américo de Grazia, de la Causa R, saludó al expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, y ratificó la propuesta de recuperar al Tribunal Supremo de Justicia, la Contraloría de la República y apresurar la salida del presidente Nicolas Maduro.

Luego, Ramos Allup le dio la palabra nuevamente al diputado Pedro Carreño, solo con la condición de proponer nombres de candidatos a secretario y subsecretario. Carreño rechazó esta posición. “No puede la Junta Directiva condicionar lo que yo voy a decir. Estamos en un hecho histórico donde en tiempos de Revolución Bolivariana estamos en un Parlamento burgués. En mi intervención, les voy a hablar, no a las marionetas, sino a quien mueve los hilos”, manifestó el diputado revolucionario.

En medio de la intervención, Ramos Allup interrumpió a Carreño para recordarle que postulara los nombres de una vez. El diputado de la Patria llevaba su propia cuenta, no dejó perder ni un minuto para expresar su sentir. “Le decimos al pueblo de Venezuela que esos contrabandos para justificar la impunidad, llamando a amnistía, por esta Asamblea Nacional no va a pasar.

Esta minoría tiene dignidad, los que asesinaron a este pueblo, tienen 55 diputados para defender los derechos de los pobres”, dijo.

Seguidamente, Carreño enfatizó que no postularían nombres. “No proponemos porque no le vamos a hacer coro a esta ópera bufa que está contando el día de hoy en contra de los intereses de la República y del pueblo venezolano”, detalló.

El presidente de la Junta Directiva revisó la propuesta de la MUD donde se consideraron electos a Roberto Marrero como secretario de la AN y Jose Luis Cartaya como subsecretario. Por su parte, Héctor Rodríguez le pidió la verificación nominal de voto, pero la bancada opositora se la negó.

Seguidamente, juramentaron a Marrero, quien se incorporó al ejercicio de la Secretaría, y Cartaya como subsecretario.
La jornada continuó con la intervención de Julio Borges para que desarrollara una especie de antesala sobre la agenda de propuestas de leyes que trae la nueva Asamblea Nacional. Entre las cuales, nombró la Ley de Amnistía, la Ley que otorga derecho de propiedad a los beneficiarios de la Misión Vivienda y la Ley de cesta tickets para pensionados.

Sin embargo, este acto violentó el reglamento interno de debate, siendo esta una sesión estrictamente para la instalación de la nueva Asamblea, como lo mencionó en un principio el secretario accidental Víctor Clark.

Esta actitud por el bloque de derecha se tomó en contra de las normas, lo que produjo que la bancada de la Patria se retirara del hemiciclo, en rechazo al no cumplimiento del orden que se debe acatar durante las sesiones.

Los diputados de la Patria permanecieron unidos ante su decisión, y salieron a la calle para explicarle al pueblo y dar la cara por las razones de retiro.

GOLPE PARLAMENTARIO EN AGENDA

Haciendo uso de la tribuna de oradores, Ramos Allup comenzó su discurso destacando la presencia de los invitados internacionales y criollos, de la derecha, presentes en el hemiciclo.

En orden, saludó al nuncio Apostólico, Aldo Giordano; al expresidente de Colombia, Andrés Pastrana; al presidente del Senado de México, Roberto Gil Zuarth; el diputado uruguayo, Jaime Trobo; a los también parlamentarios de Perú, Martín Belaunde y Luis Rodríguez y al secretario general de la Internacional Socialista Luis Ayala. Luego, nombró a los gobernadores: Henrique Capriles (Miranda); Henry Falcón (Lara); a los alcaldes Gerardo Blyde (Baruta) y David Smolansky (El Hatillo) y, sin nombrarlos, al resto de los invitados nacionales.

Ramos Allup advirtió que dejar sin efecto el legítimo gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro, será el principal objetivo de la actual legislatura. “En un lapso de seis meses presentaremos un método para reemplazar constitucionalmente a Maduro”, indicó.

Por otra parte, dijo que “pronto” aprobarán leyes “de suma importancia” como la Ley de Amnistía para los responsables de la guarimba y el golpe continuado que en 2014 dejó 43 muertos.

Asimismo dijo que no entregarán al Ejecutivo leyes habilitantes “inútiles e inservibles”.

Acotó que intentarán controlar al resto de los Poderes Públicos, comenzando por el Tribunal Supremo de Justicia. “Cuando digo controlar, digo controlar al Tribunal Supremo de Justicia, eso no puede andar por la libre y mucho menos constituido de manera írrita sobre una decisión que dejó estupefacto al país y al mundo, en un acto perpetrado en los últimos días de la anterior Asamblea Nacional”, dijo.

Al finalizar su intervención, Ramos Allup se dirigió al presídium desde donde convocó a la sesión ordinaria de hoy para las 10:00 am donde la llamada Mesa de la Unidad Democrática presentará la agenda legislativa que pretenden aprobar durante el período de sesiones 2016.

Ciudad CCS

UE pide que Asamblea Nacional venezolana pueda asumir plenamente sus tareas

La Unión Europea (UE) destacó ayer la importancia de que la nueva Asamblea Nacional de Venezuela, que se constituye esta jornada, pueda cumplir plenamente sus prerrogativas constitucionales, respetándose así “el voto del pueblo”.

En un comunicado, los portavoces de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, manifestaron que la instalación de la Asamblea Nacional será “clave para la democracia en Venezuela”, informó Efe.

La UE considera que los diputados electos “pueden ahora participar de forma constructiva en el debate, el diálogo y, donde fuera necesario, en el consenso negociado sobre las propuestas que hagan frente a los desafíos económicos, sociales y de seguridad de Venezuela”.

En este contexto, la Unión está preparada para reforzar sus relaciones con Venezuela, indicaron los portavoces.

Grupos de activistas afines al chavismo y a la oposición comenzaron a concentrarse en el centro de Caracas para acompañar a los diputados elegidos en las legislativas del 6 de diciembre a tomar posesión de sus cargos en la unicameral Asamblea Nacional.

Venezuela vive un ambiente de crispación, después de que el próximo presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, no pudiera entrar en unas dependencias legislativas y el Gobierno anunciara que adoptará medidas económicas.

Además, el lunes se conoció una reforma a la Ley del Banco Central de Venezuela (BCV), promulgada por el presidente del país, Nicolás Maduro, en la que se suprime la facultad que tenía el Parlamento de elegir al directorio de la institución y se puede “suspender de manera transitoria la publicación de información”.

El Universal

Embajada de EEUU acompañó a la derecha

El encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Caracas, Lee McClenny, estuvo entre los invitados de la derecha venezolana a la instalación de la nueva Asamblea Nacional (AN) que regirá para el período legislativo 2016-2021.

McClenny fue fotografiado mientras ingresaba al Palacio Federal Legislativo.

“La única caravana que llegó a las afueras de la #AN fue la de EEUU…”, fue el mensaje difundido a través de la cuenta en Twitter del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), @PartidoPSUV, acompañado de las imágenes.

La relaciones de la derecha venezolana con el Gobierno de Estados Unidos son históricas y el nuevo presidente de la AN, Henry Ramos Allup, es uno de los dirigentes de la oposición que ha demostrado un gran interés en permenecer del lado del imperialismo y lejos del pueblo.

En el 2011 un cable filtrado por Wikileaks, cita un informe de la Embajada estadounidense en Venezuela, sostiene que dirigentes adecos han solicitado financiamiento y favores a diplomáticos en esa dependencia extranjera para sus actividades políticas en contra del Comandante Hugo Chávez.

Además de calificar negativamente al partido en cuestión, se exponen en el documento apreciaciones muy negativas sobre Ramos Allup: “El principal partido de la oposición en Venezuela no se dirige a ninguna parte. Su líder, Henry Ramos, no tiene imaginación, es fanfarrón e, incluso, repelente. En lugar de buscar la unidad (contra el presidente Hugo Chávez), insulta a los representantes de los otros partidos”.

Estas citas se le atribuyen a quien fuera el embajador estadounidense en Venezuela en 2006 (fecha del informe), William Brownfield, reseñó AVN.

Oposición recibió la bendición de la UE y Washington

El Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica emitió ayer un comunicado en el que mostró su clara intención injerencista en los asuntos de Venezuela, así como su filiación política por los sectores que conforman la derecha en Venezuela.

“En reconocimiento de la instalación de la Asamblea Nacional, y para facilitar el diálogo, una vez más un llamamiento para la liberación de todas las personas encarceladas por sus creencias y actividades políticas”, reza el texto del comunicado en franca violación a la soberanía de nuestro país.

Por su parte, la Unión Europea hizo lo propio haciendo alusión a su deseo de que a través de la Asamblea Nacional se perpetre un golpe al sistema democrático venezolano mediante un cambio de gobierno. “La inauguración de la nueva Asamblea Nacional venezolana será la clave para la democracia en Venezuela”, dice el comunicado .

Ciudad CCS