Luego de renegociar por un año los acuerdos para la repatriación de migrantes, México y Estados Unidos se comprometieron a efectuar el retorno de los indocumentados en horarios determinados, primordialmente diurnos, y limitar el envío a 11 puntos fronterizos y la ciudad de México, en donde existe infraestructura y programas de asistencia para recibirlos.

En un comunicado conjunto, las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE) y de Gobernación (SEGOB), informaron que este día finalizó el proceso de revisión y suscripción de los nueve Arreglos Locales de Repatriación en la frontera, con lo que se busca garantizar la seguridad y debida recepción de las personas mexicanas repatriadas.

La renegociación se dio por concluida en el marco de la cuarta reunión del Grupo Ejecutivo de Políticas de Repatriación, celebrada en El Paso, Texas, en donde se abordaron también las iniciativas de ambos países para mejorar la atención a los menores no acompañados detenidos en su intento de ingresar a Estados Unidos.

Las dependencias dijeron que los acuerdos alcanzados en esta reunión ilustran la fortaleza de la colaboración de ambos gobiernos para coordinar la repatriación de personas mexicanas salvaguardando su seguridad y la protección a sus derechos humanos. Con este objetivo en mente, se acordó incrementar a tres los vuelos semanales del Programa de Repatriaciones al Interior de México (PRIM).

El encuentro fue copresidida por México, por el Subsecretario para América del Norte, Carlos Pérez Verdía, el Embajador de México en Estados Unidos, Miguel Basáñez y el Comisionado del Instituto Nacional de Migración, Ardelio Vargas Fosado. Por Estados Unidos, el Subsecretario Alan Bersin del Departamento de Seguridad Interna (DHS), la Directora del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, Sarah Saldaña, y el Subcomisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Woody Lee.

En 2015, el Instituto Nacional de Migración atendió 205 mil 417 eventos de repatriación de personas mexicanas desde Estados Unidos y la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través de su red consular en ese país, atendió 180 mil 908 casos de protección y asistencia consular.

La Jornada


Volver