El director general del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), Javier López Sánchez, informó que la institución tiene listo el programa con el que celebrará el Día Internacional de la Lengua Materna, establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 21 de febrero.

“Es un día muy importante porque invita no sólo a recordar, sino a reflexionar, en torno a la situación de las lenguas indígenas del mundo, particularmente las de México, que tiene 364 lenguas originarias, de las cuales 64 están en alto riesgo de desaparición, lo que implica una pérdida para la cultura del país y universal”, dijo.

El doctor López Sánchez destacó que la efeméride permite también tomar conciencia respecto al binomio lengua-cultura, el cual refiere que las lenguas indígenas significan maneras muy particulares de conocer y comprender el mundo, de relacionarse, de curarse y otros modos de aplicar justicia.

“Significa, reflexionar en torno de la rica diversidad lingüística y cultural del país, y cuál es su situación actual. Para este 21 de febrero, la conmemoración tendrá como eje el tema del Primer Congreso Internacional Pluralismo jurídico y los Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas de México”, subrayó el experto.

López Sánchez, quien ostenta reconocimientos académicos por parte de la Asociación Mexicana de Naciones Unidas, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad la Salle y la Universidad Iberoamericana, se refirió en ese sentido a que “cuando se muere una lengua, se pierde forma de ver al mundo”.

Explicó que las lenguas tienen maneras propias, hermosas y filosóficas de comprender el universo. “Al morir una lengua, nos empobrecemos como humanidad, porque si bien la diversidad enriquece, una pérdida así nos lleva a la pobreza cultural”. Un ejemplo es el saludo en una lengua materna, que no tiene traducción más que “buenos días” al español.

Consecuentemente, el Día Internacional de la Lengua Materna 2016 tendrá por tema “El pluralismo jurídico y el ejercicio de los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas”. “Ese día vamos a reflexionar sobre los avances en materia de procuración e impartición de justicia y el pluralismo jurídico que ha alcanzado el Estado Mexicano”, acotó López.

Recordó que el Artículo 2º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) reconoce al país como una nación pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas; asimismo, garantiza el derecho de los pueblos y comunidades indígenas a la autonomía para preservar y enriquecer sus lenguas.

“Pero también, conocimientos y todos los elementos que constituyan su cultura e identidad; el derecho de las personas indígenas, individual o colectivamente, que se vean involucradas bajo cualquier figura en un procedimiento judicial, a contar en todo momento con un intérprete que tenga conocimiento de su lengua y cultura”, añadió.

Lo anterior, dijo, con independencia de las competencias lingüísticas de la persona en la lengua española y en su propia lengua indígena, además de que se tomen en cuenta sus costumbres y especificidades culturales; y a aplicar sus propios sistemas normativos en la regulación y solución de sus conflictos internos.

Recordó que el Convenio 169 de la OIT establece en su Artículo 12 la obligación de los Estados a “adoptar medidas para garantizar que los miembros de dichos pueblos puedan comprender y hacerse comprender en procedimientos legales, facilitándoles, si fuere necesario, intérpretes u otros medios eficaces”.

Informador