La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) concretará este miércoles su primer paro nacional contra la gestión de Mauricio Macri, que incluirá una marcha en la Plaza de Mayo además de movilizaciones en todas las capitales provinciales, en repudio a los despidos en el sector público y en reclamo de paritarias sin techo.

El acto principal se realizará frente a la Casa Rosada, con discursos de los principales dirigentes de las organizaciones.
Los principales reclamos son paritarias sin techo; reincorporación de los trabajadores despedidos; fin de la precarización laboral en el Estado con el pase a planta permanente; rechazo a la judicialización de la protesta social y defensa del sistema previsional con 82% móvil para los jubilados.

“Además de la marcha a Plaza de Mayo, habrá movilizaciones en todas las capitales provinciales del país”, detalló el secretario de ATE, Hugo Godoy, al tiempo que aclaró que la jornada no incluirá piquetes o cortes de calles y autopistas.

En ese marco, autoridades del Ministerio de Seguridad convocaron para hoy a los representantes de las organizaciones gremiales que se movilizarán con el objetivo de adecuar la protesta al nuevo protocolo para manifestaciones.

El ministerio que conduce Patricia Bullrich emitió un comunicado en el que indicó que el objetivo de la convocatoria es “dialogar y analizar el recorrido que realizarán ATE y las demás organizaciones sociales involucradas” que participarán de las manifestaciones de protesta en contra de los despidos en la administración pública.

La reunión está convocada para hoy a las 18 “con el objetivo de atender con antelación la manifestación del día miércoles” en la sede de la cartera ubicada en Gelly y Obes al 2200 en la Ciudad de Buenos Aires.

“Entendemos necesario que la ciudadanía pueda estar al tanto, con antelación, de la traza que tomarán las protestas, en cada uno de los puntos del país en el que se desarrolle”, sostuvieron.

El Tribuno

El Gobierno estrena con ATE el protocolo de las protestas

En el contexto de una tensión creciente con los gremios estatales, el protocolo diseñado por el gobierno de Mauricio Macri para contener y encuadrar las protestas sociales tendrá hoy su primer test.

Funcionarios del Ministerio de Seguridad que encabeza la ministra Patricia Bullrich recibirán en una reunión “informativa” sobre el nuevo protocolo a la dirección del gremio de ATE, que llevará adelantepasado mañana el primer paro nacional con movilización en lo que va de la gestión de Cambiemos.

Más allá de la confirmación que hicieron desde el Gobierno y los gremios a La NacionLA NACIÓN sobre su presencia en la reunión-que se desarrollará a las 18.30 en la sede del Ministerio de Seguridad-desde la conducción de ATE calificaron de “show mediático” la difusión del encuentro de hoy y ratificaron la realización de la medida de fuerza, en protesta por la “ola de despidos” en el sector público.

“El protocolo establece que debe haber una negociación previa entre el Gobierno y los manifestantes, para ver como canalizamos la protesta sin coartar ningún derecho y sin que se bloquee el acceso a la ciudad”, afirmó a LA NACIÓN Gerardo Milman, secretario de Seguridad Interior y uno de los funcionarios que estará en el primer encuentro con la dirigencia de ATE, que encabeza Hugo “Cachorro” Godoy,

El protocolo, presentado por Bullrich la semana pasada “con total aval del Presidente”, establece medidas concretas para regular los cortes de calles y rutas. Los manifestantes deberán informar las calles por las que circularán, y quedarán prohibidos los piquetes con cortes totales. Si quienes protestan no levantan esos eventuales cortes luego de las advertencias previas, las fuerzas de seguridad los desalojarán “en cinco minutos”, según expresó la propia ministra a distintos medios de prensa.

¿Que opinan los gremios? “Nos convocaron a una reunión y vamos a ir pero no entendemos este show mediático que se quiere hacer”, contestó Godoy a este diario. El gremialista le endilgó “espíritu represivo” al protocolo” y advirtió que el reclamo “se hará como siempre, porque la calle es un espacio de libertad dónde el pueblo argentino expresa sus reclamos”, afirmó Godoy, que estará en la reunión en el Ministerio de la calle Gelly y Obes.

Cercano al dirigente Víctor De Gennaro, Godoy criticó al Presidente y al ministro de Trabajo Jorge Triaca “que no nos llamaron ni se esforzaron para buscar soluciones”, y ratificó la medida de fuerza, que incluirá movilización y marcha desde 9 de julio y avenida de Mayo hasta la Casa Rosada. El miércoles está también prevista la visita oficial del presidente de Francia, Francois Hollande, a la Argentina.

Cerca de Bullrich se defendieron de las críticas que recibió el protocolo, entre ellas la del Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) que Milman englobó dentro de las reacciones “ideologizadas” de rechazo al nuevo código. La propia ministra de Seguridad afirmó a este diario que “no es normal que el corte de ruta o de calle sea una forma de protesta” y afirmó que la idea es “promover un cambio de cultura”. También que el nuevo protocolo, que prohíbe los rostros cubiertos durante las manifestaciones y establece lugares específicos para la prensa durante los conflictos, fue apoyado “por la amplia mayoría de las provincias”. El ministro de Justicia, Germán Garavano, pidió ayer “ser más prudente y esperar a ver cómo funciona este nuevo instrumento y recién ahí abrir las críticas”, y recordó que “el kirchnerismo se cansó de reprimir” manifestaciones.

Desde el Gobierno afirmaron que las encuestas encargadas en los últimos tiempos “aplauden que se actúe con firmeza ante las manifestaciones que cortan calles y generan caos”. Hay consenso sobre el reclamo mayoritario de “terminar con la lógica kirchnerista dónde se podía protestar sin que nadie hiciera nada”.

Opuestos al nuevo protocolo, los partidos de izquierda se sumaron a las críticas que lanzaron desde otros espacios. Hoy, los diputados del Partido Obrero Néstor Pitrola, Pablo López y Soledad Sosa, que integran el bloque delFrente de Izquierda, reliazarán una audiencia pública en rechazo al protocolo. “Elprotocolo está hecho para hacer pasar el ajuste”, afirmó Pitrola.

Una reunión para reglamentar las quejas

Gobierno y gremios

El Ministerio de Seguridad y los gremios estatales nucleados en ATE discutirán hoy los modos y el alcance de la protesta que los sindicalistas encabezarán el miércoles contra los despidos en el sector público y el “techo” que el Gobierno pondría a la discusión salarial.

Distintas visiones

Más allá de que funcionarios y gremialistas confirmaron su presencia, tienen visiones contrapuestas sobre el protocolo para reglamentar protestas. Para el Gobierno es un paso adelante para “ordenar” la calle, mientras los gremios la consideran “represiva”.

Primera protesta

Desde el Gobierno minimizan el alcance de la movilización de ATE, que incluirá a judiciales, docentes y otros empleados públicos. Comenzará a las 11 con una concentración a metros del Obelisco, y continuará con una marcha hasta la Plaza de Mayo.

La Nación