Un grupo de 246 cubanos llegó ayer a la ciudad mexicana de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos, en un avión procedente de Costa Rica, sumándose a los 113 isleños que arribaron este martes, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

“Personal del INM recibió en total a 246 cubanos trasladados en dos grupos, entre los que se ubican 29 menores de edad, tres mujeres embarazadas y cuatro personas de la tercera edad”, quienes tendrán 20 días para cruzar hacia EE.UU., indicó la institución en un comunicado.

Este es el segundo día consecutivo en el que llegan cubanos al Aeropuerto Internacional de Nuevo Laredo, en el nororiental estado de Tamaulipas, sumando un total de 359 personas originarias de Cuba y procedentes de Costa Rica, donde permanecían varados desde el pasado 15 de noviembre.

A estos se les otorga un documento provisional de visitante por razones humanitarias a fin de que puedan cruzar a Estados Unidos, donde se podrán acoger a los beneficios que les concede la Ley de Ajuste Cubano.

Además, el próximo viernes llegarán por la frontera de Ciudad Hidalgo, en el suroriental estado de Chiapas, 328 cubanos más procedentes de Costa Rica, a quienes también se les brindará un documento provisional de visitante por razones humanitarias.

Este traslado será similar a los realizados el viernes pasado y el 12 de enero, es decir, viajarán vía aérea desde Liberia hasta San Salvador, desde donde serán llevados en autobús hasta la frontera entre Guatemala y México.

Con estas nuevas llegadas, el INM habrá recibido a poco más de 1.000 cubanos beneficiados por el acuerdo suscrito entre los Gobiernos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala y México.

“Tan solo en esta semana el INM habrá entregado a 687 extranjeros de origen cubano el documento provisional de visitante por razones humanitarias”, destacó el boletín.

El 15 de noviembre pasado Nicaragua cerró su frontera a los cubanos aduciendo riesgos para la seguridad y soberanía del país.

Desde entonces, Costa Rica otorgó 7.802 visas temporales a los isleños, pero el 18 de diciembre suspendió la entrega de más de esos documentos al considerar que se había agotado su capacidad para brindarles ayuda humanitaria en albergues.

CubaNet