El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, se encuentra en Managua para participar en la reunión regional de protección radiológica que organiza esta institución y el Gobierno de Nicaragua.

Amano dijo a medios de comunicación oficialistas que Nicaragua es un país muy eficiente en el control del uso de la energía nuclear, al tiempo que consideró que “el virus del Zika es un problema para la región y la tecnología atómica se podría utilizar para enfrentar ese nuevo fenómeno”.

“La energía nuclear es muy efectiva para obtener los objetivos de desarrollo como la salud, el manejo del agua, la protección del medioambiente, la alimentación, la agricultura y otros temas”, explicó Amano.

Encuentro regional

Tras su llegada a Nicaragua, el director general de la OIEA sostuvo una reunión en la Cancillería con la viceministra de Relaciones Exteriores, Arlette Marenco; la ministra de Salud, Sonia Castro; y el ministro de Energía y Minas, Salvador Mansell.

Desde ayer se reúnen en Managua 18 países de América Latina para participar en el encuentro sobre protección radiológica.

La ministra de Salud, Sonia Castro, indicó que Amano abordará temas sobre la seguridad radiológica y verificará el programa que la OIEA desarrolla en Nicaragua, incluyendo temas de desarrollo tecnológico en exámenes para los pacientes con cáncer.

Visita regional

Amano el pasado 29 de enero también visitó El Salvador, donde autoridades informaron que ese país fue seleccionado por OIEA para la implementación del Programa “Flagship”, el cual previene el cáncer mediante el uso médico de esta fuente de energía atómica.

El programa “Flagship” es implementado en conjunto con la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer y la Organización Mundial para la Salud (OMS).

“La energía atómica debe ser utilizada solo con fines pacíficos”, como lo establece el Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina, suscrito por ese país el 14 de febrero de 1967, dijo el canciller salvadoreño Hugo Martínez.

Agregó que “esta oportunidad se conjuga a la perfección con la visión del Gobierno de El Salvador de asegurar a la población acceso y cobertura universal a servicios de salud”.

El Nuevo Diario