El Órgano Electoral Plurinacional (OEP) rechazó el miércoles los actos de violencia reportados en la ciudad de El Alto, que se saldaron con seis muertos, tras una movilización en demanda de infraestructura escolar adecuada, y ratificó la vigencia del calendario para el referendo del próximo domingo.

“El Órgano Electoral Plurinacional expresa su rechazo vehemente a cualquier hecho de violencia y se adhiere al dolor y luto que nos embarga a los bolivianos y bolivianas por los últimos sucesos acontecidos en la ciudad de El Alto”, reseña el comunicado.

Horas antes, un grupo de padres de familia que reclamaba por infraestructura educativa porque sus hijos pasan clases incluso en carpas, incendió el edificio de la Alcaldía con ese saldo.

El Órgano Electoral convocó a la población a “respetarse entre sí” y a tener tolerancia con todas las visiones y propuestas.
“Convoca a todas y todos a ejercer su derecho ciudadano al voto con respeto pleno a las personas, el diálogo plural y la tolerancia hacia todas las visiones y propuestas existentes de cara a fortalecer la Democracia Intercultural”, remarca el documento.

Asimismo, ratificó la vigencia del calendario electoral del referendo constitucional, previsto para el domingo, que establece el silencio electoral a partir de las cero horas de mañana (jueves).

“Ratificar la plena vigencia del Calendario Electoral y recuerda que desde este jueves 18 de febrero rige el período de silencio electoral, durante el cual está prohibida toda expresión de campaña en espacios públicos, así como todo tipo de propaganda electoral por cualquier medio”, subraya el comunicado.

El domingo los bolivianos asistirán a las urnas para aprobar o rechazar la modificación parcial de la Constitución, que habilitará o no al presidente Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera para las elecciones generales de 2019.

ABI

El ataque a la Alcaldía de El Alto deja 6 muertos y 18 heridos

En medio de llanto y flanqueada por el obispo de El Alto, Eugenio Scarpellini, y concejales, la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, confirmó hoy la muerte de 6 funcionarios municipales y 18 heridos en la toma y posterior quema del edificio edil. La Policía, entretanto, reveló que no estaba enterada de lo que pasaba en el edificio y denunció que la turba impidió su trabajo.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, y el comandante de la Policía, general Édgar Téllez, ofrecieron una conferencia de prensa esta vtarde, en la que coincidieron en lamentar lo ocurrido y anunciar que una investigación establecerá responsabilidades. “Vamos a coadyuvar en que la investigación sea acelerada”, anticipó el ministro.

La mañana de hoy una marcha de padres de familia que exigía obras terminó en la toma y posterior incendio del edificio municipal. Saquearon muebles y documentos, muchos sobre investigaciones de casos de corrupción, e iniciaron un incendio de proporciones en la planta baja, que impidió a las personas del resto de los pisos evacuar la infraestructura.

Muchos subieron hasta la terraza y otros salieron por las ventanas para salvar sus vidas, según varias imágenes difundidas en redes sociales. Chapetón se preguntó qué hizo El Alto para merecer lo ocurrido la mañana de hoy, con el saldo de seis funcionarios muertos y 18 heridos que fueron evacuados a nosocomios de salud.

“El día de hoy un grupo de vándalos a la cabeza de Braulio Rocha (dirigente gremial) y dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) han decidido saquear e incendiar la Alcaldía central de la ciudad de El Alto. El MAS cierra de esta manera su campaña con heridos y muertos. Tenemos seis fallecidos, excompañeros de trabajo, y 18 heridos en hospitales de El Alto. No entendemos los alteños por qué nos tratan de esta manera”, afirmó en medio de llanto.

“Se le ha pedido a la Policía Nacional acudir a una convocatoria que se la ha hecho a tempranas horas del día para resguarda la institución. Lamentablemente no se ha acudido a tiempo para salvaguardas las vidas. Es imposible poder pensar en autoatentado, más bien se tiene que buscar a los culpables de este hecho”, remarcó la alcaldesa.

Por el contrario, el viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío, denunció que hubo una “franca provocación” de los funcionarios a los marchistas, debido a que les echaron agua hervida y otros elementos desde lo alto del edificio. Además afirmó que el jefe de seguridad de la Alcaldía, Dorian Ulloa, contrató a gente de “mal vivir” para infiltrarse en la protesta.

Romero explicó que cuatro personas perdieron la vida en un baño y otras dos no pudieron ser reanimadas, pese a haber sido evacuadas hasta la terraza de la infraestructura. Elío aseguró que funcionarios denunciaron que les impidieron abandonar sus puestos de trabajo.

Téllez denunció que la movilización no dejó operar a la Policía y que se tuvo que recurrir a gases lacrimógenos para dispersar a las movilizados a fin de permitir el ingreso de Bomberos, aunque aclaró que no tenían conocimiento exacto de lo que ocurría en el edificio. “No tuvimos idea de los que estaba pasando en el interior del edificio”, reconoció.

Chapetón identificó a Henry Alcón y Nelly Mamani, exsecretario financiero y exdirectora de Género en la gestión del exalcalde Édgar Patana, como parte de los autores que alentaron la toma y quema de la Alcaldía que tenía como  objetivo hacer desaparecer los archivos y documentos relacionados a actos de corrupción en la anterior gestión edil.

“Han destrozado toda la documentación del Municipio de El Alto. Estamos declarando duelo municipal en nuestra ciudad y vamos a seguir con fuerza porque sabemos que nuestra ciudad nos avala, porque sabemos que nuestra ciudad no quiere corrupción”, afirmó.

Scarpellini, Obispo titular de la Diócesis de El Alto, llamó a los autores a entregarse a la justicia. “Preséntense a la justicia para responder de sus actos”, dijo la autoridad eclesiástica. Y el Concejo Municipal declarará, en sesión de este jueves, 30 días de duelo.

La Razón