Polémica causó el año pasado el “taller de princesas” que impulsó la Consejera Regional Cathy Barriga en Maipú, el que buscaba que las niñas sacaran “toda esa femineidad, más tímidas a veces, pero que sueñan y que ven las princesas”, además de “aprender a caminar, para aprender a sentarse. Un poco de protocolo de como sentarse en una mesa. Los cubiertos y bueno, parte de ser y de potenciar aquellos talentos también que todas tienen, pero que lamentablemente no los manifiestan por miedo, por vergüenza”.

En contraparte, la Oficina de Protección de Derechos de la Infancia (OPD) de la Municipalidad de Iquique, apoyada por el Servicio Nacional de Menores (Sename), comenzó a trabajar en lo que es el Taller de “des-princesamiento”, dirigido a niñas entre nueve y 15 años.

Allí, según informó Cooperativa, dos sicólogas buscan fortalecer el valor del crecer libres de los prejuicios y estereotipos asociados al género, como, para el caso de las princesas, esperar al “príncipe azul”.

“Buscamos entregarles herramientas para que crezcan como niñas libres de prejuicios, empoderadas, con la convicción de que son capaces de cambiar el mundo y que no necesitan tener a un hombre al lado para ello”, explica Yury Bustamante, coordinador de la OPD a la radio.

El taller, que se imparte en la Casa de la Cultura de la ciudad nortina, contempla actividades manuales, canciones y debates donde las niñas reflexionan sobnre el concepto de ser mujer, de la belleza y de la felicidad independientes de una relación amorosa. De esta manera, ponen en cuestión las ideas transmitidas y legitimadas por los cuentos de hadas y las películas de Disney.

“‘Desprincesando’ esperamos abrir espacios de discusión con las niñas sobre la desigualdad de género, pero con elementos que ellas puedan identificar, para darles así una oportunidad para incorporar otros elementos en la construcción de su identidad como niñas“, explicó Bustamante.

Esto, incluso hizo eco en Argentina, donde un diario mendozino el que calificaron de “polémica” la iniciativa.

El Dínamo


Volver