Desde Washington el presidente Juan Manuel Santos dijo que cuando está por firmarse el acuerdo definitivo es más vulnerable, dejó ver su preocupación por algún incidente externo que lo pueda dañar como la desinformación o incluso un acto terrorista.

Así lo dijo en el auditorio principal del Ronald Reagan Building durante el conversatorio de los ‘Thiks Tanks’, los centros de pensamiento más importantes del país, el presidente Juan Manuel Santos y al entregar un balance de las negociaciones de paz con las Farc.

Según expresó “a veces temo y quiero hablar de estas personas que pueden dañar el proceso, que es muy fácil dar información errada y esta información errada a veces se va propagando y en la política a veces trata de no brindar la información idónea y podría esto dañar el proceso de paz”.

También consideró que “si viniera alguna persona negativa, que hiciera algún acto terrorista que hiciera que el proceso se encontrara en algún problema, pero obviamente esto tenemos que sobrepasarlo”.

Sobre la fecha dijo que para cumplir el plazo se deben acelerar las conversaciones, para ello los negociadores se reunieron en Cuba este martes con las Farc “y tenemos la esperanza de que vamos a poder firmar el 23 de marzo”.

“Si ocurre a los dos días, o un día antes o una semana después, en realidad no es importante, estamos usando ese plazo para tratar de llegar al final”, aseguró desde Estados Unidos el presidente Santos.

El mandatario se refirió además al acuerdo en materia de Justicia Transicional logrado con las Farc, donde afirmó que se cumplen todos los requisitos frente a los acuerdos internacionales, por lo que es un sistema que no permitirá ningún grado de impunidad.

Radio Caracol

Plan Colombia, sus éxitos y fracasos

Lograr una calificación unánime sobre si el Plan Colombia fue un éxito total o un fracaso rotundo es una utopía si se tienen en cuenta las diversas visiones sobre este millonario plan de asistencia estadounidense.

Este jueves se realiza en la Casa Blanca la conmemoración de los 15 años con la presencia de los presidentes Barack Obama, Juan Manuel Santos y Andrés Pastrana.

Mientras representantes de los gobiernos actuales en EE.UU. y Colombia resaltan este programa como uno de los más exitosos de la región durante la última década, ONGs y otros actores encargados de monitorear temas de seguridad y derechos humanos consideran que se cometieron errores que deben tenerse en cuenta para futuros acuerdos.

Para ser exactos, EE.UU. le entregó a Colombia, entre los ciclos fiscales 2000 – 2015, la suma de US9.940 millones de dólares; de los cuales, el 71% se destino a programas de asistencia en seguridad.Para los gobiernos de Colombia y de EE.UU. se obtuvieron los siguientes resultados, según cifras provistas por fuentes oficiales:

A favor

El Gobierno de Colombia asegura que a mediados de los años 90, el país llegó a tener 300 municipios sin presencia de policía, mas de 300 municipios sin presencia de los alcaldes elegidos, cerca del 30% de los municipios con presencia o control de las Farc o del ELN, otro 30% de municipios con control de grupos paramilitares y era el país más violento del mundo, con la tasa de homicidios y el número de secuestros más alto del mundo.

A raíz del esfuerzo con ayuda del Plan Colombia, se presentaron cambios como “operaciones especiales, de inteligencia, profesionalismo de las Fuerzas Armadas, respeto por los derechos humanos, fortalecimiento de los medios para luchar contra el narcotráfico, presencia del estado con inversión social en regiones apartadas”, entre otros.

Esto se sustentaría con las siguientes cifras:El tamaño del narcotráfico que enfrenta el país es el 30% de lo que era hace 15 años. En 1999 había cerca de 200 mil hectáreas de coca cultivadas, hoy hay 60 mil. En 1999 la producción métrica de coca era de 1.000 toneladas, hoy hablamos de 300 toneladas métricas.

En relación con las áreas más afectadas por el conflicto, el progreso se demuestra así:Cerca del 92% de los municipios de Colombia ya viven en posconflicto.

Hay más de 400 municipios que tienen cero homicidios.Solamente en el 8% de los municipios de Colombia se registra presencia de grupos armados.

En EE.UU., la política demostró ser bipartidista durante tres administraciones presidenciales: Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama. El secretario de Estado actual, John Kerry definió esta política bilateral como una de las más exitosas de los últimos años en EE.UU.

En contra

Según Human Rights Watch, el Plan Colombia otorgó partidas a Colombia a pesar de no cumplirse con todas las condiciones sobre respeto a los derechos humanos.

En especial, critica la falta de avances judiciales en contra de los responsables de la ejecución sistemática de más de 3.000 civiles —casos conocidos como “falsos positivos”—, perpetrada por brigadas del Ejército en Colombia entre 2002 y 2008.Por otra parte, la ONG Oficina en Washington para América Latina (Wola, por sus siglas en inglés), el número de desplazados por la violencia en Colombia fue muy alto durante los 15 años de aplicación del Plan Colombia, si bien se presentó una reducción.

“Más de seis millones de personas fueron victimizadas en el país durante la aplicación del Plan Colombia, según reza un informe presentado en la capital estadounidense en la previa de la visita del presidente Juan Manuel Santos. En resumen, durante este periodo, el promedio de desplazados en el país fue de 300 mil al mes.

Además, según este estudio, las peores violaciones a los derechos humanos por parte de militares colombianos se presentaron entre el 2004 y 2008, cuando los montos anuales del Plan Colombia llegaron a su punto más alto.

En otro frente, se presentaron múltiples ataques y amenazas en contra de líderes sindicales. En este ítem, las ONGs nacionales e internacionales siempre difieren con la Fiscalía colombiana en cuanto al número de víctimas.

Según Wola, 1.000 sindicalistas fueron asesinados entre el 2000 y el 2016; y siete mil fueron amenazados, mientras que 400 defensores de derechos humanos también fueron ultimados de forma violenta en ese periodo de tiempo.Según esas ONGs, este tema es de particular gravedad si hablamos de éxitos del Plan Colombia, fue de los fondos enviados por EE.UU., el 71% se destinó para asistencia en seguridad y las cifras no dan cuenta del progreso que resaltan los gobiernos implicados.

Radio Caracol