“Las perspectivas para Centroamérica son de un poquito más de un 4% de crecimiento para 2016-2017”, dijo en conferencia de prensa Jordi Prat, economista del BID.

Esas perspectivas de crecimiento, superiores al resto de América Latina, se deben a que la región centroamericana no depende de la exportación de petróleo, cuyo precio ha bajado considerablemente.

Además, según Prat, 40% de las exportaciones centroamericanas tienen como destino Estados Unidos, “que es el país desarrollado que está creciendo”, mientras que otro 25% se exporta a la propia región, también en expansión.

Por ese motivo, el BID, que financiará proyectos en la región en 2016 por US$2 mil 500 millones, ve esta coyuntura como una gran oportunidad de desarrollo.
“Nosotros vemos esto como una gran oportunidad en la cual Centroamérica debería tratar de consolidar su posición fiscal”, dijo Gina Montiel, gerente general del BID para México, Centroamérica y República Dominicana.

Según Montiel, Centroamérica “podría insertarse mejor” en el comercio con los mercados de de Estados Unidos y México.

Según estas fuentes, el BID centra este año su participación en proyectos donde considera que los países centroamericanos necesitan más ayuda, como en el campo energético, la salud y la seguridad, además del mejoramiento del capital humano, educación, protección social y logística.

Recursos

Al menos US$2 mil 500 millones ofrece para el 2016 el BID para proyectos de desarrollo sostenible a Centroamérica y República Dominicana, informó una fuente oficial.

El BID ofrece sustento a diversos proyectos de infraestructura, logística, salud, educación, redes de protección social y mejoras en la administración tributaria, dijo en rueda de prensa Montiel. El BID está apoyando a los países de la región a mejorar la administración tributaria con herramientas modernas para el sistema de recaudación.

Prensa Libre

Nodal Economía