Un comité legal de la ONU pidió este viernes acabar con la “detención” arbitraria de Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, alimentando así las esperanzas del australiano de salir después de más de 3 años y medio.

En un dictamen no vinculante, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU estimó además que el fundador de Wikileaks merece una indemnización.

“Julian Assange fue detenido arbitrariamente por Suecia y el Reino Unido desde su arresto en Londres el 7 de diciembre de 2010”, afirmó el grupo de trabajo de la ONU.

Los 5 expertos independientes instan a “las autoridades suecas y británicas” a poner fin a su detención y a respetar su derecho a recibir una compensación.

Sin embargo, Londres insistió en que el dictamen “no cambia nada”.

El fundador de Wikileaks “nunca estuvo detenido arbitrariamente por el Reino Unido (…) De hecho, está evitando voluntariamente una detención legal al elegir permanecer en la embajada ecuatoriana”, dijo un portavoz en un comunicado del Foreign Office.

Estocolmo se manifestó en la misma línea el jueves, cuando trascendió lo esencial del dictamen.

Pero Assange ofreció entregarse este viernes al mediodía si el fallo le era desfavorable, y al contrario, instó a las autoridades a dejarlo salir sin importunarlo si la ONU le daba la razón.

eltelegrafo

Canciller de Ecuador dice que ‘es tiempo de que dejen libre a Assange’

El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, señaló hoy, 5  de febrero de 2016, que “es tiempo de que dejen libre” al fundador de WikiLeaks, el australiano Julián Assange, asilado en la Embajada del país andino en Londres desde 2012.

“Es tiempo de que dejen libre a Julián Assange”, dijo Patiño en una entrevista con la televisión Telesur y lo reiteró en rueda de prensa, tras conocerse que el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias considerase que la detención de Assange es arbitraria.

Assange, quien reveló secretos de la seguridad estadounidense a través de WikiLeaks, presentó su caso a ese órgano de la ONU en 2014. Con la decisión del grupo de trabajo de la ONU, dijo Patiño, “queda perfectamente claro de que estamos hablando de una persecución política, si no, cómo se explica que dos países tengan arbitrariamente detenido a un ciudadano sin el derecho, ni el mínimo derecho, a la defensa y a la presunción de su inocencia?”.

El Canciller añadió que cuando se habla de “detención arbitraria” se considera que hay una “víctima” de ello, que “debe ser resarcida por aquellos estados que son responsables de hacerlo” por acción y por omisión. “En el caso de la justicia sueca, evidentemente la omisión de haber seguido el debido proceso y de haberlo puesto en total indefensión.

Por eso es que Julián Assange acude a las Naciones Unidas, no tiene otra alternativa, porque su confinamiento iba a ser indefinido por las reacciones de los gobiernos de Suecia y el Reino Unido”, comentó. Para Patiño, la declaración del grupo de trabajo de la ONU es “tremendamente importante” y debe ser observada pues -afirmó- no se puede continuar “aceptando que se tenga posiciones, actitudes, conductas, políticas arbitrarias”.

El canciller consideró que la decisión del Grupo de Trabajo de la ONU “demuestra hasta la saciedad la razón” de Ecuador para dar el asilo a Assange. “Es una evidente persecución política, si no, no se podría entender que se haya actuado con tanta arbitrariedad y violación a los instrumentos internacionales en el caso” de Assange, recalcó.

Reiteró que “ya es tiempo de que ambos gobiernos, el de Suecia, y el del Reino Unido, dejen en libertad a Julián Assange, no continúen con esta detención arbitraria y, además, hagan la resarción de él respecto a esta situación que está viviendo, que no se quede en la impunidad este proceso que ha seguido”, apuntó.

Cuestionó que el Reino Unido haya optado por no reconocer la decisión del grupo de trabajo de la ONU: “Es el colmo de la arbitrariedad permanente que se ha tenido en este caso y que ahora continúa”, indicó. “Ojalá que la comunidad internacional sea capaz de modificar esta actitud, esta conducta absolutamente irregular, arbitraria de estos dos países que están sosteniendo una situación que no se corresponde con los derechos humanos. Para el mundo debe ser intolerable lo que está sucediendo”, añadió. El canciller mencionó también que en el caso de Assange hay un “problema humanitario” pues la Embajada de Ecuador en Londres no tiene instrumentos médicos para atender la salud de Assange, quien presenta molestias en un hombro.

Patiño dijo que Ecuador debe ahora analizar qué hará, desde el punto legal y de la diplomacia internacional, tras la decisión del grupo de trabajo de la ONU, revelada oficialmente hoy. Assange se refugió en 2012 en la embajada de Ecuador para evitar que las autoridades británicas le extraditasen a Suecia, país que solicitó su entrega para investigaciones en relación con unos supuestos delitos de agresión sexual, que él niega.

El Comercio

Fallo del “Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria” de la ONU sobre la privación de libertad de Julian Assange

On 4 December 2015, the Working Group on Arbitrary Detention (WGAD) adopted Opinion No. 54/2015, in which it considered that Mr. Julian Assange was arbitrarily detained by the Governments of Sweden and the United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland. In that opinion, the Working Group recognized that Mr. Assange is entitled to his freedom of movement and to compensation. The application was filed with the Working Group in September 2014. The Opinion 54/2015 was sent to the Governments of Sweden and the United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland on 22 January 2016 in accordance with the Working Group’s Methods of Work.

Given that Mr. Assange is an Australian citizen, one of the members of the Working Group who shares his nationality recused herself from participating in the deliberations.  Another member of the Working Group disagreed with the position of the majority and considered that the situation of Mr. Assange is not one of detention and therefore falls outside the mandate of the Working Group.

In mid-2010, a Swedish Prosecutor commenced an investigation against Mr. Assange based on allegations of sexual misconduct. On 7 December 2010, pursuant to an international arrest warrant issued at the request of the Swedish Prosecutor, Mr. Assange was detained in Wandsworth Prison for 10 days in isolation. Thereafter, he was subjected to house arrest for 550 days.  While under house arrest in the United Kingdom, Mr. Assange requested the Republic of Ecuador to grant him refugee status at its Embassy in London. The Republic of Ecuador granted asylum because of Mr. Assange’s fear that if he was extradited to Sweden, he would be further extradited to the United States where he would face serious criminal charges for the peaceful exercise of his freedoms.  Since August 2012, Mr. Assange has not been able to leave the Ecuadorian Embassy and is subject to extensive surveillance by the British police.

The Working Group considered that Mr. Assange has been subjected to different forms of deprivation of liberty: initial detention in Wandsworth prison which was followed by house arrest and his confinement at the Ecuadorian Embassy.  Having concluded that there was a continuous deprivation of liberty, the Working Group also found that the detention was arbitrary because he was held in isolation during the first stage of detention and because of the lack of diligence by the Swedish Prosecutor in its investigations, which resulted in the lengthy detention of Mr. Assange.  The Working Group found that this detention is in violation of Articles 9 and 10 of the UDHR and Articles 7, 9(1), 9(3), 9(4), 10 and 14 of the ICCPR, and falls within category III as defined in its Methods of Work.

The Working Group therefore requested Sweden and the United Kingdom to assess the situation of Mr. Assange to ensure his safety and physical integrity, to facilitate the exercise of his right to freedom of movement in an expedient manner, and to ensure the full enjoyment of his rights guaranteed by the international norms on detention. The Working Group also considered that the detention should be brought to an end and that Mr. Assange should be afforded the right to compensation.

5 February 2016

ohchr

Inglaterra y Suecia desconocen fallo a favor de Assange

Un panel de expertos de la ONU considera que Julian Assange ha sido detenido de forma arbitraria al llevar más de tres años en la Embajada de Ecuador en Londres. Así lo informó ayer la BBC. Pero Reino Unido y Suecia se niegan a retirar las órdenes de prisión que pesan contra él.

La decisión será explicada hoy por el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias. Sin embargo, el influyente programa Today de la radio 4 de la BBC anticipó que el dictamen ya fue comunicado a Londres y Estocolmo. En esta última ciudad, la cancillería de ese país confirmó la versión.

Previamente, el fundador de WikiLeaks, de 44 años, emitió un comunicado. En el texto asegura que se entregará a la Policía británica hoy mismo si el panel internacional falla en su contra. “Si la ONU anuncia mañana que he perdido mi caso contra el Reino Unido y Suecia, abandonaré la Embajada el mediodía del viernes para aceptar ser arrestado por la Policía británica, ya que no hay ninguna posibilidad significativa de apelar más”.

La nota agrega que “de todos modos, si logro ganar y los países en cuestión son hallados culpables de haber actuado ilegalmente, espero que me devuelvan de inmediato mi pasaporte y se ponga fin a todo intento de arrestarme”. Sin embargo, la Policía Metropolitana de Londres advirtió que Assange será arrestado de todos modos si sale de la dependencia diplomática ecuatoriana. “El pedido de captura sigue en pie”, indicó un vocero de la Scotland Yard.

En septiembre de 2014, Assange presentó una denuncia formal contra Suecia y Gran Bretaña ante el Grupo de Trabajo de la ONU. Él consideró que su detención en la Embajada ecuatoriana es ilegal. En la práctica el australiano ha pasado encerrado en una pequeña habitación desde 2012.

La denuncia explicaba que vive en una habitación de 30 metros cuadrados dentro de la Embajada, sin luz natural o aire fresco. Ese claustro tuvo un impacto muy negativo en su salud física y mental.

Cualquier decisión del grupo de Naciones Unidas no será legalmente vinculante para los países afectados, pero debido a su peso moral otras personas fueron liberadas en el pasado tras un dictamen favorable, como la política birmana y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi.

Los expertos legales del panel recibieron pruebas de descargo de Reino Unido y Suecia. De acuerdo a la BBC de Londres, la sentencia no tiene influencia formal sobre las autoridades británicas y suecas, y agrega que la Cancillería inglesa (Foreign Office) se mantiene en que “tiene la obligación de extraditar a Assange a Suecia”.

Consultado por EL TELÉGRAFO un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores británico, este confirmó que el país europeo “sigue teniendo la obligación de extraditar a Assange”.

Desde Estocolmo, la fiscalía sueca también reaccionó. Ellos se pronunciaron en la misma línea que los británicos: que el pronunciamiento de la ONU no tiene efectos sobre la orden de detención.

Suecia firmó en diciembre un acuerdo de cooperación judicial con Ecuador. Esa carta permitirá a los suecos interrogar a Assange. La solicitud fue entregada en enero pero devuelta por Quito por considerar que tenía errores.

El fundador de WikiLeaks permanece en la Embajada de Ecuador en Londres desde hace tres años y medio para evitar ser extraditado a Suecia. Allí es requerido para responder a una denuncia de abuso sexual a dos mujeres. El australiano ha negado categóricamente esa versión en reiteradas ocasiones.

Assange teme que si se lo traslada a Suecia sea, eventualmente, extraditado a Estados Unidos. Estima que en ese país podría ser juzgado por la filtración de cientos de miles de documentos diplomáticos y militares clasificados. Por eso enfrentaría la cadena perpetua o inclusive la muerte.

El activista fue originalmente arrestado en Londres en 2010 bajo la orden europea de detención y entrega, también conocida como “euro-orden”, que había emitido Suecia.

En octubre pasado, Scotland Yard retiró a los agentes armados fuera de la Embajada de Ecuador, ya que los costos de seguridad habían superado los $ 18,4 millones. Sin embargo, subrayó que mantendrá “un número de tácticas cubiertas y encubiertas para arrestarlo”.

Por su parte, el grupo ‘Justice4Assange’ y también otros simpatizantes y seguidores del activista australiano convocaron a una vigilia fuera de la Embajada de Ecuador en Londres, con pancartas y mensajes de apoyo por la liberación inmediata de Assange. Allí el fundador de WikiLeaks ha recibido visitas y ha participado en conferencias virtuales a lo largo de su encierro. (I)
Quito mantiene el asilo diplomático al activista

Ecuador mantendrá la “protección” al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres. Eso pese a que el australiano se entregará a las autoridades británicas si la ONU considera legal su detención.

“Es una decisión personal. Nosotros le hemos dado la protección y por supuesto se mantiene esa protección, se mantienen los fundamentos por los cuales nosotros le dimos el asilo”, declaró el canciller Ricardo Patiño.

“Por alguna razón él está señalando que si no le da la razón el Grupo de Trabajo (sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU) se entregaría; seguramente pensará que sí le van a dar la razón”, agregó el diplomático durante una rueda de prensa efectuada en Quito.

El Telégrafo


Volver