El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, afirmó que no existe un plan para devolver a Cuba el territorio de la Base Naval de Guantánamo, si la prisión naval estadounidense es cerrada.

Durante una audiencia en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Kerry afirmó que “se opondría personalmente” a cualquier propuesta en ese sentido.

El Secretario de Estado reiteró la posición de la administración Obama de cerrar Guantánamo. “Estoy convencido de que nos hará más seguros, porque ha sido una increíble herramienta de reclutamiento” para grupos terroristas como al-Qaeda y el Estado Islámico.

Kerry añadió que en los videos de decapitaciones del grupo terrorista, las víctimas aparecen con trajes anaranjados como los de los prisioneros de Guantánamo.  “¿De dónde cree que sacaron la idea?” preguntó.

En otra audiencia en el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, el secretario de Defensa, Ash Carter, afirmó que el tema de Guantánamo no está en agenda durante la visita del presidente Barack Obama a Cuba, en marzo. El presidente no hará ningún anuncio al respecto, dijo Carter.

Cuba ha insistido desde que se inició el descongelamiento de relaciones en el levantamiento del embargo y la devolución del territorio de la Base Naval de Guantánamo.

La Base fue establecida en 1898 cuando Estados Unidos ocupó militarmente Cuba, después que venció a España en la guerra hispano-estadounidense, y el penal que alberga los detenidos por terrorismo comenzó a funcionar en 2002 durante el gobierno del presidente George W. Bush, después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Voz de América

Testimonio del Secretario de Estado John Kerry ante el Comité de RREE del Congreso de los Estados Unidos