Entrevista a “Pepe” Mujica: “Cuba trabaja en su apertura hacia el mundo”

El expresidente uruguayo José Mujica destacó que le líder cubano Fidel Castro está en la categoría de mito del pueblo, y activo y comprometido con cosas concretas que hacen a la vida de la gente.

En una extensa entrevista que publica hoy el periódico La República, el actual senador por el Frente Amplio habló sobre su reciente viaje a La Habana, Cuba, donde sostuvo un encuentro con el líder histórico de la Revolución cubana.

“Me sorprendió que lee sin lentes, está vivaz, hace preguntas inteligentes permanentemente como siempre. Lo vi hasta mejor de lo que lo había visto hace dos años. Está bien”, describió.

Mujica remarcó que “el pueblo cubano puede criticar hasta a Dios pero Fidel es una cosa mítica”.

Afirmó que da gusto hablar con Fidel y su hermano Raúl “porque uno registra episodios importantes de la historia del siglo XX que ellos vivieron y que tuvieron repercusiones mundiales”.

Y uno tiende a ver la “historia en calzoncillos y no como la cuentan los libros de historia, porque ellos la vivieron”, añadió.

Interrogado sobre cómo vive Fidel, el senador frenteamplista apuntó que vive en una finca, “es una casa de clase media típica, bastante sencilla y tiene un pedazo de campo que viene a ser como una chacra, donde tiene un montón de parcelas con trabajos experimentales”.

Explicó que el Comandante en Jefe cubano monitorea una serie de elementos que tienen que ver con el uso de nuevas variedades forrajeras y leguminosas que puedan servir para mejorar la ganadería cubana.

“Me hizo comer yogurt de oveja, que yo nunca había comido y que es mucho más espeso que el común, dijo el expresidente, y contó que “estaba trabajando con unas semillas traídas de Perú que al parecer son muy ricas en omega tres”.

Mujica comentó que Fidel está “muy preocupado por el mosquito” (Aedes aegypti) y le leyó un escrito que tenía sobre cómo llegó desde la Polinesia, a través de la Isla de Pascua, y “unos esquiadores lo llevaron al continente sin darse cuenta”.

Él estaba alarmado porque en ese momento lo veía como algo muy grave y no notaba una reacción importante, aseveró.

“Matar a Sendic parece importante para la oposición y para alguien más”

El ex presidente José Mujica concedió una profunda entrevista a LA REPÚBLICA y planteó que a la luz de lo que sucedió con la Investigadora de Ancap, “matar a Sendic parece que es muy importante para la oposición, y no sé si para alguien más”.

Sentado en el patio de su chacra, el senador hizo un repaso de todos los temas centrales del país y contó con lujo de detalles su encuentro en Cuba con Fidel Castro, con quien compartió una larga charla en su casa en La Habana.

Reconoció que la disputa pública que mantuvo con el ministro de Economía, Danilo Astori, calentó demasiado la interna del Frente Amplio, pero expresó su respeto por quien considera “un compañero con gran capacidad”. Se mostró convencido de que el líder de Asamblea Uruguay será candidato en la próxima elección “y está bien que lo sea”, agregó.

Pero dejó planteada su duda sobre lo ocurrido en el ente. “No puedo entender, si hubo auditorías y si la oposición integró todos los directorios y el 90% de las cosas las votó por unanimidad, si algo no estaba bien, por qué no lo avisaron antes, sino para qué estaban”, se preguntó.

Mujica dijo estar convencido de que la oposición le pega por todos lados porque tienen miedo de que vuelva a ser candidato, pero no le preocupa en lo más mínimo y hasta prefiere que se la agarren con él y no con Tabaré.

“Si a mí me toca estar en el picadero para que él esté aliviado, fenómeno. Total qué le hace una raya más al tigre”.

Ancap

El exmandatario no eludió el tema Ancap y puso el acento en las duras críticas que se hace a la gestión de Raúl Sendic. Se mostró de acuerdo con el actual vicepresidente en que detrás de todo esto hay una intencionalidad política para sacarlo del medio o “matarlo” políticamente.

Responsabilizó en primer lugar a la oposición que “está en campaña desde hace rato” y dejó abierta la posibilidad hacia otros sectores, pero prefirió no ahondar en ello.

“La oposición quiere matarlo y no sé si alguien más también”, recalcó.

Reiteró su punto de vista sobre la estrategia con la que trabajó Ancap y denunció que si lo que ahora dicen es cierto “¿para qué estaban los directores de la oposición que el 90% de las cosas las votaron por unanimidad”.

“Hay cosas que no entiendo. Cómo un Ancap que no tenía ningún plan estratégico en el 2007, luego de discutir mucho internamente generamos un plan estratégico que fue acompañado por todas las fuerzas políticas, y después se supone que había que controlar el cumplimiento de lo acordado. Eso se fue llevando paso a paso adelante, con auditorías. Y la oposición integró todos los directorios y el 90% de las cosas las votó por unanimidad. Esto pone en tela de juicio la capacidad de los controles, Y de ser cierto lo que ahora dicen, ¿para qué estaban?, ¿por qué no avisaron antes? Y si no es cierto, peor. Yo no lo puedo entender”, señaló.

A su entender, la Comisión Investigadora no sirve para nada. Y tampoco ayudará que el Frente reconozca que pudo haber algún error, pero de ninguna manera delitos. “No, no ayuda nada. La oposición está en otra, está en l´enfant terrible. Nada le viene bien, si está porque está y si no está porque no está. Porque en el fondo hay una campaña electoral anticipada, y matar a Sendic parece que es muy importante para la oposición, y no sé si para alguien más. Bueno, así será”, remarcó.

– ¿Saldrá una posición consensuada del FA?

“No lo sé. No he participado de las discusiones internas. Voy a ir a la sesión pero no sé. Yo fui parlamentario desde hace mucho y vi Investigadoras, estoy de acuerdo en que hay que investigar, pero creo que los mecanismos que tenemos en el Parlamento no sirven. Creo que habría que generar otra cosa que no estuviera en nuestras manos. Que nosotros podamos pedir que se investigue, pero que el proceso fuera mucho más independiente. Porque la política nos ata y nuestra situación no es buena para ser jueces. Yo creo que esto está en la base de la separación de poderes y porqué la Justicia tiene que estar aparte”.

“He visto tanta injusticia y tanto circo que no creo en ese mecanismo”.

– ¿Qué opina del cambio en el control de los entes?

“El gobierno tiene necesidades fiscales y me parece bien que en un momento difícil, las empresas públicas aporten. ¿Cuál es el límite? La inversión. Las empresas públicas tienen que invertir porque de lo contrario envejecen. Y tal vez, el derecho público y el derecho laboral público, merecerían ser colocados arriba de la mesa y ser re- estudiados. Me duele mucho que haya dos tipos de ciudadanos. Unos los que trabajan en la empresa privada, y otros los que trabajan en el Estado. Me parece discriminatorio para algunos”.

“Hay cuestiones de procedimiento y de estilo que están instauradas en el Estado y que no ayudan al desarrollo de la responsabilidad en muchos casos. En todas partes hay un conjunto de ciudadanos que se ponen la tarea al hombro y salvan a la institución. Y no se puede decir que los buenos son los míos. Pero está visto que las disposiciones tradicionales no ayudan a que la gente mejore”.

Alas U

“Tienen un desafío tremendo, creo que debe ser la única aerolínea cooperativa del mundo. Están enfrentando una verdadera proeza. Tengo necesidad de creer en los trabajadores cuando colectivamente se organizan, pero tienen que superar el drama de la dependencia y pasar a entender que, juntos, deben asumir ahora toda la responsabilidad. Y esa es lo más difícil, pero ojalá que les vaya bien a los compañeros”.

“Me encantaría ser candidato”

El tema de su candidatura siempre está en el candelero y en distintos sectores se escuchan especulaciones sobre esa posibilidad. De hecho, Mujica está convencido de que las fuertes críticas que recibió en los últimos meses de blancos y colorados tienen que ver con eso.

“Creo que sin darse cuenta tienen temor de que vuelva a ser candidato. Se equivocan, pero yo no los voy a convencer. Pero no porque no me guste, ahhh me gustaría. Pero tendría que tener unos cuantos años menos. Me encantaría.”

– ¿Hoy lo cree imposible?

“A la altura de la vida que estoy tengo que aspirar a vivir un poco más, si me meto responsabilidades que sé que físicamente me quedan grandes y me van a agotar, lo único que estoy es precipitando es el día en que voy a ir al cementerio. Y entre el honor y la vida, prefiero la vida” (risas).

(Se pone serio) “Me encantaría si pudiera, pero estoy convencido de que no puedo. Tengo 81 años y a los 85 no sé cómo voy a estar”.

– Usted viene de estar con Fidel y Raúl Castro que siguen al frente de Cuba.

“Sí, pero Fidel se fue del gobierno. Y se fue hace rato. Y Raúl se va, ya tiene la decisión tomada y tiene 85 años. ¿Por qué? Porque con la biología no se puede y hay que respetarla porque es determinante”.

“Fidel está muy preocupado por el mosquito”

“Fidel está en la categoría de mito del pueblo cubano. El pueblo cubano puede criticar hasta a Dios pero Fidel es una cosa mítica”.

“Da gusto hablar con Fidel y el hermano, porque uno registra episodios importantes de la historia del siglo XX que ellos vivieron y que tuvieron repercusiones mundiales. Y uno tiende a ver la historia en calzoncillos y no como la cuentan los libros de historia, porque los tipos la vivieron”.

– ¿Cómo vive?

“Fidel vive en una finca, es una casa de clase media típica, bastante sencilla y tiene un pedazo de campo que viene a ser como una chacra, donde tiene un montón de parcelas con trabajos experimentales. El recorre, me han dicho, con una silla eléctrica porque tiene dificultades para caminar y está monitoreando una serie de elementos que tienen que ver con el uso de nuevas forrajeras y leguminosas que puedan servir para mejorar la ganadería cubana. Me hizo comer yogurth de oveja, que yo nunca había comido y que es mucho más espeso que el común. Estaba trabajando con unas semillas traídas de Perú que al parecer son muy ricas en omega 3”.

“Está activo y comprometido con cosas concretas que hacen a la vida de la gente. Está muy preocupado por el mosquito. Me leyó un escrito que tenía sobre cómo llegó desde la Polinesia, a través de la Isla de Pascua unos esquiadores lo llevaron al continente sin darse cuenta. Y él estaba alarmado porque en ese momento lo veía como algo muy grave y no notaba una reacción importante”.

“Si a la Argentina le va bien, nos va bien a nosotros”

“Vamos a ver lo que pasa. Seguramente que van a tener sus problemas. Las preocupaciones y el apuro, tal vez les ayuden a pensar. Nosotros necesitamos aprender a respetar la diversidad de la región, pero ellos también. A pesar de las diferencias tenemos muchos intereses comunes. La historia nos enseñó que si a la Argentina le va bien, nos va bien a nosotros. Y si le va mal, también nos afecta. Por eso, estamos en un cambio, y la realidad es que nuestra política de integración es muy lerda, ya lo era antes, es muy declaratoria y poco efectiva”.“Porque los gobiernos están metidos en la defensa de su estado nacional y preocupados por sus problemas de corto plazo, y eso es comprensible. Los problemas de más largo plazo como la integración, llegan con muy poca urgencia a la decisión de los gobiernos y la van posponiendo”.

“Veremos si logramos madurar y darnos cuenta de que estamos en un mundo en el que si no logramos establecer un conjunto de políticas comunes que nos defiendan, nuestra capacidad de negociación con el resto del mundo va a estar restringida, porque en América necesitamos una voz común, no 20 voces. No sé si lo lograremos”.

“La principal causa en común debe ser eliminar la pobreza en toda la región. Pero no sé si nos dará la nafta”.

“Cuba trabaja en su apertura hacia el mundo”

“Noté mucho movimiento, una presencia importante de turismo. Copa puso 4 vuelos diarios a Cuba. Creo que hay una aerolínea americana que está por poner otros vuelos más. Todo ello va a tonificar la economía cubana y el trabajo”.

“Ellos tienen un proyecto de largo plazo en el Puerto Mariel que fue construido con la ayuda de Brasil, un puerto de aguas profundas y tienen planeada una zona franca de carácter industrial. Están haciendo una vía ferroviaria. Nada será inmediato pero le abre una perspectiva interesante para la economía”.

“Y con el aumento del turismo la situación va a ir mejorando. Están reconstruyendo La Habana tratando de mantenerle el carácter. Tienen un inconveniente y una ventaja. El inconveniente es que al no haber especulación inmobiliaria no aparecieron las torres gigantescas y La Habana presenta su fachada colonial, antigua. El clima es muy húmedo, y algunas zonas están derruidas, pero en la medida en que vayan reconstruyéndola, La Habana será una ciudad preciosa”.

“Y tiene otro gran factor que es la seguridad. En Cuba se puede caminar a cualquier hora por cualquier lugar sin correr peligro y no hay ningún país de América Latina que pueda ofrecer eso”.

“Tiene alguna debilidad agrícola, ahora tienen colaboración para mejorar técnicamente la ganadería. Y tienen una brecha importante de alimentación. Han repartido más de un millón de hectáreas en productores particulares pero tienen otro millón y no tienen candidatos”.

“Hay una voluntad a su manera de generar cambios que incentiven la actividad privada, pequeña, de carácter familiar y el Estado dedicarse a las grandes cosas. Una apertura hacia el mundo, dándose cuenta de que en su geografía y con la mejora en la relación con Estados Unidos, le va a significar el advenimiento de mucho turismo”.

Portal Alba