Mientras los republicanos y los demócratas van definiendo la carrera por la candidatura a la presidencia de los Estados Unidos, las percepciones sobre Puerto Rico del liderato político estadounidense va aclarándose con algunos candidatos mostrando más interés que otros sobre la isla, cuyos habitantes no tienen el derecho a votar en las elecciones presidenciales, pero sí en las primarias.

En dos de los debates que han servido como antesala al periodo de primarias presidenciales se ha mencionado Puerto Rico. En uno, el exgobernador de Maryland, Martin O’Malley –quien el lunes se retiró de la contienda primarista- objetó en un debate celebrado en Carolina del Sur que no se haya debatido sobre la crisis fiscal de Puerto Rico. O’Malley fue también el primer candidato presidencial demócrata en expresarse a favor de extender a Puerto Rico la aplicación del capítulo 9 de la ley de quiebras federal. Este estatuto ha estado al centro de la discusión en el Congreso sobre la crisis fiscal de Puerto Rico.

Posteriormente, en un debate de los aspirantes por el Partido Repúblicano, el exgobernador de Florida, Jeb Bush, manifestó que los Estados Unidos no debían ofrecer un rescate financiero a Puerto Rico. Sin embargo, hizo hincapié en el derecho de los puertorriqueños a la autodeterminación y dijo favorecer la estadidad para la Isla. Sin embargo, dijo que, antes de que Puerto Rico pueda ser estado deben resolverse los problemas fiscales en materia fiscal.

“El proceso de la estadidad o el estatus de Puerto Rico no se resolverá hasta que agarremos los asuntos más grandes como manejar los problemas económicos estructurales que Puerto Rico está enfrentando en estos momentos”, dijo Bush.

Aquí algunas de las posturas conocidas de los principales aspirantes presidenciales.

DEMOCRÁTAS

Hillary Clinton

La exsenadora y ex secretaria de Estado ha sido una de las que más se ha expresado sobre los temas puertorriqueños. En unas declaraciones públicas, Clintón señaló que el Congreso y la administración del presidente Barack Obama deben proveer las herramientas necesarias para que Puerto Rico pueda enfrentar el desafío fiscal que enfrenta. Indicó que favorece la extensión a Puerto Rico del capítulo 9 de quiebras federal. También expresó que debe hacerse un análisis profundo que determine por qué la economía de Puerto Rico no ha crecido como la de los Estados Unidos. También se mostró a favor de un mejor trato para Puerto Rico en los programas federales incluyendo Medicaid y Medicare. Del mismo modo, ha expresado dudas sobre la posibilidad de que Puerto Rico salga a flote simplemente tomando medidas de asuteridad. En diciembre, Clinton criticó que no se incluyera algún alivio para Puerto Rico como parte del omnibús presupuestario.

Bernie Sanders

Sanders tambiénha sido uno de los que ha tratado el tema de Puerto Rico ampliamente. En julio se expresó en apoyo de la medida congresional que extendería a Puerto Rico las protecciones del capítulo 9 de la ley de quiebra federal. También, expresó a favor de una reestructuración de la deuda pública de modo que no se afecten los servicios que reciben los puertorriqueños. Indicó que la meta de los Estados Unidos no debe ser solo de proveer la flexibilidad legal para que se pueda reestructurar la deuda sino que EE.UU. debe proveer las herramientas suficientes para que Puerto Rico pueda reconstruir la economía. El senador independiente por Vermont en octubre le envió una carta al secretario del Tesoro, Jacob Lew, urgiendo por acción desde la rama ejecutiva que ayude a paliar la crisis. Del mismo modo, recomendó que se audite la deuda de Puerto Rico y que se aumente la aportación federal que recibe la isla por concepto de Medicare y Medicaid. En sus alocuciones ha criticado la actitud de las firmas de los llamados fondos buitres que buscan “generar dinero” a consecuencia del sufrimiento en Puerto Rico. En un foro celebrado en agosto de 2015, Sanders comparó el caso de Puerto Rico con el de Grecia.

Republicanos

Marco Rubio

En el 2015 celebró una recaudación de fondos en Puerto Rico. En ese momento hizo público que no apoya la extensión a Puerto Rico del capítulo 9 de la ley de quiebras federal. Algunos medios estadounidenses han resaltado que entre los principales donantes a la campaña de Rubio se encuentran varias firmas de inversión con bonos de Puerto Rico. En cambio, Rubio propone que en Puerto Rico se reduzca el gasto público y el tamaño del gobierno y se provea para un alivio contributivo. En cuanto al tema del status político, Rubio, quien se expresó como un favorecedor de la estadidad, señaló que los puertorriqueños deben expresarse en una votación clara y se comprometió a apoyar un plebiscito federal en el que se le pregunte a los puertorriqueños si quieren convertise en estado de los Estados Unidos.

Donald Trump

El más controversial de los aspirantes republicanos a la presidencia de los Estados Unidos ha sido un tanto esquivo en torno al tema de Puerto Rico. El magnate inmobiliario ha reiterado el derecho a la autodeterminación de los puertorriqueños en lo que respecta al tema del status político. En cuanto a la crisis fiscal de Puerto Rico, Trump no ha hecho mayor referencia. Sin embargo, en múltiples ocasiones se han publicado artículos satíricos en los que se le atribuye a Trump declaraciones exageradas sobre Puerto Rico.

Ted Cruz

El senador, de ascendencia canadiense, no ha hecho expresiones mayores sobre los asuntos relacionados a Puerto Rico. No obstante, algunos informes de prensa apuntan aque Cruz, quien salió vencedero en la primaria republicana en Iowa, está buscando apoyo de los políticos locales asociados al partido republicano de cara a una cerrada contienda primarista.

El Nuevo Día