Un nuevo grupo de migrantes cubanos llegará hoy a El Salvador, procedente de Costa Rica, en ruta hacia Estados Unidos.

Luego del Plan Piloto puesto en práctica el pasado 12 de enero y el análisis del mismo, se reiniciará el traslado de los más de siete mil cubanos varados en esa nación desde hace tres meses.

De acuerdo con la cancillería salvadoreña, deben realizarse dos vuelos por semana, programados para hoy y los días 9, 11, 16, 18, 23 y 25 de este mes.

El proceso de traslado será similar a la experiencia de movilización, del 12 de enero, cuando 180 personas fueron trasportadas por vía aérea desde Costa Rica hasta El Salvador, y de aquí en ómnibus hasta Guatemala y luego a México.

Autoridades salvadoreñas recibirán a los migrantes cubanos en el sector de Atención a Repatriados en el Aeropuerto Internacional Monseñor Ôscar Arnulfo Romero, unos 45 kilómetros al sur de esta capital, donde se realizarán los respectivos procesos migratorios.

El equipo lo integrarán funcionarios de la cancillería, de la Dirección General de Migración y Extranjería, la Dirección de Aduanas, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma, la Policía Nacional Civil y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La administración del presidente Salvador Sánchez Cerén reafirma su compromiso de garantizar que estos nuevos operativos de traslado humanitario de los migrantes cubanos por la nación salvadoreña, se lleven a cabo de manera ordenada y segura.

El canciller del El Salvador, Hugo Martínez, ha expresado acerca de la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos, pies mojados, que otorga beneficios especiales a cubanos que logren llegar a Estados Unidos de forma irregular, que se trata de “un doble estándar”.

Considera que, bajo los principios universales de los derechos humanos, de igualdad, entre otros, lo más conveniente es que haya una sola política migratoria del país de destino (Estados Unidos).

Lo que nosotros quisiéramos es que todos los migrantes de la región centroamericana tuvieran el mismo trato, ha reiterado el ministro.

Prensa Latina