Diecinueve meses después de que Ricardo Martinelli abandonara el poder, el Ministerio Público (MP) ha pedido juicio para cuatro de sus ministros, quienes forman parte de la larga lista de exfuncionarios investigados por supuestos actos de corrupción.

Se trata de los exministros de Desarrollo Agropecuario Óscar Osorio y Emilio Kiswetter, investigados en el caso del fallido proyecto de riego de Tonosí; de Seguridad Pública José Raúl Mulino, por la compra de radares a la empresa Selex, y de Desarrollo Social Guillermo Ferrufino, por presunto enriquecimiento injustificado.

El MP también solicitó juicio para el exviceministro de Seguridad Alejandro Garuz, en el mismo caso de los radares, y Gioconda Torres de Bianchini, quien fungió como contralora, por la compra de comida deshidratada.

Mientras, la Corte Suprema de Justicia investiga al propio Martinelli por 6 de 12 denuncias presentadas en su contra.

La Prensa