En el encuentro de hoy en Montevideo estuvieron presentes los ministros de Salud de Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Paraguay, Bolivia, Costa Rica, México, República Dominicana, Colombia, Surinam, Perú, Chile y Ecuador.

Los ministros de Salud de 14 países de América Latina se reunieron hoy en Montevideo para valorar la situación epidemiológica de la región en relación al virus del Zika.

El acto de apertura estuvo a cargo del ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, quien destacó la importancia del encuentro.

“Esta reunión es de relevancia ya que una situación como la que está viviendo Latinoamérica en su conjunto por este fenómeno del virus del Zika requiere de un trabajo mancomunado entre todas las naciones para enfrentar el problema”, expresó el canciller.

Al finalizar el encuentro, el ministro de Salud Pública Jorge Basso leyó la resolución conjunta de la Cumbre del Mercosur, y entre otros puntos mencionó que “es esencial el rol de la OMS para enfrentar la epidemia regional”.

Otra de las acciones presentadas en la resolución, que consta de 16 puntos, es la importancia de “enseñar y ejecutar campañas de educación para fomentar el cuidado”.

“Es necesario priorizar prevención y control del vector en el Mercosur y los demás países”, dijo Basso y agregó que también hay que “ratificar valor significativo del comportamiento de la población para garantizar éxito de campaña”.

También destacó la importancia de “promover la cooperación” entre los países de la región en conjunto con la OMS y el contar con mayores recursos para combatir el virus zika.

En la resolución se menciona la realización de “protocolos adecuados en referencia al portador, vector y al manejo” comunicacional del tema.

Basso también dijo que se trabajará en establecer un sistema de información de fácil acceso a pasos de frontera que orienten a los ciudadanos sobre las medidas de prevención y control que están desarrollando los países de acuerdo a su situación epimediológica”.

También “coordinar las acciones para adecuar las respuestas de Salud Pública para la vigilancia y control de las enfermedades trasmitidas por el vector”.

Además, se generará “capacidad de acuerdos recíprocos para el diagnostico de casos de zika”, así como también “considerar la inclusión en las rondas de negociación de compras conjuntas y de medicamentos de alto costo, aquellos necesarios para el tratamiento de Guillén-Barré”.

También señaló que coordinarán “acciones permanentes y colaborativas para la generación de conocimientos por medio de la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías para el diagnóstico, tratamiento y prevención”, así como “las consecuencias en la salud de la población”.

Otro de los puntos habla de “contribuir a la actualización del personal de salud” sobre “la prevención y tratamiento” de las enfermedades.

Basso dijo que la OMS se comprometió a “elaborar protocolos y directrices técnicas en distintas áreas, como vigilancia., comunicación de riesgo y manejo clínico de pacientes, desde la conformación e un equipo de expertos en la región”. La OMS se comprometió a apoyar esta línea de acción.

Se creará un grupo de seguimiento de la emergencia, independiente de la reunión de los ministros, para estudiar, monitorear y establecer las recomendaciones que correspondan”. Este grupo estará coordinado “por la presidencia pro témpore en ejercicio y rendirá su primer informe en la próxima reunión ordinaria de ministros de salud del Mercosur”, explicó.

En el encuentro estuvieron presentes los ministros de los Estados miembros del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Paraguay y Bolivia, este último en proceso de adhesión) y de algunos países de la Celac (Costa Rica, México y República Dominicana).

También acudieron jerarcas de los algunos países asociados al Mercosur, como Colombia, Surinam, Perú, Chile y Ecuador.

De los 15 países que fueron convocados, sólo Guyana, asociado también a este bloque suramericano, no está presente.

En la cita se enconrtaron también representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y del Organismo Andino de Salud (Oras-Conhu).

Este encuentro fue solicitado la semana pasada en Quito por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, durante la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió este lunes que los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil -uno de los países que más casos de zika registra- constituyen una emergencia sanitaria de alcance internacional, pero no así el virus del Zika, al no haber sido comprobada la relación entre ambos.

Por su parte, la OPS calcula que este virus que contagia el mosquito Aedes aegypti -transmisor también del dengue y del chikunguña- podría afectar a entre 3 y 4 millones de personas en América en un año.

El País

Reunión Extraordinaria de Ministros de Salud

El día 3 de febrero se realizó en Montevideo la Segunda reunión extraordinaria de ministros y ministras de Salud del Mercosur y países invitados. El objetivo fue valorar la situación epidemiológica de la región, con relación a las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti.

Participaron todos los Estados parte del MERCOSUR y Estados asociados: Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela, Bolivia, Uruguay,  Colombia, Ecuador, Perú y Surinam. Además, participaron México, Costa Rica y República Dominicana, junto a organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), representada por su directora, Carissa Etienne, y el Instituto Suramericano de Gobierno en Salud (ISAGS).

También estuvo presente el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay,  Rodolfo Nin Novoa, quien participó de la apertura reafirmando el compromiso del país en la lucha contra el vector Aedes Aegypti.

El canciller de la República destacó la participación de todas las delegaciones comprometidas en  la temática.

Por su parte, Carissa Etienne, directora de OPS, informó que  “ya son 26 países y territorios que han notificado casos de Zika”.

En palabras de Etienne,  “1 de cada 4 infectados presenta sintomatología y un 75% no ha tenido síntomas. Se presume que 1 millón de personas ha tenido el virus. Lo que más preocupa es la rapidez de propagación, los casos de microcefalia y Guillain- barré”.

Hasta el momento se han destinado 850 millones de dólares en la lucha contra el vector. La OPS solicitará a diferentes donantes y organizaciones su colaboración en esta lucha.

Por otra parte la OPS no ha emitido alerta ni recomendaciones de no viajar a los países donde haya casos de virus Zika. La OPS recomienda a las embarazadas que, en caso de viajar a países donde haya Zika, tomen medidas de prevención adicionales.

Ministerio de Salud de Uruguay

Declaración conjunta

El ministro de Salud Jorge Basso fue el encargado de hacer pública la declaración de la II Reunión Extraordinaria de Ministros y Ministras del Mercosur y Estados Asociados que se desarrolló el día 3 de febrero en Montevideo, ante la grave situación epidemiológica determinada por enfermedades transmitidas por el aedes aegypti.

La declaración fue suscripta por los ministros y ministras de los 12 países participantes de la reunión, en conjunto con la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne.

La declaración abarca 16 puntos, que repasamos a continuación:

  1. Readecuar a partir de las experiencias adquiridas las estrategias de gestión integrada de dengue a otras enfermedades transmitidas por el vector, como medida principal para enfrentar la epidemia regional.
  2. Fortalecer el rol de la autoridad sanitaria para coordinar la respuesta integrada a la epidemia, que involucre a todos los niveles de gobierno y garantice el alcance nacional de la misma. Esto podrá implicar la necesidad de disponer de presupuestos adicionales.
  3. Ratificar en ese sentido, el valor significativo que el comportamiento de la población tiene para garantizar el éxito de todo tipo de campaña encaminada a controlar y prevenir al vector.
  4. Diseñar y ejecutar campañas de educación para el control vectorial, dirigidas a la preparación de la población, fomentando su conocimiento y adhesión a las acciones de salud pública y compartir experiencias exitosas entre los países.
  5. Fortalecer los mecanismos de comunicación que posibiliten una información precisa y actualizada de la situación epidemiológica, notificando los riesgos sanitarios de acuerdo a lo establecido en el Reglamento Sanitario Internacional.
  6. Establecer un sistema de información de fácil acceso, en los puertos, aeropuertos y pasos de frontera, que orienten a los ciudadanos sobre las medidas de prevención y control que están desarrollando los países de acuerdo a su situación epidemiológica.
  7. Coordinar las acciones para adecuar la respuesta de salud pública para la vigilancia y control de las enfermedades trasmitidas por el vector: Dengue, Chikungunya y Zika.
  8. Generar capacidades y apoyo recíproco para el diagnóstico epidemiológico, clínico y laboratorial de casos de Zika.
  9. Considerar la inclusión en las rondas de negociación de compras conjuntas de medicamentos de alto costo, aquellos necesarios para el tratamiento del síndrome de Guillain- Barré.
  10. Fomentar acciones permanentes y colaborativas para generación de conocimiento por medio de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías para el diagnóstico, prevención y tratamiento de la infección por el Zika y sus consecuencias sobre la salud de la población.
  11. Diseñar protocolos y directrices clínicas para el tratamiento de las enfermedades trasmitidas por el vector y sus consecuencias.
  12. Contribuir a la actualización del personal de salud en la prevención y tratamiento de las infecciones causadas por los virus Zika, Dengue y Chikungunya.
  13. Fortalecer la atención primaria con servicios de atención integral en el neonato y primera infancia, con énfasis en la estimulación precoz de los niños y niñas con microcefalia.
  14. Promover la cooperación horizontal, sur-sur entre los países de la región en estrecha articulación con la OPS/OMS quien se compromete en elaborar  protocolos y directrices técnicas en diferentes áreas, como vigilancia, comunicación de riesgo y manejo clínico de pacientes, a través de la conformación de un equipo de expertos de la región. En tal sentido, la Directora de OPS/OMS asume en esta reunión  el compromiso de apoyar estas líneas de acción.
  15. Solicitar a la Cooperación Internacional la orientación de recursos que fortalezcan las acciones previstas en la estrategia definida en el marco de la presente Declaración.
  16. Crear un Grupo Ad Hoc de seguimiento de la emergencia, dependiente de la Reunión de Ministros de Salud (RMS) para estudiar, monitorear y establecer las recomendaciones que correspondan. Este Grupo estará coordinado por la Presidencia Pro Tempore en ejercicio y rendirá su primer informe en la próxima Reunión Ordinaria de Ministros de Salud del MERCOSUR.

    Declaración conjunta


    Volver