La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó este lunes que el virus del Zika es el principal sospechoso de la multiplicación de malformaciones congénitas en América Latina y declaró una emergencia sanitaria mundial.

Tras una reunión excepcional de su comité de urgencias, la OMS dijo que existe una relación “fuertemente sospechosa” entre este virus, transmitido por un mosquito, y el aumento excepcional en América Latina de casos de microcefalia, una malformación congénita en niños que nacen con una cabeza y un cerebro anormalmente pequeños.

En consecuencia, y aunque la relación aún no pudo ser “probada científicamente”, la OMS decidió declarar la situación de “emergencia sanitaria internacional”.

“Todos estuvieron de acuerdo en la necesidad de coordinar los esfuerzos internacionales para investigar y comprender mejor esa relación”, declaró a la prensa la directora de la OMS, Margaret Chan.

La reunión, que empezó antes de las 12H15 GMT, tuvo el formato de una teleconferencia entre ocho expertos, altos responsables de la OMS y 12 representantes de los Estados miembros, entre ellos Brasil, el país más afectado, y Argentina, había indicado a la AFP el portavoz, Gregory Hartl.

Aunque los síntomas de este virus transmitido por la picadura de un mosquito suelen ser de escasa gravedad, han surgido indicios que lo vinculan al número excepcionalmente elevado de casos de niños nacidos con microcefalia, particularmente en Brasil.

“Aunque todavía no se ha establecido una relación causal entre el virus del Zika y las malformaciones congénitas y síndromes neurológicos, hay fuertes motivos para sospechar su existencia”, afirmó la semana pasada Margaret Chan.

Chan se refería al síndrome de Guillain-Barré, una afección en la que el sistema inmunitario ataca el sistema nervioso, llegando a producir parálisis en algunos casos.

– Brasil, el más afectado

Brasil alertó en octubre sobre un número elevado de nacimientos de niños con microcefalia en el noreste. Actualmente hay 270 casos confirmados y 3.449 en estudio, frente a 147 en todo 2014.

Brasil notificó en mayo de 2015 el primer caso de enfermedad por el virus del Zika. Desde entonces, “la enfermedad se ha propagado dentro del país, y también a otros 22 países de la región”, apunta la OMS.

Con más de 1,5 millones de personas contagiadas desde abril, Brasil es el país más afectado por el virus, seguido de Colombia, que el sábado reportó más de 20.000 casos, 2.000 de ellos en mujeres embarazadas.

Colombia aconsejó además a las mujeres posponer embarazos entre seis y ocho meses. Advertencias similares se hicieron en Ecuador, El Salvador, Jamaica y Puerto Rico.

La alarma cundió en Europa y Estados Unidos, donde se detectó el virus en decenas de personas que habían viajado al extranjero. El domingo, un instituto de investigación en Indonesia anunció un caso positivo en la isla de Sumatra y anunció que el virus circula “desde hace alguno tiempo” en el país.

– Una respuesta rápida –

La OMS fue duramente criticada por haber tardado en reaccionar a la irrupción del virus del Ébola en África occidental.

El ébola, que se cobró unas 11.000 vidas desde que se detectara el brote a fines de 2013, solo fue declarado como emergencia sanitaria internacional en agosto de 2014.

No existe por el momento un tratamiento contra el zika y, según la OMS, la elaboración de una vacuna podría llevar más de un año.

El vector del virus es el mosquito Aedes aegypti, que también es transmisor de dengue y chicunguña.

Sus síntomas habituales son fiebre leves, dolores de cabeza y sarpullidos.

La OMS se abstuvo hasta el momento de desaconsejar los viajes a países afectados por el zika, limitándose a indicar que el mejor modo de evitar el contagio es mantenerse alejado de aguas estancadas donde proliferan los zancudos y usar repelentes.

La Republica

Tras efectuarse una serie de consultas al más alto nivel gubernamental de los países de la región, finalmente será este miércoles, y no el martes, la reunión de ministros de Salud del Mercosur (Uruguay, Brasil, Argentina, Paraguay, Venezuela y Bolivia) en Montevideo, la cual fue convocada por la primer mandataria brasileña, Dilma Rousseff, que estaría presente –según adelantaron fuentes extraoficiales-, junto a Tabaré Vázquez, y a la cual están invitados –y se espera que concurran- los líderes de las demás naciones, tanto de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) como de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), según informó el canciller de nuestro país, Rodolfo Nin Novoa.

El jerarca agregó que “habrá una conferencia el próximo miércoles -3 de febrero- en Montevideo convocada por la presidenta de Brasil, va a asistir la presidenta, estará Tabaré Vázquez, con toda seguridad contará con la presencia de otros presidentes”.

El ministro de Relaciones Exteriores sostuvo que “es un tema acuciante para América del Sur y tenemos que tratarlo como una integralidad, porque los esfuerzos no pueden ser individuales, sino que deben ser conjuntos, porque son más eficaces”.

Al respecto, Nin añadió, basándose en lo ya expuesto en LA REPÚBLICA por parte del ministro de Salud Pública, Jorge Basso, y que reiterará ayer en su visita a Artigas, que la reunión será para adoptar medidas regionales en torno al virus del zika -y otras enfermedades infecciosas-, y prevé abordar el control de las fronteras para evitar su propagación, informaron fuentes oficiales uruguayas.

El titular del MSP puntualizó que “todo el tema de control de fronteras para este tipo de situaciones es muy complejo, se hacen cosas, hay un reglamento sanitario internacional, hay recomendaciones, las que seguramente va a estar en la agenda de la reunión para trabajarlo”.

Potenciar respuesta

El secretario de Estado explicó que en dicha instancia “trataremos de lograr un plan de acción que permita que frente a las distintas realidades, porque en este tema de las enfermedades infecciones, particularmente las vinculadas a vectores, son muy dispares, logremos ir unificando algunos criterios que potencien la respuesta de los países a un tema importante, tal como expresó la OMS”.

El jerarca aclaró que las cifras más significativas se registraron en algunas zonas de Brasil, de Colombia y en algunos países de América Central, pese a que hay casos en casi todo el continente americano.

“Tenemos que ser cada vez más cuidadosos porque nuestro país es una excepción. No tenemos casos en humanos de ninguna de las tres enfermedades. Hay muchos quienes dicen que finalmente los tendremos porque parece imposible que, en fronteras tan abiertas como tenemos no se den casos de personas que se trasladen cursando la enfermedad y a las que el mosquito pique y pueda transmitir la enfermedad”, concluyó Basso.

La República

Lo que tiene que saber del virus zika en América Latina

Una rara enfermedad tropical se está extendiendo en algunos lugares de América Latina y el Caribe.

El virus zika, transmitido a los humanos por mosquitos, produce por lo general afecciones leves, pero ahora hay sospechas de que esté relacionado con una malformación congénita y posiblemente otros problemas de salud. Algunos aspectos que deben conocerse sobre este mal.

¿Qué es zika?

El virus zika fue descubierto por primera vez en monos en Uganda en 1947. Su nombre proviene de la selva zika donde fue descubierto. Es originario principalmente de la zona tropical de África, pero también se han detectado brotes en el sureste de Asia y las islas del Pacífico. Apareció en Brasil hace años y, desde entonces, se conocen casos en muchos países de América Latina y el Caribe.

¿Cómo se propaga?

Se transmite mediante picaduras de la misma clase de mosquitos que pueden propagar otras enfermedades tropicales, como el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla. No se conocen casos de transmisión de persona a persona.

Sin embargo, los investigadores exploran la posibilidad de que el virus pueda transmitirse vía sexual. Se le detectó en el semen de un hombre en Tahití y hay otro informe sobre la posible propagación del virus mediante contacto sexual. La Organización Mundial de la Salud dice que el zika se propagará rápidamente en el continente americano.

Según la OMS, como el virus es nuevo en la región, las personas no son inmunes a él, y el mosquito que lo porta se encuentra casi en todas partes, incluido el sur de Estados Unidos.

¿Hay síntomas?

Los expertos creen que la mayoría de las personas infectadas con el virus zika no enferman. Y quienes enferman normalmente desarrollan síntomas leves, fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y enrojecimiento de los ojos, que por lo general no duran más de una semana. No existe un medicamento específico y no se ha desarrollado una vacuna contra él, a diferencia de algunas enfermedades tropicales que aparecen en brotes periódicos.

¿Por qué es una preocupación ahora?

En Brasil han aumentado las pruebas que vinculan la infección del zika en mujeres embarazadas al nacimiento de niños con una rara malformación congénita llamada microcefalia, y que hace que el bebé nazca con la cabeza más pequeña de lo normal y sin que el cerebro se haya desarrollado correctamente.

Los funcionarios de salud de Brasil advirtieron en octubre un aumento en los casos de microcefalia paralelo al brote de zika. La relación de esos casos con el zika está aún en investigación, y los funcionarios señalaron que hay muchas causas en torno a la enfermedad. Se han contado cerca de 4 mil casos.

Mientras tanto, los médicos han observado un aumento de los casos de una afección nerviosa llamada síndrome de Guillain-Barré que puede causar parálisis. Sin embargo, no está clara la relación con el virus zika. Otras infecciones pueden desencadenar el mal, como el dengue.

¿Puede detenerse la propagación?

Las personas pueden protegerse de las picaduras de mosquitos mediante el uso de repelentes contra insectos, y el uso de camisas de manga larga y pantalones largos, en especial durante el día, cuando los mosquitos tienden a ser más activos, según las autoridades de salud.

La eliminación de los lugares donde se reproduzcan los mosquitos y otras medidas para controlar las poblaciones de esos insectos pueden ayudar a prevenir la propagación del virus.

¿Ha habido casos en Estados Unidos?

Sí, pero en viajeros. Ha habido más de dos decenas de casos diagnosticados en Estados Unidos desde 2007, todos viajeros que se cree se infectaron en el exterior (Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses tuvieron recientemente un caso cada uno ajeno a los viajeros).

El tipo de mosquito que propaga el zika existe en el sur de Estados Unidos, por lo que los expertos piensan que es probable que el insecto termine propagando el virus en la zona.

Sin embargo, las autoridades han dicho que las infecciones propiciadas por el zika probablemente no serán gran problema en Estados Unidos por una serie de razones, como el uso masivo de acondicionador de aire y rejillas en puertas y ventanas.

Los recientes brotes de dengue y chikungunya en Estados Unidos, de los que el vector es el mismo mosquito, indican que cualquier brote de zika puede ser relativamente pequeño, dijo el doctor Lyle Petersen, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) .

¿Hay advertencias de no viajar?

Funcionarios sanitarios de Estados Unidos recomiendan que las mujeres embarazadas consideren posponer sus viajes a 22 destinos. En América Latina, la lista incluye Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guyana, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Surinam y Venezuela. En el Caribe, a Barbados, Guadalupe, Haití, Martinica, San Martín y Puerto Rico. Además, Cabo Verde, frente a la costa de África occidental; y Samoa, en el Pacífico Sur.

En Brasil, la mayoría de las madres que tuvieron bebés con microcefalia al parecer se infectaron en el primer trimestre de gestación, pero hay algunas pruebas de que la malformación congénita puede ocurrir más adelante durante el curso del embarazo, dicen funcionarios de los CDC.

La alerta de viaje abarca a las mujeres en cualquier etapa del embarazo.

La Prensa