Decenas de campesinos de varias regiones del país asistieron en Managua a un foro convocado por el Consejo Nacional en Defensa de Nuestro Lago y Soberanía y la RedLocal para crear “un movimiento nacional” que aglutine todo el descontento por “el modelo extractivista” que opera en Nicaragua, como la minería, la siembra de monocultivos y el proyecto canalero.

Los campesinos que se reunieron en un hotel capitalino forman parte de los movimientos sociales que se oponen a la minería en Mina El Limón, Rancho Grande; indígenas del Pacifico, centro y norte del país; campesinos de la zona seca que sufre hambre por la sequía; ciudadanos de Río San Juan que denuncian la siembra de palma africana, y los productores anti canal.

Medardo Mairena, dirigente del Consejo Nacional en Defensa de Nuestro Lago y Soberanía, explicó a los medios de comunicación que el objetivo del foro es crear un movimiento para hacer demandas concretas al gobierno del comandante Daniel Ortega, basados “en el desarrollo inclusivo con igualdad”.

“Hicimos un análisis de la situación económica y política que enfrentamos y queremos unir esfuerzo para exigir al gobierno que escuche al pueblo, que está angustiado por sus amenazas y encarcelamientos… aquí tenemos un problema común: una sola familia (presidencial) se está enriqueciendo”, dijo el productor.

Francisca Ramírez, también del movimiento campesino que se opone a las expropiaciones canaleras a amparo de la Ley 840, dijo que pretenden unir fuerzas para engrandecer su lucha contra los proyectos extractivistas que operan en Nicaragua. “Basta ya, queremos decidir dónde y cómo podemos vivir”, dijo la productora originaria de La Fonseca Nueva Guinea.

Jaime Maradiaga, de Santa María de Las Segovias, un territorio golpeado por la sequía y el hambre, aseguró que quieren hacerle entender a la administración del comandante Ortega que entorpece “la canalización de alimentos” que otros campesinos les donan. “Que el gobierno deje de jugar con el estómago de tanta gente. Dice que es un gobierno cristiano, pero eso es una palabra pintada en la pared… y pues si no hace, que deje hacer”, afirmó.

Victor Granado viajó desde Muy Muy y expuso la situación de las comunidades indígena de esa zona. Denunció que en 22 comunidades el gobierno está titulando propiedades a favor de ex militares y colonos. “Los indígenas de todo el país estamos siendo desalojados, encarcelados y asesinados por defender nuestros derechos”, lamentó Granado.

Granado también condenó que el gobierno quiera forzar a los indígenas del Caribe Sur para firmar el consentimiento del Canal Interoceánico. “No podemos tolerar más estas situaciones, la bota en nuestros pescuezos. Tenemos el derecho a optar por lo que queramos”, dijo el líder indígena.

Alejandro Mairena, un joven de El Castillo, Río San Juan, dijo que en su comunidad están alarmado por la siembra de monocultivos en zonas protegidas. “Siembran palma africana y cacao en grandes áreas y nadie pone fronteras a esa actividad que avanza por zona de reserva biosfera”, afirmó.

Año electoral

El productor Medardo Mairena comentó que en este año electoral evitarán que partidos políticos secuestren sus liderazgos comunitarios. “Nos conviene ser neutros, estar al margen. No es que estemos en contra de los partidos pero no vemos una posición sólida de nadie para ganar las elecciones que no sea el gobierno”, dijo.

Según él, su lucha trasciende lo político y iniciarán a visitar las comunidades afectadas por la ruta canalera, la minería, indígenas y siembra de monocultivos para convocar a las personas para presionar al gobierno para que los escuche.

Confidencial