La política de equidad de género, impulsada por la reforma constitucional que los partidos tienen que cumplir, causa que al menos cinco diputados del Partido Liberal Independiente (PLI) tengan que declinar a sus aspiraciones de reelegirse para ese cargo, pues las listas tienen que encabezarlas mujeres, cuando en ese partido han prevalecido las nominaciones de hombres en elecciones anteriores.

El PLI tiene 23 diputados, pero solo dos mujeres son propietarias, María Eugenia Sequeira y Corina Leiva.
Sin embargo, cuando iniciaron el período legislativo 2012-2016 eran tres diputadas, pero Licet Montenegro se convirtió en independiente.
CUOTAS AL AZAR

El PLI decidió que en nueve departamentos, sus listas a diputados la encabezarán mujeres y en ocho serán encabezados por hombres.

El presidente de la Comisión Nacional Electoral del PLI, Luis Callejas, dijo que esa decisión de en qué departamentos la lista la encabezarían mujeres y en cuales hombre se tomó al azar, privilegiando a la mujer en el número impar.

LOS QUE QUEDAN FUERA

El diputado Wilber López —y presidente de la bancada opositora— retiró su precandidatura por la primera nominación del departamento de Carazo, para dar espacio a que en ese departamento encabece la lista una mujer.

Pero López buscará estar entre los veinte candidatos a diputados nacionales o del Parlacen por la Coalición Nacional por la Democracia que lidera el PLI.

En León compiten cuatro mujeres por encabezar la lista de precandidatas a diputadas. Ellas son Flor de María Rivera Vargas, Juana Patricia Gallo Morales, Darling Esmeralda Munguía García y Sibil Talina Lacayo Centeno.

El PLI ya decidió que en ese departamento la lista la encabezará una mujer. Esto corta la posibilidad de que repita como primer candidato de esa agrupación en León, el diputado Carlos Langrand.

Langrand dijo que no le molestaba dar espacio a una mujer del PLI, porque todas son capaces de ejercer la legislatura con altura.

Sin embargo, con Langrand el PLI perdería a uno de los diputados mejor informados dentro del Parlamento.

En Chinandega la nominada también es una mujer; sin embargo el diputado Luis Callejas ya había dicho con anterioridad que no tiene aspiraciones de reelegirse.

Callejas aseguró que luego de diez años ejerciendo como diputado propietario (lo ha sido en el período 2007-2001 y en el 2012-2016) “ya es suficiente”.

En Managua también encabeza la primera nominación una mujer. La única inscrita es la actual presidenta departamental del partido, Marcia Sobalvarro, porque lo que es casi seguro que ella se quede con el puesto.

La representación del PLI en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN) es actualmente la diputada Corina Leiva, pero ahora el nominado para esta región tiene que ser un hombre.

Esta decisión del PLI allana el camino para que el esposo de Leiva, el exalcalde de Siuna, Julián Gaitán, se quede con la nominación a primer diputado.

Gaitán, que domina las estructuras del partido en el Triángulo Minero, donde tiene gran arrastre, es uno de los tres precandidatos a primer diputado. Va a competir contra Raúl Barberena Blanco y Cairo Osorno Naar.

En la Región Autónoma del Caribe Sur el nominado deberá ser una mujer.

Igual que en Boaco, donde el primer diputado actual del PLI es Hugo Barquero, ahora la lista deberá encabezarla una mujer.

Sin embargo en el proceso de elección interna, ningún precandidato mujer se inscribió, por lo cual las estructuras del PLI deberán tomar una decisión.
LA DISPUTA POR MANAGUA

La primer candidata a diputada del PLI en Managua deberá ser una mujer. Sin embargo para el segundo puesto la situación es más compleja, ya que compiten dos legisladores de gran trayectoria, como Pedro Joaquín Chamorro y Eddy Gómez, actual diputado suplente.

Gómez por ser el presidente municipal del PLI en Managua tendría ventaja sobre Chamorro debido a que cuenta con más arrastre entre las estructuras.

Chamorro lo sabe pero está dispuesto a dar la pelea por lograr la segunda nominación y para ello su campaña es intensa en los distritos, incluso en el III, donde reside Gómez.

Chamorro aseguró el viernes pasado que tenía el “respaldo unánime” de las bases distritales.

Alberto Lacayo, en la última elección nacional logró ser el primer candidato a diputado por el PLI en la capital. En esta ocasión no se inscribió para repetir en ese puesto porque “no quiero dividir más el voto”.

Sobre la competencia entre Chamorro y Gómez el diputado Lacayo respalda al primero, “porque somos amigos desde antes de estar en la política y además siempre ha sido un liberal”, resaltó.

Lacayo para mantenerse como legislador deberá competir por una nominación nacional.
ALIADO MRS TAMPOCO

Enrique Sáenz, diputado del Movimiento Renovador Sandinista, electo legislador por Managua como parte de la alianza con el PLI, no sabe aún si lanzará su precandidatura para reelegirse en el proceso de elecciones internas de su partido. Sáenz es otro de los diputados opositores mejor informados, sobre todo en temas económicos. El diputado dijo que para tomar esta decisión será muy importante la opinión que reciba de la gente, su conciencia y su familia.

La Prensa