El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) rechazó fuertemente las acusaciones de Nicaragua de injerencismo y financiamiento a partidos políticos o tergiversación de datos del desarrollo, como lo señaló el gobierno en una comunicación enviada por la Cancillería al Cuerpo Diplomático.

La Oficina para América Latina y el Caribe del PNUD emitió un comunicado que colocó en su página web, en el que “rechaza fuerte y categóricamente las acusaciones expresadas en una nota del Gobierno de Nicaragua dirigida al PNUD y su personal, publicada hoy en la prensa nacional”.

“El PNUD no ha participado de ninguna injerencia política ni ha financiado partidos políticos en Nicaragua o en cualquier otro país. Servimos a los países en los cuales trabajamos y a su gente, sin ningún tipo de afinidad ni inclinación política”.

La respuesta se da luego de varios días de que se conocieran las presiones por las cuales se dio la salida de la representante residente del PNUD en Nicaragua, Silvia Rucks, el virtual cierre de la representación en Nicaragua y que se conociera una carta en la que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua acusa al PNUD de utilizar sus oficinas para “intromisiones en la política interna, financiamientos a agrupaciones políticas y tergiversación de información sobre los datos del desarrollo del país, todas realizadas por funcionarios bajo la sombrilla del PNUD, lo que se ha venido señalando desde 2007”.

El organismo responde en su comunicado que “el PNUD utiliza cifras oficiales para sus publicaciones relacionadas con el desarrollo humano”, y señala: “Lamentamos profundamente las afirmaciones no fundamentadas contra nuestros funcionarios, que carecen de evidencia que le podría permitir al PNUD tomar acción, según nuestros rigurosos procesos internos”.
UN SOCIO DE CONFIANZA

Enfatizan que el PNUD “es un socio de confianza para el desarrollo sostenible” tras cincuenta años de colaboración con gobiernos en más de 165 países y territorios en el mundo y que el trabajo que realizan “refleja las prioridades de desarrollo nacional y el plan estratégico mundial del PNUD” el cual llevan a cabo con “excelencia técnica, neutralidad política y transparencia”.

“Respetamos la soberanía nacional y nos guiamos por la Carta de las Naciones Unidas. Nuestros funcionarios también se rigen por el Código de Conducta de la ONU, respondiendo al Juramento del Cargo de la ONU, que exige actuar con imparcialidad e independencia”, agrega, tras apuntar que el trabajo del PNUD en Nicaragua “no es una excepción” en tanto que desde 1978 ha sido socio del país trabajando de cerca con gobiernos de todo el espectro político en función de mejorar las vidas de mujeres y hombres en todo el país, para lo cual han manejado sumas importantes de dinero, y en los últimos 12 años unos US$270 millones para ejecutar 115 proyectos.

PNUD, EJEMPLO DE TRANSPARENCIA

“Estamos orgullosos de ocupar el primer lugar en el Índice de Transparencia de la Ayuda, que evalúa de forma independiente las agencias de desarrollo de todo el mundo”, expresa el PNUD en su comunicado.

Agrega que tras la decisión del Gobierno de Nicaragua de “asumir un papel más directo en la implementación de los proyectos de cooperación internacional”, comunicado en septiembre del 2015 y por solicitudes escritas de cerrar proyectos apoyados por el PNUD, iniciaron el proceso de cierre de los mismos.

“En el pleno respeto a la decisión del gobierno, los proyectos se encuentran en sus etapas finales de cierre. Remanentes de estos proyectos están siendo devueltos a los socios de cooperación correspondientes”.

75 DESPEDIDOS

En el comunicado el PNUD sostiene que “como consecuencia de la reducción del programa —y exclusivamente por esta razón— 75 funcionarios nicaragüenses perderán sus puestos de trabajo en mayo 2016”, de quienes reiteran el profundo respeto y confianza en la competencia y altos estándares éticos del personal.

Esta es la carta que la Cancillería de Nicaragua le envió a las embajadas, agencias de cooperación, donantes y organismos internacionales acreditados en el país con una nota verbal al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la que hacía señalamientos de “injerencia” y otras acusaciones, la fuerte respuesta del organismo de Naciones Unidas no se hizo esperar.La Cancillería adjuntó a la carta, enviada el viernes pasado, publicaciones de LA PRENSA informando sobre la situación del PNUD ante los cambios de lineamientos en la cooperación.La Cancillería adjuntó a la carta, enviada el viernes pasado, publicaciones de LA PRENSA informando sobre la situación del PNUD ante los cambios de lineamientos en la cooperación.

ACUSACIÓN DE “AGENDAS OCULTAS” Y RECHAZO DEL PNUD

La nota verbal del gobierno dice que del PNUD “no se puede tener confianza ante las actitudes en las que trabajan, con agendas ocultas, ejemplificando las visitas realizadas a Managua, para las cuales hemos tenido que estar haciendo investigaciones para saber qué agenda trae una subsecretaria que viene oficialmente de visita al país”.

Por su parte, el organismo contesta: “El PNUD ha emprendido recientemente dos misiones consecutivas de alto nivel al país, planificadas y emprendidas en consulta con autoridades de Nicaragua, para informar a los funcionarios del PNUD sobre la reestructuración y mantener un diálogo positivo con el Gobierno de Nicaragua. Como ha sido transmitido a las autoridades de Nicaragua por oficiales de alto rango del PNUD durante sus visitas, el PNUD reitera su respeto a la soberanía nacional y su disposición a apoyar al país en sus esfuerzos de desarrollo sostenible”, puntualiza el comunicado.

FUERTES ACUSACIONES DEL GOBIERNO CONTRA RUCKS

“Desde inicios de septiembre 2015, se les transmitió claramente que el Gobierno de Nicaragua no permitirá más que las Oficinas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo sean utilizadas como oficina de un partido político, lo cual indicaron entendían, respetaban, y realizarían las limpiezas correspondientes para trasmitir confianza al gobierno de que su labor es acompañar el desarrollo de los países”, trasmitió la Cancillería.

“La coordinadora residente de ese momento (Silvia Rucks) inició una campaña, comunicándose con el Cuerpo Diplomático acreditado en Nicaragua, trasladando un mensaje lesivo a nuestras decisiones soberanas, tergiversando la realidad, indicando que el gobierno estaba sacando al PNUD del país”, dice la carta.

La Cancillería envió la nota verbal el viernes pasado a agencias de cooperación, embajadas y organismos internacionales acusando al PNUD de injerencia política y adjuntando cuatro reportes de LA PRENSA informando sobre los millones perdidos o en riesgo después de los cambios de lineamientos a la cooperación internacional.

LANGRAND: “BAJEZA DE LENGUAJE”

El diputado opositor Carlos Langrand indicó que la carta que el Gobierno les envió a las embajadas, organismos internacionales y agencias de cooperación acreditadas en el país, acusando al PNUD de injerencia sin mostrar pruebas, está llena de bajeza de lenguaje y de falta de tacto.

“A mí me deja perplejo la bajeza del lenguaje, la falta de tacto… lo pudiéramos calificar como una vulgaridad de cómo se refiere el gobierno hacia una agencia que solo bien ha significado para los nicaragüenses”, dijo el legislador recientemente purgado por el oficialismo de la Comisión Económica del Parlamento.

Langrand señaló que el tema del PNUD se enmarca dentro de un antecedente de confrontación con organismos de cooperación que señalan los temas de transparencia y el tema de la gobernabilidad. “Ya nos pasó con el tema de la señora Mosca”, dijo.

Francesca Mosca fue embajadora en Nicaragua de la Unión Europea. En unos de sus discursos incendiarios, en los inicios de su período entre 2006 y 2011, en un período de tensión con los organismos internacionales, Ortega dijo: “Las moscas que se paran en la inmundicia”, y muchos interpretaron que se refería a la embajadora de la Unión Europea.

POLÍTICA DE RECHAZO A COOPERACIÓN

No es la primera vez que el gobierno de Daniel Ortega tiene problemas con agencias de cooperación o países donantes.  En 2009 el país perdió  65 millones de la Cuenta Reto del Milenio para la construcción de la Carretera Nejapa-Izapa por el fraude electoral en las municipales del 2008. A raíz de esas elecciones muchos donantes y cooperantes que financiaban el déficit en el presupuesto abandonaron el país.

La Prensa

El PNUD rechaza las acusaciones del Gobierno de Nicaragua publicadas en la prensa

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) rechaza fuerte y categóricamente las acusaciones expresadas en una nota (Note Verbale) del Gobierno de Nicaragua dirigida al PNUD y a su personal, publicada hoy en la prensa nacional.

El PNUD no ha participado de ninguna injerencia política ni ha financiado partidos políticos en Nicaragua o en cualquier otro país. Servimos a los países en los cuales trabajamos y a su gente, sin ningún tipo de afinidad ni inclinación política.

El PNUD utiliza cifras oficiales para sus publicaciones relacionadas con el desarrollo humano.

Lamentamos profundamente las afirmaciones no fundamentadas contra nuestros funcionarios, que carecen de evidencia que le podría permitir al PNUD tomar acción, según nuestros rigurosos procesos internos

Tras más de 50 años de experiencia colaborando con los gobiernos en más de 165 países y territorios, el PNUD es un socio de confianza para el desarrollo sostenible. Nuestro trabajo refleja las prioridades de desarrollo nacional y el plan estratégico mundial del PNUD y se lleva a cabo con excelencia técnica, neutralidad política y transparencia. Respetamos la soberanía nacional y nos guiamos por la Carta de las Naciones Unidas. Nuestros funcionarios también se rigen por el Código de Conducta de la ONU, respondiendo al Juramento del Cargo de la ONU, que exige actuar con imparcialidad e independencia.

Nuestro trabajo en Nicaragua no es una excepción. El PNUD ha sido un socio de Nicaragua desde el año 1978, trabajando cercanamente a gobiernos de todo espectro político en un espíritu de colaboración para mejorar las vidas de mujeres y hombres nicaragüenses de todo el país. El PNUD ha movilizado sumas importantes de financiamiento de desarrollo con y para Nicaragua, unos $270 millones de dólares para apoyar a más de 115 proyectos en los últimos 12 años.

Información y datos sobre todos los proyectos del PNUD, actividades, financiación y resultados son publicados y accesibles al público. Estamos orgullosos de ocupar el primer lugar en el Índice de Transparencia de la Ayuda, que evalúa de forma independiente las agencias de desarrollo de todo el mundo.

En vista de la decisión del Gobierno de Nicaragua de asumir un papel más directo en la implementación de los proyectos de cooperación internacional, comunicada en Septiembre del 2015, seguida por solicitudes escritas para cerrar proyectos apoyados por el PNUD, iniciamos inmediatamente el proceso de cierre de dichos proyectos. En el pleno respeto a la decisión del Gobierno, los proyectos se encuentran en sus etapas finales de cierre. Remanentes de estos proyectos están siendo devueltos a los socios de cooperación correspondientes.

Como consecuencia de la reducción de programa—y exclusivamente por esta razón—75 funcionarios nicaragüenses perderán sus puestos de trabajo en mayo 2016. Reiteramos nuestro profundo aprecio y plena confianza en la competencia y altos estándares éticos de nuestros funcionarios en Nicaragua y simpatizamos con nuestros colegas y sus familias quienes se verán impactados por la reestructuración. El PNUD apoya plenamente y también agradece al equipo gerencial del PNUD en Nicaragua, compuesto por dos profesionales de larga experiencia y trayectoria, quienes recientemente dejaron el país.

El PNUD ha emprendido recientemente dos misiones consecutivas de alto nivel al país, planificadas y emprendidas en consulta con autoridades de Nicaragua, para informar a los funcionarios del PNUD sobre la reestructuración y mantener un diálogo positivo con el Gobierno de Nicaragua.

Como ha sido trasmitido a las autoridades de Nicaragua por oficiales de alto rango del PNUD durante sus visitas, el PNUD reitera su respeto a la soberanía nacional y su disposición a apoyar al país en sus esfuerzos de desarrollo sostenible.

PNUD