Tras 27 años del golpe de estado que derrocó al stronismo, organizaciones sociales y artísticas conmemoran la fecha con una obra teatral que enseña escenas representativas de la dictadura de Alfredo Stroessner, en especial, sobre aquello que alejó del poder al dictador. Las actividades continuarán hasta el día de hoy.

En un día como ayer pero hace 27 años, el sueño de muchos paraguayos se gestaba. Hoy las organizaciones sociales conmemoran el resultado de la “valentía de un despertar”.

Con el objetivo de manterner la memoria viva frente a los abusos sobre los derechos humanos registrados durante el régimen de Stroessner, se realizó la primera obra teatral itinerante, que la presentó el elenco de Moncho Azuaga a las 19.30, que llevo al público a recorrer varias calles del microcentro capitalino.

La pieza teatral convocó a su público frente a la plaza de la Democracia, ubicada en las calles Independencia Nacional, para luego organizar su recorrido. Siguió por la calle Palma hasta Chile y de ahí encaminó al pueblo hasta Presidente Franco, frente al ex Departamento de Investigaciones de la Policía Nacional, en donde se realizó la actividad central con la participación de algunas autoridades, informó el periodista de ÚLTIMAHORA, Roberto Irrazabal.

El encuentro tuvo como principal invitado al tormento originado por el stronismo, apostando a la construcción de la memoria colectiva sobre los hechos ocurridos durante el periodo de 1954-1989, además de concienciar sobre los valores democráticos, sobre los principios de justicia, de equidad social para no volver a caer en lo mismo.

Obra. Por su parte la actriz Ana Benítez mencionó que la obra se llama Desmemorias contra el olvido y el silencio. Es una pequeña recordación de lo que fue la caída de la dictadura el 2 y 3 de febrero. Personalmente me toca interpretar la peor parte de la historia, es decir, a la víctima de los desaparecidos que hasta ahora no tienen respuesta. Esta es la quinta puesta que hacemos de estas características.

Carlos Cáceres, realizador de la obra explicó que “el evento es una intervención y un homenaje al 2 y 3 de febrero, la gesta del 89 que ya es parte de la historia pero que nosotros lo recordamos cada año para que la juventud no olvide los pasos que va dando nuestra sociedad en este largo peregrinar de camino hacia la transición. Utilizamos un poco la estética del teatro para hacer teatro político de contenido con una estética que la gente viene observando desde hace más de un año”, dijo.

Última Hora