Las fuerzas políticas de Jamaica alistan la campaña previa a las elecciones del 25 de febrero, cuando se renovará el Parlamento y se definirá al nuevo gobierno que administrará el país en el próximo lustro.

La primera ministra y líder del gobernante Partido Nacional Popular (PNP), Portia Simpson-Miller, dijo que su agrupación buscará un segundo mandato consecutivo y presentará candidatos a los 65 escaños de la Cámara de Representantes.

La gobernante disolverá el Legislativo el viernes y fijó el martes 9 el día para nominar a los contendientes de cada organización política.

En las venideras elecciones el PNP tendrá como principal rival al Partido Liberal, que estuvo en el poder hasta 2011 y promete introducir programas de mejoras socioeconómicas si obtiene el triunfo esta vez.

Analistas y medios de prensa auguran una competencia muy cerrada entre ambas fuerzas, porque la oposición agotará todos sus recursos por captar la mayor cantidad de apoyo en las urnas y regresar al gobierno.

Una encuesta divulgada la semana anterior puso a la organización oficialista al frente de la intención de votos con 27,5 puntos y le concedió 23,2 por ciento de apoyo a los liberales, quienes también se proponen lanzar candidatos a todos los asientos parlamentarios.

El estudio ubicó el porcentaje de indecisos en 17,4.

Los comicios debían celebrarse en diciembre, pero Simpson-Miller los aplazó amparada en la prerrogativa constitucional que le permite demorarlas por tres meses más.

Sin embargo, su partido y la oposición están en campaña desde el año pasado y definieron a sus competidores.

Al igual que otras islas del Caribe, Jamaica convoca cada cinco años a elecciones para escoger a los miembros de la cámara baja, y el líder de la agrupación política que obtenga más bancas se convierte en Primer Ministro.

El poder legislativo es bicameral y los 21 integrantes del Senado son designados por el Gobernador General del país, tras consultas con el jefe de Gobierno y la oposición.

Prensa Latina