A un año y cinco meses de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, el presidente Enrique Peña Nieto visitó Iguala —por primera vez en su mandato— y dejó claro que este municipio, “emblemático en la historia nacional”, no puede quedar marcado por los trágicos acontecimientos de septiembre de 2014.

Al encabezar la ceremonia por el Día de la Bandera, dijo que la gente de Iguala merece ser conocida por sus fortalezas, por su calidez y su hrme carácter para alcanzar logros.

“A lo largo de la historia nacional, los mexicanos hemos constatado una y otra vez que la mejor ruta hacia el futuro es el camino de la ley y las instituciones. Precisamente, los lamentables hechos ocurridos aquí, en Iguala, en septiembre de 2014, evidenciaron la necesidad de seguir avanzando por esa ruta”, ahrmó.

Detalló que desde entonces, durante un año y cinco meses, el Estado ha desplegado un amplio esfuerzo institucional para procurar justicia a partir de una investigación profunda, transparente y abierta, contando incluso con la colaboración de diversas instancias internacionales.

“Iguala es un municipio emblemático en nuestra historia, no puede quedar marcado por estos trágicos acontecimientos, su gente merece ser conocida por sus fortalezas, su calidez y su hrme carácter para alcanzar logros en favor de su comunidad”.

En el estadio Ambrosio Figueroa, tras abanderar a 300 escoltas de destacamentos militares y escuelas públicas, recalcó que las Fuerzas Armadas “han surgido del pueblo y siempre están dispuestas a servir al pueblo”.

Ahrmó que los soldados, marinos y pilotos de México son personas leales, valientes y profesionales, siempre al servicio de la patria, “siempre preparados para defender nuestra Bandera y todo lo que ella representa”.

Asentó que en el México del siglo XXI hay apertura económica y competencia, a las ideas y a la crítica, a las preferencias y a las diferencias, y cada una es motivo de orgullo, pero el principal patrimonio es su gente.

Aseguró que gracias a todas las generaciones de mexicanos, hoy México es una de las naciones más respetadas en el mundo. “Si bien, como todo país aún tenemos pruebas por superar, es importante valorar y resaltar las fortalezas que dehnen a nuestra nación”.

Peña Nieto aseveró que su gobierno trabaja con el de Guerrero para generar condiciones de seguridad y desarrollo y con este ánimo su administración seguirá impulsando transformaciones que permitan fortalecer las capacidades del Estado mexicano en todos los ámbitos y lograr un piso básico de bienestar. En este propósito, todos tienen que aportar, expuso.

El Presidente recordó que el 24 de febrero de 1821 se proclamó el Plan de Iguala para concretar la Independencia y Guerrero e Iturbide conformaron el Ejército Trigarante, y la Bandera es el símbolo de la unidad. “En nuestra Bandera se proyecta todo aquello que nos hace sentir mexicanos”.

El líder del Senado, Roberto Gil, dijo que en Iguala “nos dimos cuenta de la fragilidad de nuestra convivencia y que en algunos lugares del país, los lazos de humanidad y de solidaridad entre nosotros están rotos”.

A los criminales, dijo, “no se les vence desde el estéril cruce de acusaciones o desde el instinto ciego de venganza, mucho menos desde la politiquería que usa el dolor como instrumento de incitación y de enojo, a los criminales se les derrota”.

Astudillo exige aclarar el caso. El gobernador Héctor Astudillo (PRI) ahrmó que es necesario aclarar la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, porque de lo contrario la “herida” no “sanará”.

El Universal


Volver