El presidente francés Francois Hollande inicia hoy una visita de Estado a Perú, la segunda que cumplirá un mandatario galo en 52 años, durante la cual se firmarán algunos acuerdos y una declaración conjunta.

Hollande llegará a Lima procedente de la Polinesia francesa y será recibido por el mandatario peruano Ollanta Humala en Palacio de Gobierno, en lo que será el primer acto de su gira por América Latina del 23 al 25 de febrero, que incluye a Argentina y Uruguay.

La visita se abrirá con una reunión entre ambos mandatarios, antes de dar paso a la firma de una veintena de convenios, la mayoría de carácter científico, aunque no se descartan acuerdos sobre transportes vinculados a la construcción de las líneas de metro en Lima, según AFP.

Ollanta Humala y Francois Hollande suscribirán además una declaración conjunta que aludirá también a la cooperación en la lucha “contra los grandes desafíos actuales: el terrorismo, el cambio climático y el narcotráfico”. Perú es precisamente uno de los principales productores mundiales de cocaína.

“La declaración conjunta servirá como hoja de ruta para establecer una asociación privilegiada en ámbitos de diálogo político, cooperación científica y técnica”, señaló la cancillería peruana.

“Con esta visita, el presidente [Francois Hollande] manifiesta el deseo de Francia de seguir reforzando la cooperación entre los dos países en los campos ya existentes como son la cooperación universitaria y científica, la económica y comercial, la judicial y la lucha contra el narcotráfico, y la cooperación en el ámbito de la defensa y del espacio”, indicó de su parte la embajada francesa en Lima.

Francois Hollande y Ollanta Humala tienen previsto participar durante la tarde en un foro económico francoperuano, al que asistirá una delegación empresarial francesa compuesta por 50 hombres de negocios, donde se analizarán las oportunidades de inversión en el país andino.

Las inversiones de Francia en Perú suman en total 220 millones de dólares desde 2015, los cuales están repartidos en los sectores petrolero, transportes, minería, comercio y finanzas.

Según cifras del Ministerio peruano de Comercio Exterior, la balanza comercial en 2015 representó 632 millones de dólares, de los cuales 270 millones corresponden a exportaciones peruanas y 362 millones a importaciones, contra 616 millones de dólares en total en 2014.

Durante su estadía, Hollande condecorará con la Legión de Honor al ministro peruano del Medio Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, expresidente de la COP20, por su papel en las negociaciones llevadas a cabo en París en diciembre pasado para alcanzar un acuerdo global contra el calentamiento del planeta.

El Comercio

Europa está frente a una crisis humanitaria sin precedentes

El presidente de Francia, Francois Hollande, llega hoy al Perú como parte de su gira por la región que lo llevará a la Argentina y Uruguay. Se reunirá con su homólogo Ollanta Humala en Palacio de Gobierno con la mirada puesta en fortalecer las relaciones bilaterales luego de que nuestro país organizara la COP20 y adquiriera un satélite francés (el primero) de observación terrestre. La siguiente es la entrevista que le hicimos llegar vía un cuestionario y que el mandatario nos respondió poco antes de su arribo a Lima.

¿Qué significa para usted esta visita de Estado al Perú, la primera de un presidente francés desde la que efectuó el General De Gaulle?

Es cierto que la última visita oficial de un presidente de la República Francesa al Perú se hizo hace más de 50 años. Fue en el marco de una gira regional en Sudamérica del General De Gaulle.

Sin embargo, los vínculos entre el Perú y Francia no han dejado de fortalecerse y la relación entre nuestros dos países es hoy más densa y más rica en contenido que nunca.

Desde el año 2012, he recibido cuatro veces al presidente Humala en París. Y hemos podido actuar juntos frente al cambio climático, con la COP20 en Lima y la COP21 en París. Este éxito se debe en gran parte a la movilización que nuestros dos países han sido capaces de crear con relación a este asunto fundamental.

¿Cuál es su percepción de la cooperación bilateral en el ámbito de la educación, de la cultura y de la economía? ¿Cómo incrementarla todavía más?

Nuestros intercambios comerciales bilaterales han registrado una progresión importante en el 2015 ya que aumentaron en 30%. Las inversiones francesas se han incrementado en los sectores de agua y saneamiento, en el transporte urbano, en electricidad, así como en los hidrocarburos. Las empresas francesas emplean a más de 15 000 personas en el Perú.

Una delegación de empresas me acompaña durante mi visita y nuestro objetivo es que algunas de ellas lleguen a unirse a las más de 80 compañías francesas que ya tienen una filial en el Perú. La apertura en Lima en el 2014 de una oficina de la Agencia francesa de desarrollo (AFD), cuyo acuerdo de sede se va a firmar en el marco de mi visita, permitirá acompañar la financiación de estos proyectos.

Las autoridades peruanas han hecho durante los últimos años un esfuerzo significativo en el ámbito de la educación básica y la educación superior. Francia apoya el programa Beca 18. El ministro de Educación, Jaime Saavedra, se ha reunido en el mes de noviembre pasado con su homóloga, Najat Vallaud-Belkacem, y las conversaciones que tuvieron han permitido acelerar la negociación de algunos acuerdos que serán firmados en el marco de mi visita.

Finalmente, la riqueza, la diversidad y el interés que suscitan las culturas de nuestros dos países son un vector de acercamiento entre nuestros dos pueblos. La exposición “El inca y el conquistador”, organizada en el 2015 en París, en el Museo del Quai Branly, ha sido un gran éxito y Francia está orgullosa de haber sido el país invitado de honor de la Feria del Libro de Lima, el año pasado. Por mi parte, tendré la oportunidad de inaugurar durante mi visita, junto con la ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón, la muestra “La France”, presentada por el fotógrafo Raymond Depardon. Finalmente, las obras de Mario Vargas Llosa serán muy pronto reeditadas en la prestigiosa colección de la Pléiade.

Con referencia a la cooperación en el ámbito del medioambiente, ¿cuál es la posición de Francia, que parece ser una pionera en el sector de las energías renovables, de las tecnologías de ahorro de energía, de la protección de los bosques y de las especies nativas?

Francia tuvo la responsabilidad de ser la sede, en el mes de diciembre pasado, de la conferencia sobre el cambio climático (COP21).

Estoy muy agradecido al presidente Humala por su apoyo constante; y al ministro Manuel Pulgar-Vidal por su implicación para permitir llegar a un consenso.

Nuestro desafío, ahora, es la implementación del Acuerdo de París, que será firmado el próximo 22 de abril en Nueva York.

Las autoridades peruanas podrán contar con el apoyo de Francia para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y para la lucha contra la deforestación.

Los datos indican que habría más de un millar de estudiantes peruanos en Francia. ¿Cómo hacer para que sean más?

Efectivamente, son alrededor de 1 000 los estudiantes peruanos que cursan estudios superiores en una escuela o una universidad francesa.

Para que sean más, ponemos primero énfasis en la enseñanza del idioma francés, a través de la red de las Alianzas Francesas, que son siete en el Perú y que acogen en promedio a 17 000 estudiantes cada año. Se trata de una de las primeras Alianzas en el mundo.

La segunda herramienta es el acuerdo de reconocimiento mutuo de diplomas que será firmado en el marco de mi visita.

En cuanto al tema de los exiliados por la guerra de Siria, ¿cuál es la política que mantendrá Francia frente a este drama con el cual se enfrenta Europa?

Europa está frente a una crisis humanitaria sin precedente. El reto es el respeto de los principios sobre los cuales Europa se fundó y la preservación de su cohesión. Pero se trata de un asunto mundial ya que actualmente hay 60 millones de personas desplazadas en el mundo. Francia actúa con tres prioridades. Primero, la acogida de los refugiados a quienes debemos la protección (motivo por el cual Francia se ha comprometido a acoger a 30 000 personas en dos años). Segundo, el refuerzo de la ayuda humanitaria en los países vecinos de Siria. Finalmente, el control de las fronteras externas de la Unión Europea para que podamos controlar los flujos y recibir a aquellos quienes necesitan nuestra protección.

La República


Volver