El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, tiene previsto viajar mañana a Washington para entrevistarse con el vicepresidente de Estados Unidos, Jospeh Biden, para discutir sobre el plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica.

En esta reunión, que se celebrará el día miércoles, participarán los mandatarios de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén y el de Honduras, Juan Orlando Hernández.

El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Raúl Hernández, dijo que la reunión de los tres presidentes con Biden será entre las 12:00 y 16 horas del miércoles en la Casa Blanca.

“La agenda política está prácticamente preparada y muy contentos que el Presidente, a pocos días de haber asumido, pueda ya viajar a Washington, tener este encuentro y poder abordar el tema de la Alianza para la Prosperidad”, explicó el canciller.

Morales asumió la Presidencia de Guatemala el 14 de enero pasado para un periodo de cuatro años.

El gobierno de EE. UU. aprobó en diciembre del año pasado 750 millones de dólares para el plan de la Alianza para la Prosperidad, que busca frenar la migración hacia el país norteamericano con la implementación de medidas que generen desarrollo en cada una de las tres naciones.

El canciller explicó que durante una reunión con sus homólogos de El Salvador y Honduras recientemente, se definió una declaración política y la agenda que se va a presentar en Washington en el encuentro con Biden.

Uno de los temas principales es la definición de los proyectos en los cuales se van a ejecutar esos fondos monetarios asignados, aseguró el funcionario.

Agregó que debido a que los fondos estarán disponibles hasta el mes de octubre y estarán bajo el manejo de la Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo Internacional, el Departamento de Estado debe presentar al Congreso norteamericano los proyectos en los que se invertirá el dinero aprobado.

Aclaró que los 750 millones de dólares no estarán asignados únicamente para el Triángulo Norte, sino que se han destinado algunos recursos para países como Nicaragua, Costa Rica y Belice.

“Lo que le queda a Guatemala, El Salvador y Honduras son 700 millones de dólares y de esos ya habían algunos proyectos bilaterales que Estados Unidos había definido, por lo tanto, parte de lo que tenemos que ver es en que vamos a emplearlos”, dijo.

El plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica fue presentado por las tres naciones a finales del 2014 en Washington con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y busca mejorar la calidad de vida de la población que reside en Guatemala, Honduras y El Salvador con el propósito de reducir la migración hacia Estados Unidos.

Morales indicó, además, que el 25 de febrero el jefe de Estado guatemalteco se reunirá con algunos representantes y senadores del Capitolio, con migrantes guatemaltecos del área metropolitana de los estados de Washington, Virginia y Maryland.

AGN


Volver