Reafirman Cuba y Francia voluntad de fortalecer vínculos

El presidente cubano, Raúl Castro, firmó con su homólogo francés, Francois Hollande, un acuerdo de seis puntos que le permitirá, entre otros aspectos, aliviar la deuda que tiene la Isla con la nación europea y afianzar la ruta económica.

Los acreedores del Club de París condonaron 8500 millones de dólares en pagos de intereses de la deuda cubana de 11900 millones de dólares, que incluyen 4 mil millones en pagos a Francia.

Este acuerdo permitirá que parte del capital que Cuba aún le debe a Francia, sea convertido en financiamiento para el desarrollo de proyectos. La cita fue en el Palacio del Elíseo de la capital francesa, donde los mandatarios se reunieron en privado.

Este encuentro  se da en el marco de una visita de Estado que realiza Raúl a París, por invitación del Ejecutivo francés.

Cuba y Francia unidas por lazos de amistad

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro expresó hoy, en ocasión de su visita de Estado a Francia, que ambos pueblos están unidos por vínculos históricos y culturales y por profundos lazos de amistad.

Durante su declaración a la prensa, Raúl agradeció la acogida dispensada a la delegación de la Isla y afirmó que las conversaciones con el presidente François Hollande transcurrieron en un clima cordial y de respeto mutuo.

Esta es la primera visita de un presidente cubano a Francia, sentenció, la cual reafirma el excelente estado de nuestros nexos y refleja la voluntad compartida de consolidar el diálogo político al más alto nivel.

Hemos sostenido conversaciones fructíferas sobre temas de la agenda bilateral, dando continuidad a los objetivos y acuerdos alcanzados en la visita del presidente Hollande a Cuba en mayo pasado.

Mecanismos para ampliar vínculos económicos

El presidente cubano ratificó la voluntad de ampliar y diversificar las relaciones con Francia en todas sus dimensiones, durante su discurso ante la prensa, como parte de la visita de estado que realiza a ese país europeo.

Hemos suscrito una Agenda Económica Bilateral que representa un importante mecanismo conjunto para la proyección, seguimiento y promoción de los vínculos económico-comerciales, de cooperación e inversión, destacó Raúl.

El presidente cubano ponderó la firma del Acuerdo bilateral sobre la deuda de la Isla con Francia, con lo cual se crean condiciones más favorables para el desarrollo de las relaciones financieras y la ejecución de nuevos planes y proyectos conjuntos.

Reconocemos y damos la bienvenida a la voluntad expresada por Francia de acompañarnos y participar de forma más activa en los planes de desarrollo económico y social de Cuba, afirmó Raúl.

Dos naciones por el desarrollo

Agradecemos el liderazgo de Francia en el fomento de la construcción de una nueva etapa entre la Unión Europea y Cuba, sobre bases de respeto y reciprocidad, expresó el presidente cubano Raúl Castro, en el marco de su visita a la nación gala.

Destacó la tradicional posición francesa a favor del cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, que es el principal obstáculo al desarrollo de nuestro país, y a las relaciones económico-comerciales.

Raúl felicitó a Francia por la organización de la Cumbre sobre Cambio Climático y por su valiosa contribución, que permitió llegar a un acuerdo balanceado y aceptable.

Somos dos Estados con realidades diferentes; sin embargo, la relación amistosa, productiva y respetuosa que mantenemos demuestra que es posible proponernos proyectos comunes que tributen al desarrollo de nuestras naciones y de toda la humanidad, afirmó el presidente cubano.

Radio Reloj

Reitera Francia posición a favor del fin del bloqueo contra Cuba

El gobierno francés reiteró este lunes su posición a favor del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero que le impone Estados Unidos a Cuba.

Francia estuvo siempre convencida de que, pese a las tensiones internacionales que podían existir, había la necesidad de levantar el embargo (bloqueo), y por tanto su fin, afirmó el presidente François Hollande durante una declaración a medios de prensa junto a su homólogo cubano, Raúl Castro, quien realiza una visita de Estado a ese país europeo.

El presidente Barack Obama, que hizo que se progresara, debe, lo dijo él mismo, ir hasta el final del levantamiento del embargo, “vestigio de la guerra fría”, señaló Hollande.

Además, el Jefe de Estado subrayó que debe ser borrado para que la nación caribeña asuma plenamente su lugar. Es la voluntad de ese país, y la voluntad de la comunidad internacional.

Por su parte, Raúl Castro agradeció la tradicional posición francesa a favor del levantamiento del bloqueo, que “es el principal obstáculo al desarrollo de nuestro país, y a las relaciones económico-comerciales”.

Igualmente, reconoció el liderazgo de la nación gala en el fomento de la construcción de una nueva etapa en las relaciones entre la Unión Europea y Cuba, sobre bases de respeto y reciprocidad.

En tal sentido, el mandatario se refirió en particular a lo concerniente a la negociación del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, proceso en curso desde abril de 2014, que “se encuentra en una fase muy avanzada”.

Somos dos Estados con realidades históricas, culturales, geográficas y sistemas políticos diferentes. Sin embargo, la relación amistosa, productiva y respetuosa que mantenemos demuestra que es posible proponernos metas y proyectos comunes que tributen al desarrollo de nuestras respectivas naciones y de toda la humanidad, subrayó.

Agencia Cubana de Noticias

“Francia ha sido, es y será un importante socio para Cuba”

Declaración ante la prensa del General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en ocasión de la visita de Estado a la República Francesa, el 1ro de febrero de 2016, “Año 58 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Buenas noches.
Estimado presidente François Hollande;
Distinguidos miembros de la delegación francesa;
Representantes de los medios de prensa:

Ante todo permítanme trasladar un cordial y afectuoso saludo al pueblo francés y a sus autoridades, en nombre del pueblo y Gobierno cubanos. Nuestros países están unidos por vínculos históricos y culturales y por profundos lazos de amistad.

Agradezco muy sinceramente las palabras que ha pronunciado el presidente Hollande, así como la calurosa acogida dispensada a la delegación cubana.

Recién hemos concluido las conversaciones oficiales con el presidente François Hollande. Este intercambio, al igual que en mayo del pasado año en La Habana, ha tenido lugar en el clima cordial y de respeto mutuo que caracteriza nuestras relaciones bilaterales.

Esta es la primera visita de Estado de un presidente cubano a Francia y a un país miembro de la Unión Europea. Reafirma el excelente estado de nuestras relaciones y refleja la voluntad compartida de consolidar el diálogo político al más alto nivel.

Hemos sostenido conversaciones fructíferas sobre los diversos temas que integran la agenda bilateral, dando continuidad a los objetivos y acuerdos alcanzados en la histórica visita efectuada por el presidente Hollande a Cuba en mayo pasado, primera de un mandatario francés a nuestro país.

Ratificamos la voluntad de ampliar y diversificar las relaciones bilaterales con Francia en todas sus dimensiones: políticas, económico-comerciales, financieras y de cooperación, académicas y culturales.

Hemos suscrito una Agenda Económica Bilateral que representa un importante mecanismo conjunto para la proyección, seguimiento y promoción de los vínculos económico-comerciales, de cooperación e inversión, incluso a mediano y largo plazos.

Del mismo modo, destaca la firma del Acuerdo bilateral sobre la deuda de Cuba con Francia, con lo cual se crean condiciones más favorables para el desarrollo de las relaciones financieras y la ejecución de nuevos planes y proyectos conjuntos.

Como es conocido, el pasado 12 de diciembre Cuba llegó a un importante acuerdo con los países acreedores que integran el Grupo ad hoc del Club de París.

Reiteramos el agradecimiento al gobierno francés por su papel significativo y posición constructiva para alcanzar este importante resultado, lo que abre una nueva etapa en las relaciones económicas, comerciales y financieras de Cuba con estos países, y facilitará el acceso a financiamientos a mediano y largo plazos, muy necesarios para la ejecución de las inversiones previstas en nuestros planes de desarrollo.

Reconocemos y damos la bienvenida a la voluntad expresada por las autoridades francesas de acompañarnos y participar de forma más activa en los planes de desarrollo económico y social de Cuba.

Igualmente agradecemos el liderazgo de Francia en el fomento de la construcción de una nueva etapa en las relaciones entre la Unión Europea y Cuba, sobre bases de respeto y reciprocidad, y en particular en lo concerniente a la negociación del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, proceso en curso desde abril de 2014, que se encuentra en una fase muy avanzada.

Apreciamos la tradicional posición francesa a favor del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, que es el principal obstáculo al desarrollo de nuestro país, y a las relaciones económico-comerciales.

Hace apenas dos meses esta ciudad fue escenario del histórico “Acuerdo de París”, resultado de un arduo proceso de negociación en la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre Cambio Climático. Expresamos nuestra felicitación a Francia y a sus autoridades por la organización de ese evento y por su valiosa contribución, que permitió llegar a un acuerdo balanceado y aceptable para todas las partes.

El próximo mes de mayo, fruto del esfuerzo e interés por incrementar el conocimiento mutuo, tendrá lugar por vez primera un mes de la cultura cubana en Francia y de la cultura francesa en Cuba.

Hemos reiterado al gobierno francés la disposición y el compromiso con la continuidad de esta sólida relación. Francia ha sido, es y será un importante socio para Cuba.

Somos dos Estados con realidades históricas, culturales, geográficas y sistemas políticos diferentes. Sin embargo, la relación amistosa, productiva y respetuosa que mantenemos demuestra que es posible proponernos metas y proyectos comunes que tributen al desarrollo de nuestras respectivas naciones y de toda la humanidad.

Para concluir, reitero mi saludo afectuoso a esta majestuosa y hospitalaria ciudad que me honro en visitar, y mi sincero agradecimiento al presidente Hollande por la cálida acogida que nos ha dispensado.

Muchas gracias (Aplausos).

Cuba Debate

Francia sabrá acompañar a Cuba en su desarrollo, presidente Hollande

El presidente François Hollande afirmó que los talentos, recursos y empresas de Francia sabrán acompañar a Cuba en su desarrollo original, en ocasión de la cena ofrecida a su homólogo Raúl Castro, quien concluye hoy una visita a este país.

A continuación Prensa Latina transmite íntegramente las palabras pronunciadas por el mandatario francés:

Palabras de François Hollande, Presidente de la República Francesa, durante la cena ofrecida al General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros de la República de Cuba, en el Palacio del Elíseo, el 1ro. de febrero de 2016.

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Estimado amigo Raúl Castro;

Señor Presidente del Senado;

Señor Presidente de la Asamblea Nacional;

Señores Ministros;

Señoras y señores:

Todos los que están aquí hoy son amigos de Cuba y han querido estar alrededor del Presidente Raúl Castro y junto conmigo para expresar la fortaleza de la amistad entre ambos países.

Quisiera además expresar un agradecimiento a esta visita y a su importante delegación que acompaña al Jefe de Estado cubano.

Es la primera visita de Estado que se realiza desde el inicio de las relaciones Cuba-Francia. En este sentido, este día es histórico. El año pasado fui el primer Jefe de Estado occidental recibido en Cuba. Muchos otros me han seguido y casi el mundo entero quiere acompañar a Cuba en su desarrollo.

Me complace mucho constatar los gestos que ha hecho el presidente Obama durante estos últimos meses, pero lo más importante queda aún por hacer: el levantamiento unilateral del embargo que desde hace demasiado tiempo inflige sufrimientos inaceptables al pueblo de Cuba y obstaculiza los intercambios que podemos tener con ese país.

Francia fue una de las primeras naciones en denunciar en la ONU esta decisión de embargo y bloqueo. Nuestra diplomacia apoya cada año en la Asamblea General la Resolución sobre la necesidad de levantar el bloqueo.

De igual forma, Francia tiene la voluntad de acercar a la Unión Europea y Cuba, en particular con respecto a la posición común que obstaculiza los intercambios y ya ha perdido todo su sentido.

Como dije en La Habana, el pueblo francés siente afecto por su país, señor Presidente. En efecto, tenemos vínculos que se remontan al siglo XVI. No quiero ir más allá para no cometer errores históricos. Sabemos que en el siglo XVI ya hubo corsarios franceses que llegaron a las costas cubanas.La ciudad de Cienfuegos fue fundada por originarios de Burdeos, y la arquitectura y la cultura francesas están hoy muy presentes. Luego, muchos franceses se establecieron en Cuba después de la Revolución de Haití para implantar el cultivo del café que seguimos hasta la actualidad mediante un comercio equitativo y se acaba de firmar un acuerdo al respecto esta tarde. Luego las ideas circularon con los hombres. Sabemos lo que nos une: nuestras dos banderas portan los colores blanco, azul y rojo; y su himno La Bayamesa también tiene algunos acordes de La Marsellesa. Compartimos el mismo apego a la independencia.

José Martí, su Héroe Nacional, durante su exilio en Francia lo evocó con Víctor Hugo en su célebre encuentro. El coraje de los insurrectos cubanos, especialmente de las mujeres cubanas inspiraron algunas de sus más bellas páginas.

Después, mucho después, en la segunda mitad del siglo XX, somos conscientes de lo que Cuba pudo representar para muchos pueblos que luchaban por su liberación. Y aquí hubo mujeres y hombres que apoyaron su Revolución, y nuestros países, a pesar de las tensiones internacionales, a pesar de ciertas divergencias, han mantenido relaciones de respeto.

El presidente François Mitterrand recibió al presidente Fidel Castro en una visita privada, en 1995; pero reitero que ningún Presidente cubano anteriormente había realizado una visita oficial a Francia.

Conocemos bien nuestras diferencias, pero lo que nos une es más fuerte. No siempre tenemos las mismas concepciones sobre todos los temas, especialmente sobre los derechos humanos, pero nuestra amistad nos permite hablar de ellos libremente y eso es lo esencial.

Cuba es respetada y escuchada en toda América Latina.

Cuba ha desempeñado un papel esencial en el proceso de paz de Colombia, cuyas negociaciones se realizan en La Habana que buscan poner fin a un conflicto que ya dura más de 60 años. Esta solución no se hubiera podido encontrar sin la mediación de Cuba.

Asimismo, los estrechos vínculos que sostiene Cuba con Venezuela son una carta de triunfo para hacer prevalecer el diálogo en ese país y de ese país con sus vecinos.

Y no olvido la solidaridad demostrada por Cuba a todo el continente ante cada reto. Pienso, en particular en el Caribe, donde Francia está presente con sus territorios de ultramar. Por eso digo que Francia y Cuba son países vecinos. Trabajamos con ustedes para desarrollar la región en su conjunto.

Finalmente, quisiera señalar cuán útil fue la voz de Cuba – y Laurent Fabius es testigo de ello – el 12 de diciembre durante la Conferencia realizada en París sobre el clima. Pero en esa noche del 12 de diciembre hubo otra negociación, más discreta, pero más esencial para Cuba. Fue la reunión del Club de París, que esa noche anuló la deuda de Cuba.

Deseaba cumplir el compromiso que hice con ustedes durante mi visita en mayo último. Esta decisión va a favorecer el acceso de Cuba al financiamiento internacional y al nuestro en primer lugar.

La Agencia Francesa del Desarrollo aportará una contribución importante. Las empresas francesas -y aprovecho para saludar a sus representantes aquí presentes” están dispuestas a invertir aún más. La agenda económica que acabamos de firmar ambos países establece la lista de sectores, que además no son pocos: la infraestructura, el sector agroalimentario, el medio ambiente, la energía, el turismo, y podría agregar la cultura, porque yo quiero agregar la cultura que siempre ha unido a nuestros países.

Alejo Carpentier, el autor de El Siglo de las Luces y de Los Pasos Perdidos, fue por mucho tiempo representante de Cuba en París. Los ideales de la Revolución francesa inspiraron su obra y su amistad con Robert Desnos inspiró su amor por nuestra lengua. Habrá quien recuerde la participación de Alejo Carpentier en programas de televisión, especialmente el de Bernard Pivot, que se emocionaba considerablemente por lo que contaba de su país y por los vínculos que quería establecer con la cultura francesa. Esta relación cultural tuvo una continuidad con el pintor Wifredo Lam, cuyas obras se presentan en el Centro Pompidou, quien vivió en París y fue amigo también de Picasso.

El Festival de Cine Francés en La Habana, cuya decimoctava edición se celebró en abril del año pasado, constituye un lugar excepcional para compartir las obras.

También quisimos que un Mes de la Cultura Francesa se organizara este año en Cuba. O más bien fueron ustedes los que quisieron que así fuera. Y nosotros aceptamos voluntaria y gustosamente.

Eventos de más relevancia se están preparando. Especialmente conciertos. Yo sé que aquí hay un Disc Jockey muy celebre que se volverá una realidad para los cubanos y que es sumamente conocido para nosotros.

Nuestros países comparten el mismo apego por la educación y la ciencia. Deseo que más alumnos universitarios puedan ir y venir con más facilidad y que podamos recibir muchos más. Asimismo, debemos trabajar juntos con vistas a la validación de los diplomas.

En mayo pasado, durante mi visita a La Habana, tuve la oportunidad de inaugurar la sede de la Alianza Francesa. Esta sede ocupa un lugar magnífico, en uno de los más bellos edificios de la capital cubana, el Palacio de Gómez. Debo recordarles que gracias a Che Guevara, entonces ministro de la República, Francia tuvo la suerte de disponer de esta institución en La Habana. Actualmente, 12 000 cubanos aprenden allí la lengua francesa. Es por ello que ese fue un momento también muy emotivo de mi visita.

Un país culto es fuerte y libre, incluso si no tiene todas las riquezas del mundo, decía José Martí. Ahí se ve tanto en el caso de Cuba como en el de Francia, nuestra capacidad de resistencia ante las pruebas. Y lo demostramos una vez más el año pasado, y ustedes también, en otras circunstancias, han resistido las pruebas.

Francia lo acoge, estimado Raúl Castro, convencida de que los talentos de Francia, los recursos y las empresas sabrán acompañar a Cuba en su desarrollo original y respetarán su identidad.

Es para celebrar la amistad entre Francia y Cuba que propongo un brindis por la amistad entre Francia y Cuba, por usted y por su delegación. (Aplausos).

Prensa Latina