En Contexto
El domingo 21 de febrero se votó por una posible reforma constitucional que habilitaría la reelección del presidente y el vicepresidente. Las y los ciudadanos votaron si reformaban o no el artículo 168 de la Constitución. De ganar el sí el presidente y el vicepresidente hubieran tenido la posibilidad de ser reelectos por dos veces de manera continua. El referéndum tuvo carácter vinculante.

Hasta anoche, el cómputo consolidado de actas llegó al 99,72%, en el que la opción No alcanzó el 51,3% de los votos y el Sí obtuvo el 48,7%. Con ese resultado se descarta la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado.

Con todo, la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) aún no proclamó los resultados finales, en el entendido de que aún resta repetir la votación, el próximo 6 de marzo, en mesas de Santa Cruz, La Paz y Beni, además que tampoco se cerró el cómputo en el exterior, que a la 23.59 daba al Sí el 51,37% de los votos y al No, el 48,63% de respaldo, al 99,91% de las actas.

El No aventajó al Sí con 135.578 votos cuando solo resta por contar unos 15.800 sufragios que equivale al 0,28% de las actas por computar. La participación fue del 84,45%.

Proceso. Durante una rueda de prensa en el Tribunal Electoral Departamental (TED) de Chuquisaca, la presidenta del TSE, Katia Uriona, acompañada de los otros seis vocales nacionales, dio a conocer el resultado y afirmó que el referéndum del 21 de febrero “ha desafiado al máximo la institucionalidad del Órgano Electoral Plurinacional”.

“No solo hemos respondido al compromiso asumido (de entregar los resultados a la brevedad), sino también hemos avanzado en el fortalecimiento de la democracia y hemos podido ratificar de manera transparente la decisión del pueblo”, enfatizó. La pasada semana, Uriona adelantó que el cómputo final podía estar concluido en 48 horas. Han pasado casi 53 horas de iniciado el cómputo y el Órgano Electoral dio un último resultado del consolidado al 99,72%, a las 23.32 de anoche.

El domingo se consultó a la ciudadanía si estaba de acuerdo o no con la modificación del artículo 168 de la Carta Magna, que de aprobarse hubiera ampliado de una a dos las reelecciones continuas y así, allanando otra postulación de Evo Morales en los comicios de 2019.

Empero, con los resultados preliminares emitidos anoche por el TSE (aunque no son finales), esa posibilidad queda descartada.

El cómputo empezó el domingo a las 18.30, luego de que se cerraran las mesas de votación en los nueve departamentos y 33 países. Desde entonces, promotores del Sí y el No se apostaron en las entidades electorales para dar seguimiento al conteo oficial. Durante ese proceso, se registraron denuncias de fraude electoral, impugnación de actas y otras presuntas irregularidades que generaron un clima de tensión en el proceso de cómputo, sobre todo en La Paz y Sucre, donde sesiona la Sala Plena del TSE, debido que en 2015 dimitieron los vocales de esa región.

Pese a la presión ejercida por los actores políticos, el Órgano Electoral avanzó de manera acelerada en el cómputo, aunque la Ley 026 de Régimen Electoral da a los TED un plazo de hasta siete días para cerrar el proceso.

A esas alturas del cómputo, los promotores del No iniciaron los festejos, en virtud a que los datos son irreversibles. En Sucre, festejaron en la plaza 25 de Mayo con desfile, banderas y música.

Argentina impulsó el Sí en el extranjero 

Mauricio Quiroz – La Paz  

El voto en el extranjero favoreció a la opción Sí que obtuvo el 51,37% frente al No que logró el 48,63% de los sufragios, al 99,91% de las actas validadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) correspondientes al referéndum constitucional que se celebró el domingo 21 de febrero.

Este resultado fue impulsado por los votos de residentes bolivianos en Argentina, donde la aceptación a la reforma de la Constitución, propuesta por el gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), logró el 82,21% de los votos, frente al 17,79% que la rechazó y por la cantidad de votos que se logró contabilizar en esa nación a pesar del ausentismo: 29.475, que representa el 25,71% de participación en los comicios. Argentina fue uno de los siete países donde ganó el Sí, de las 33 naciones con representación diplomática donde se llevó a cabo la consulta constitucional que finalmente fue rechazada, según las cifras preliminares (al 99,72%), pero oficiales que los vocales del TSE entregaron anoche en Sucre.

Brasil fue el segundo país donde la comunidad boliviana aprobó el ajuste constitucional que solicitó el oficialismo para que el presidente Evo Morales pueda postularse nuevamente en 2019 para el periodo 2020-2025. Allí el Sí logró el 76,08% y el No el 23,92% de los 7.359 votos emitidos. La participación fue del 23,46%.

Ausentismo. Además de Argentina y Brasil, el Sí ganó en Cuba (88,13%), Irán (100%), India (67,67%), Suecia (51,55%) y Venezuela (64%), pero con participaciones cercanas al 30%, excepto en la capital iraní, donde se registraron 10 votos de los 10 habilitados.

Entre las naciones donde el No obtuvo una mayor votación están Dinamarca (83,33%), Estados Unidos (82,42%), Panamá (81,32%) y México (80,92%), Japón (83%), Suiza (82,13%) y Bélgica (85,39%).

El peso del voto extranjero es del 4% en el Padrón Electoral.

Mesa: La CPE limita a gobernantes 

Luis Mealla – La Paz

A través de su cuenta en Twitter, el expresidente Carlos Mesa aludió al presidente Evo Morales respecto al triunfo del No, que según los datos oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) logró una estrecha ventaja sobre la aceptación de la modificación de la Constitución.

Mesa afirmó, en torno a ese resultado, que “no hay personas imprescindibles”, en referencia a Morales, quien buscaba otra repostulación con la modificación del artículo 168 de la Carta Magna. “Presidente, lo que ha dicho el voto de los bolivianos es que no hay personas imprescindibles, solo hay causas imprescindibles”, escribió.

Minutos antes, en otro tuit, Mesa indicó: “El triunfo del No retrata la conciencia del país, que sabe que el respeto a la Constitución limita el poder absoluto de los gobernantes”.

En octubre de 2015, Mesa afirmó que no era partidario de una repostulación presidencial y aseguró que no busca ser candidato en las próximas elecciones generales que tendrán lugar en 2019 para el periodo 2020-2025.

El No abre una nueva era electoral

Armando Ortuño

es experto en análisis electoral.

Se tuvo que esperar que el TSE publicara más del 99% del cómputo para confirmar con seguridad la victoria del No en el referéndum constitucional. Se impone con poco más del 51% de preferencias y aunque resta contar algunas actas, la diferencia es irremontable. De paso, hay que ser nobles y reconocer el gran trabajo del TSE para llevar a buen puerto un proceso tan complejo y lleno de desconfianzas.

La esperanza del oficialismo radicaba en obtener una victoria clara en el extranjero y en lograr un nivel de votación similar al de octubre de 2014 en las zonas rurales más alejadas. En el primer caso, el ausentismo fue la norma y en el caso de las zonas rurales, el Sí se habría impuesto con contundencia, pero con porcentajes ligeramente por debajo del histórico. Estos resultados fueron insuficientes para contrapesar el sólido avance del No en las urbes.

Una foto geográfica gruesa nos ratifica una significativa divergencia en el comportamiento de los electores urbanos y rurales. Diferencias que no deberían alegrarnos si pretendemos construir una gobernabilidad sostenible en el país. Aunque los departamentos del oriente y del sur favorecieron al No con sólidas mayorías cercanas al 60%, resucitando coyunturalmente a la extinta media luna, no se puede afirmar que se ha reeditado el clivaje regional. A contramano de esas tendencias, Cochabamba y sobre todo La Paz fueron los dos únicos departamentos en los que el Sí se impuso.

Daría la impresión de que el triunfo del No reveló la fragilidad de los avances del oficialismo en las tierras opositoras del sur y del oriente; no obstante, no hay que dejar de mencionar que en su peor momento, el MAS logró de todas maneras agrupar a un 49% de electores, capital electoral valioso que le permite pensar en un futuro, pero que es insuficiente para mantener las sólidas mayorías de las que disfrutó un decenio.

El 6 de marzo se repite voto en 3 regiones

Rubén Ariñez – La Paz

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Katia Uriona, indicó ayer que por efecto de la impugnación de actas de escrutinio y disturbios, el 6 de marzo se repetirá la votación en 24 mesas de Santa Cruz, una en La Paz y una cifra sin precisar de Beni.

“Es un porcentaje muy pequeño, esperamos poder cerrar y hacer la proclamación final de los resultados”, indicó la autoridad. Según el calendario electoral, el TSE tiene hasta el 20 de marzo para publicar resultados definitivos.

La Razón

Referendo: El No gana en 6 regiones y el Sí en 3

A 48 horas de haberse realizado el acto electoral, el Tribunal Supremo Electoral anunció los resultados al 99,4% del cómputo nacional y al 100% en siete de los 9 departamentos.

Pese a ello, los porcentajes son prácticamente irreversibles. Estas son las cifras por departamento:

En Chuquisaca, el No se impuso con 55,23% sobre el Sí, que tuvo el 44,77%.

En Pando, el No ganó con 53,98% frente al Sí, que tuvo el apoyo del 46,02%.

En Tarija también venció la opción del No  con el 60,16% y el Sí obtuvo 39,84%.

En Oruro fue la opción Sí la triunfadora con 52,03% frente al 47,97% que logró el No.

En Potosí, la opción del No ganó con 53,4% mientras que el Sí obtuvo el 46,1 de votos.

En Cochabamba, ganó la opción del Sí con el 54,8% frente al No que obtuvo el 45,1%​

En la La Paz el Sí se impone con el 55,7% frente al No que logró el 44,3%, al 98% del conteo.

En el Beni, al 98,2% del escrutinio, el No, con 60,9%, superó al Sí con 39,1% de votos.

Santa Cruz al 99,6%

En el caso de Santa Cruz, el avance del escrutinio oficial llegó al 99,61% hasta la tarde de este martes. Y solo faltan por computar las 25 mesas de las dos unidades educativas que deben repetir votación el próximo domingo 6 de marzo.

El Deber

Gobierno denuncia “matonaje electoral” que esconde fraude contra el voto campesino

El vicepresidente Álvaro García Linera denunció el martes un “matonaje electoral” que es un intento de la oposición de ejecutar un fraude para evitar el conteo del voto campesino e indígena, en el referendo constitucional, que respalda mayoritariamente al proceso de cambio y al presidente Evo Morales.

“Es un matonaje electoral y es un intento de fraude electoral que está desplegando en las últimas horas las fuerzas opositoras de derecha en contra del voto campesino y el voto indígena, que es el voto que aún falta por contabilizar”, dijo.

En conferencia de prensa, en La Paz, García Linera dijo que ese voto campesino, registrado en las regiones alejadas de La Paz, Cochabamba, Potosí, Chuquisaca y Santa Cruz, pretende ser “escamoteado” por la derecha.

Denunció que la oposición se está trasladando a esas regiones alejadas a chantajear a las autoridades electorales y mediante un movimiento intimida a los responsables en el conteo en salas plenas.

García pidió a la oposición a calmar su desesperación porque el conteo está garantizado, ya que participaron representantes de partidos, observadores y la prensa.

“La garantía de la transparencia es absoluta pero en un acto de desesperación política la derecha va a intentar anular este voto rural campesino e indígena”, sostuvo.

Según el Tribunal Supremo Electoral, la opción del ‘No’ tiene una ventaja de 8,4 puntos sobre el Sí en el cómputo del 82% de 29.224 actas en el país tras el referendo constitucional celebrado el domingo, sin contar con la totalidad del voto rural y del exterior.

Agencia Boliviana de Información