La Corporación Financiera Internacional (IFC), del Grupo Banco Mundial, colabora con la Unión Europea y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales para mejorar la sostenibilidad ambiental y la competitividad de las pequeñas y medianas empresas en República Dominicana.

Este apoyo consiste en la identificación, a través de la estrategia de Producción más Limpia, de oportunidades para reducir la producción de desechos y la contaminación, y promover el uso más eficiente de la energía, materias primas y del agua. Las 500,000 Pymes del país son fuerzas motrices importantes de la economía; generan empleo y bienes esenciales. Si bien el impacto individual de estas empresas es escaso en comparación con las compañías grandes, el impacto ambiental acumulado del sector Pymes es importante.

“Desde 2011 hemos trabajado en estrecha colaboración con una amplia variedad de asociaciones empresariales a fin de aumentar la competitividad de los empresarios dominicanos a través de la Producción más Limpia.

Gracias a esta colaboración con IFC y la Unión Europea daremos otro paso importante hacia métodos más sostenibles que protejan el medio ambiente y ayuden a las empresas a ser más productivas,” afirmó la viceministra de Gestión Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Zoila González de Gutiérrez.

Electricidad

Más del 97% de la electricidad en el Caribe se genera a partir de combustibles fósiles. El monto de las facturas de electricidad puede llegar a ser dos o tres veces más elevado que en otras partes de América Latina.

El uso eficiente y menos contaminante de la energía, así como el consumo eficiente del agua y otros recursos, son cruciales para ayudar a las economías insulares a crecer de manera sostenible.

En RD, el Programa Nacional de Producción más Limpia se ajusta a la Política Nacional de Consumo y Producción Sostenible, que promueve una estrategia de negocios más sostenible y competitiva.

Listín Diario