La Facultad de Ciencias controlará la actividad de las minas activas en Uruguay: si los explosivos empleados están bajo las normas, si no utilizan una cantidad superior a lo permitido y qué movimientos genera su actividad en el suelo uruguayo.

Asimismo, harán un monitoreo de minas que puedan estar trabajando de forma clandestina en el territorio nacional.

Las actividades serán llevadas a cabo por el Observatorio Geofísico de la facultad, que en los últimos años estuvo localizado en Aiguá, departamento de Maldonado.

Recientemente el observatorio estableció una serie de convenios con la Dirección Nacional de Minería y Geología y el Servicio Geográfico Militar del Ejército, a partir de los cuales este último pondrá a disposición 14 estaciones en distintos puntos del territorio, desde donde los científicos podrán medir los movimientos que se produzcan en la profundidad del suelo.

Los registros serán realizados por medio de 14 instrumentos (acelerómetros), que fueron adquiridos por la Dirección Nacional de Minería y Geología. Los datos recogidos complementarán las tareas de monitoreo de la dirección pero también se destinarán a otros trabajos de investigación.

“El objetivo de los equipos es fundamentalmente registrar las explosiones de minas, para poder hacer un control de cómo están trabajando las empresas mineras y poder verificar con el Ejército que usen los explosivos autorizados”, señaló Enrique Latorres, uno de los ingenieros que llevan adelante el observatorio. “Podría haber personas que obtuvieran explosivos que vienen de otras fuentes”, apuntó el ingeniero.

El equipamiento con el que trabajarán permite hacer una suerte de tomografía de la corteza terrestre y ver con precisión fallas o variaciones de la estructura a decenas, centenas y hasta kilómetros de profundidad, contó Latorres. Hasta ahora esta información no se podía obtener sin una perforación.

Puede pasar.

Las actividades se sumarán a un trabajo de monitoreo de los movimientos que se producen bajo la superficie del país que el Observatorio Geofísico de la Facultad de Ciencias lleva adelante desde hace unos años. “Todo esto nació cuando el tsunami del océano Pacífico en 2011 y el terremoto de Haití en 2010”, rememoró Latorres. “Nos hizo preguntarnos qué sucedería si pasara en Uruguay y si era posible que sucediera”.

Reunieron un equipo que consultó documentos históricos y registros y se encontraron con que en el país hubo temblores similares en el pasado.

“No es cierto que Uruguay esté libre de sismos”, enfatizó Latorres. “En 1888 hubo un sismo de una magnitud considerable; en una Montevideo colonial de casas bajas y gruesas paredes de ladrillos, lo único que pasó fue que se cayeron algunas paredes, mampostería y despertó pánico general”, contó el ingeniero.

Si se registrara hoy, continuó, “en una ciudad con altos edificios de hierro y hormigón, algunos casi transparentes, no estamos muy seguros de lo que sucedería”.

El trabajo del observatorio en Aiguá, Maldonado, llevó a detectar que entre marzo de 2013 y marzo de 2014 hubo 23 terremotos de baja intensidad.

A partir de este año sus trabajos estarán coordinados con Brasil, Paraguay y Argentina. Por un convenio con la Universidad de San Pablo, realizarán un estudio regional de la corteza terrestre la zona que une a los cuatro países.

Los nuevos equipos también les permitirán registrar un fenómeno que se viene registrando en América del Sur y es que se desplaza hacia el norte de a dos centímetros por año, debido a fuerza que ejerce el interior de la Tierra sobre la corteza. Verán en qué medida el territorio uruguayo se desplaza acompañando este fenómeno.

SISMOS EN URUGUAY

Siglo XIX. Montevideo bajo un gran sismo

En 1888 hubo un sismo de una magnitud considerable; en una Montevideo colonial de casas bajas y gruesas paredes de ladrillos, se cayeron algunas paredes, mampostería y hubo pánico general.

Terremotos. 23 en el transcurso de un año

Entre marzo de 2013 y marzo de 2014 el Observatorio de Geofísica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República registró 23 terremotos de baja intensidad en el este de Uruguay.

Oeste. Entre Lavalleja  y Treinta y Tres

Se estima que los 23 terremotos se produjeron en la zona norte de Lavalleja y sur de Treinta y Tres y abarcar un área con poblaciones como la de Zapicán y la de José Pedro Varela.

El País