Vergüenza ajena, reclamos de una rápida renuncia, pena y amenazas de denuncias judiciales. Esos y otros sentimientos y advertencias desató en la oposición la información acerca de la licenciatura inexistente del vicepresidente Raúl Sendic.

Sendic empezó a sentir el aliento opositor en la nuca a eso de las 9 de la mañana cuando lo llamó por teléfono el senador nacionalista Luis Lacalle Pou. “A mí me gusta ir directamente al imputado para pedirle una explicación porque ya no es solo un tema de índole personal. Es el presidente de este cuerpo y de todos los que estamos acá en esta casa”, dijo en el dirigente en referencia al Senado. El líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, manifestó sentir “pena y vergüenza ajena”. “Es un hecho grave. Es evidente que le ha mentido al Parlamento y a la ciudadanía. Es una situación inexplicable”, sostuvo.
En tanto, el senador Jorge Saravia afirmó que en caso de ser cierto que Sendic no es licenciado, significaría una “falta de responsabilidad”. “Cuando se votó la venia de ANCAP yo estaba en el Senado y figuraba como licenciado”, recordó.

En tanto, el diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio. dijo sentir “pena y mucha vergüenza”. “Me parece malo mentirle a la gente y además no encuentro el sentido de la mentira”, agregó.
Al senador del Partido Independiente (PI), Pablo Mieres, también le “da vergüenza ajena” y “le parece penoso” el caso.

En el Partido Colorado advierten que, de confirmarse que el jerarca mintió, radicarán la denuncia penal ya que “podrían haber conductas con apariencia delictiva”. Así lo afirma una declaración del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) colorado en el que se advierte que ese partido pedirá una “inmediata aclaración” sobre la situación profesional de Sendic. En su cuenta de Twitter, el diputado colorado Ope Pasquet afirmó que el vicepresidente es “mentiroso”. “No es digno de ocupar el cargo que ocupa. Debe renunciar”, afirmó.
En la red social, el diputado colorado Fernando Amado también afirmó que “si le queda algo de vergüenza y dignidad Sendic debería renunciar”. Para el legislador, se trata de una situación de “estafa”.

La figura penal

El catedrático penalista Miguel Langón explicó que para definir un eventual delito de usurpación de título por parte de Sendic, la clave está en determinar si la licenciatura en genética existe en Uruguay y es reconocida por la Universidad. “No es una situación sencilla”, dijo. Langón indicó que esa figura penal no implica prisión y se pena solo con multa. Por otra parte, el abogado experto en derecho administrativo Juan Pablo Cajarville dijo que las resoluciones y documentos que haya firmado Sendic, en principio, no perderían validez.

El Observador

Comunicado del vicepresidente Raúl Sendic sobre sus estudios

MONTEVIDEO (Uypress) — Las declaraciones del vicepresidente Raúl Sendic a la periodista Patricia Madrid de El Observador, dónde reconoce que no tiene el título de Licenciado en Genética, han despertado una amplia repercusión.

Ahora, en un comunicado a todos los medios el vicepresidente Raúl Sendic buscar puntualizar y aclarar el tipo de estudios y títulos que posee. El diputado colorado Fernando Amado, Partido Colorado, fue el primer legislador que pidió públicamente la renuncia del vicepresidente “Si le queda algo de vergüenza y dignidad Sendic debería renunciar. Que desastre” escribió Amado en su cuenta Twitter.

Texto del comunicado de Raúl Sendic

“En relación a la nota publicada en el día de la fecha por el matutino El Observador, donde se menciona al vicepresidente de la República y su pasada formación universitaria, aclaramos que:

1- En los años 80′, el vicepresidente Raúl Sendic cursó estudios de Medicina en el Instituto de Ciencias Médicas de La Habana, Cuba.

2- Paralelo a ello y en función de una selección de estudiantes, cursó una Licenciatura en Genética la cual tenía como objetivo la formación de un grupo con el fin de reforzar la docencia e investigación en la facultad y algunos centros hospitalarios.

3- A su regreso al Uruguay, se validaron los estudios de Medicina aprobados en Cuba, con el fin de continuar la carrera en Montevideo”.

UY Press


Volver