Todo listo para que los buitres canten victoria

El Gobierno terminó de garantizar ayer el quórum para la sesión especial de hoy al mediodía en la Cámara de Diputados en la que todo indica que tiene los votos para dar media sanción a la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, que reclama el juez Thomas Griesa para avalar el acuerdo de pago a los fondos buitre. Para eso, Cambiemos tuvo que aceptar modificaciones en la redacción del proyecto original para “minimizar” el riesgo de litigiosidad futura, luego de que la Cámara de Apelaciones de Nueva York puso en suspenso la orden de Griesa de levantar el embargo de la ruta de pago a los bonistas que ingresaron al canje de los gobiernos kirchneristas en 2005 y 2010. Desde el macrismo decidieron modificar sobre la marcha su estrategia parlamentaria dado que la oposición “dialoguista” que encabeza Sergio Massa se abroqueló en reclamar “garantías” para dar quórum y aprobar la iniciativa oficial: los negociadores del gobierno terminaron de pactar con el líder del Frente Renovador las modificaciones al artículo dos del proyecto –cuyo texto final todavía se desconoce– y evitar así la posibilidad que el kirchnerismo forzara modificaciones en el recinto durante la discusión del articulado.

Luego del escándalo por el chat de la semana pasada con el jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot, los peronistas disidentes de Diego Bossio también darán su apoyo. Del lado opositor solo quedaron el Frente para la Victoria (FpV), el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), Proyecto Sur y Libres del Sur –aunque los representantes de esta fuerza darán quórum–, quienes coinciden en advertir no solo la avalancha de nuevos litigios, sino las consecuencias para las futuras generaciones el endeudamiento que propone Macri. Temas que estarán en discusión en una sesión que promete ser maratónica.

La decisión de la Corte neoyorquina a horas del debate parlamentario desató nuevos reparos en la oposición dialoguista, que ya habían conseguido algunas modificaciones al proyecto durante el debate del plenario de comisiones de la Cámara baja. Al compás de la justicia estadounidense, el Gobierno organizó de urgencia varias reuniones con los opo-aliados para ayer por la mañana en la presidencia de Diputados con el aporte de funcionarios, entre ellos el economista Luis Caputo y el abogado Eugenio Bruno que participaron de las negociaciones con los buitres.

Los encuentros fueron fructíferos para el oficialismo. “El Gobierno plantea que los riesgos (de nuevos litigios) son mínimos”, dijo a la prensa el sindicalista mecánico Oscar Romero, que junto a Bossio le ratificaron al Gobierno que el Bloque Justicialista –que rompió con el FpV– dará quórum hoy para sesionar y respaldará el proyecto oficial. Del encuentro del que también participaron el titular de Diputados, el macrista Emilio Monzó, los jefes de los bloques del oficialismo: el radical Mario Negri y el macrista Massot, el mismo que le mandó mensajes de WhatsApp a Bossio diciéndole que los quería “secar” y que los quería arreglar con “5 sanguchitos de miga y tres mates fríos”. El diálogo derivó en una denuncia penal realizada por diputados del Frente para la Victoria.

El macrista Eduardo Amadeo, que preside la comisión de Finanzas, afirmó que el socialismo y el GEN también seguirían los pasos que los peronistas rupturistas, al tiempo que reconocía que los massistas habían faltado al encuentro pero que mantenían abiertos los canales de negociación. Amadeo insistió en que aun sin la presencia de los renovadores en el recinto, Cambiemos tendría quórum. Aunque, de verdad, los números eran muy finos y arriesgados para el oficialismo.

El massismo había postergado su definición en una reunión de bloque que arrancó después de las 17 en el Anexo C de Diputados. Las críticas públicas de Macri al líder renovador –”A veces me parece que privilegia demasiado el corto plazo y su protagonismo personal en vez de pensar en la Argentina del Futuro”, dijo el Presidente– ayudaron a endurecer la postura massista aun más que las propias amenazas de Macri que pronosticó un “ajuste mayor” e “hiperinflación” si no hay acuerdo con los fondos buitre. “Nos quieren llevar (al recinto) a los sopapos”, replicó la jefa del bloque massista, Graciela Camaño.

Al tiempo que el diputado renovador Alejando Grandinetti, que participó de la reunión de labor parlamentaria, ratificaba ante los periodistas parlamentarios que la participación del massismo en la sesión todavía estaba en duda, cuando apareció en escena Massa en el Salón de los Pasos Perdidos para anunciar el consenso con el oficialismo. “Acordamos un cambio para garantizar que el acuerdo (con los holdouts) se haga en el marco de una ley seria que dé garantías”, dijo Massa y agregó que “el acuerdo con los holdouts quede condicionado a que quede firme el fallo” de Griesa que dejó en suspenso la corte de Nueva York. Massa dijo que esto quedará redactado en el artículo dos del proyecto y que acompañará también la derogaciones de las leyes Cerrojo y Pago Soberano. Con eso, Cambiemos se garantizó la aprobación.

Del lado opositor quedaron el FpV, el FIT, Proyecto Sur y Libres del Sur, quienes darán quórum pero votarán en contra, según confirmaron a Página/12.

“Es una prueba más de que fue una pésima negociación. Hay inseguridad no solo con relación al 93 por ciento de los acreedores reestructurados sino también con los actuales porque el que apeló es (Paul) Singer. ¿A qué acuerdo llegaron si apeló Singer?”, dijo el jefe del bloque del FpV, Héctor Recalde. Y agregó: “hay que hacer borrón y cuenta nueva. Mañana no puede haber sesión. Tenemos que mandar nuevos negociadores porque el Congreso, que es el órgano soberano para resolver la deuda externa le dijo no, y que negocien de otra manera, que minimicen el riesgo a su máxima expresión”.

“El quórum es la herramienta que nosotros encontramos para que la sociedad tome conocimiento de lo que está pasando. Es un tema muy técnico y difícil de comprender pero que condena el futuro de los argentinos. La gente tiene que estar atenta, no a cómo votan los diputados, sino a quienes son los que se sientan y dan quórum, porque estas leyes se votan con mayoría simple”, sumó la secretaria parlamentaria del FpV, Teresa García. Un tema que la bancada del FpV terminará de resolver hoy si logra vencer la resistencia de algunos gobernadores peronistas que quieren que den quórum en la sesión, aunque prima entre la mayoría de sus diputados rechazar con el voto la propuesta macrista.

Página 12

Convocan a una movilización frente al Congreso contra el pago a los Fondos buitre

Bajo la consigna “No a los Fondos Buitre”, la militancia kirchnerista y sectores de izquierda convocaron a una marcha para mañana en el Congreso para reclamar la derogación de la ley Cerrojo.

Encabezados por La Cámpora, el Movimiento Evita y Nuevo Encuentro, la movilización está fijada para las 18. En sintonía, la izquierda rechazó de plano la iniciativa del oficialismo, considerada en el marco del “plan de lucha contra el endeudamiento y el ajuste”.

José Cruz Campagnoli, legislador porteño y presidente de Nuevo Encuentro por la Capital Federal, expresó que el motivo de la concurrencia será el de expresar que el “pueblo no está dispuesto a regalar la soberanía”.

El Destape Web

Los artistas se pronuncian: “No Volvamos al Fondo”

 Argentina: Juristas denuncian por traición a la patria y administración fraudulenta a quienes firmen con los fondos buitre

Importantes juristas argentinos formularon una denuncia penal por traición a la patria y administración fraudulenta y violación de los derechos de funcionario público y abuso de autoridad contra todos los integrantes del poder ejecutivo y los senadores y diputados que presten su voto afirmativo para autorizar el pago a los fondos buitres.

Los juristas solicitan al juez que se dicte medida cautelar suspensiva de todo obrar que comporte consumación de los delitos reprochados y oportunamente se dicte sentencia condenando a los imputados con el máximo de las penas establecida por el Código Penal y el artículo 29 de la Constitución Nacional.

Los denunciantes señalan desde la asunción del actual gobierno Nacional se han venido realizando tratativas con los denominados “fondos buitres”, o “holdouts”, tratativas en las que no ha tenido intervención previa del Congreso de la Nación, único órgano con competencia constitucional para contraer empréstitos sobre el patrimonio de la Nación, o de proceder al arreglo de la deuda interior y exterior de la Nación.

Señalan que por la cuantía de los pagos comprometidos, y por poner en riesgo la reconfiguración de la deuda externa argentina llevada adelante los años 2005 y 2010, así como el carácter cancelatorio y liberatorio de los pagos operados conforme dicha reestructuración de deuda, este obrar puede llevar a restablecer un endeudamiento que alcanzaría la suma de 384.000 millones de dólares, hipotecando por varias generaciones al pueblo argentino.

Indican que, conforme a lo que establecen los Pactos Internacionales de Naciones Unidas, de Derechos Civiles y Políticos, y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, incorporados con jerarquía de cláusulas constitucionales, la ciudadanía es el único titular del derecho de libre determinación y a la independencia económica.

Los abogados demandantes, Jorge Cholvis, Arístides Corti y Eduardo Barcesat, indican que sin haber trascendido la instrumentalidad de esa negociación espuria, se pretende del Congreso que se deroguen leyes calificadas por su texto como de interés y orden público, que han operado efectos y bajo cuya vigencia operaron regularmente los pagos cancelatorios de los vencimientos de intereses y servicios de la deuda externa reestructurada.

En efecto, por Ley N° 26.547, de reestructuración de los títulos públicos elegibles para el canje (9 de diciembre de 2009), se estableció en su art. 5° “in fine”, “…prohíbese ofrecer a los tenedores de deuda pública que hubieren iniciado acciones judiciales, administrativas, arbitrales o de cualquier otro tipo un trato más favorable que aquellos que no lo hubieren hecho…” Posteriormente, por Ley N° 26.886 que establece el proceso de reestructuración de fondos públicos, de fecha 11 de setiembre de 2013, en el mismo sentido estableció, en su art. 2° que “…los términos y condiciones financieras que se ofrezcan no podrán ser mejores que los ofrecidos a los acreedores en la reestructuración de deuda dispuesta por el Decreto N° 563/10…”; y a continuación dispone en su art. 4° “in fine”, “…prohíbese ofrecer a los tenedores de deuda que hubieren iniciado acciones judiciales, administrativas, arbitrales o de cualquier otro tipo un trato más favorable que aquellos que no lo hubieran hecho…”

Denuncian, asimismo, como ilegítima e ilegal la obstrucción de los mecanismos de cobro de los fondos pagados por la República Argentina con fecha 26 de junio de 2014, dispuestas por órdenes judiciales dictadas por la Corte de Distrito Sur de la Ciudad de Nueva York, en el marco de la causa NML Capital Ltd. contra el país, “que tal como han sido dictadas, resultan de imposible cumplimiento y violatoria de la soberanía e inmunidades de la República Argentina como de los derechos de terceros…”

Señalan en su presentación que debe sumarse a estas disposiciones legales los logros de política exterior desarrollados por el gobierno constitucional argentino, y los principios consagrados en resoluciones y declaraciones solemnes de la Asamblea General de la ONU, así como los dictámenes de expertos en deuda pública de los países emergentes, que configuraron al caso argentino como la avanzada en materia de reestructuración de deudas soberanas.

Recuerdan que el 12 de agosto de 2009, la Asamblea General de la ONU  consideró las “Consecuencias de la deuda externa y de las obligaciones financieras internacionales conexas de los Estados para el pleno goce de todos los derechos humanos, sobre todo los derechos económicos, sociales y culturales”. El Consejo acogió el Informe del Experto Independiente y observó que la deuda soberana contraída en circunstancias cuestionables, ha pasado a ocupar“un lugar preeminente en las reuniones dedicadas a establecer una solución justa, equitativa y sostenible al problema de la deuda de los países en desarrollo” y propuso un marco conceptual preliminar para comprender la relación entre deuda externa y los derechos humanos sobre la base de las normas jurídicas internacionales.

La ONU, añaden, califica a la deuda como insostenible “cuando el endeudamiento total de un país hace que le sea imposible atender al servicio de su deuda sin que ello tenga un grave impacto adverso en la capacidad de su gobierno de cumplir sus obligaciones básicas en materia de derechos humanos, como el suministro de agua potable, alimentación, atención de la salud, vivienda y educación”.

Esto, señalan los denunciantes, pone en evidencia que el tema de la deuda no es una cuestión meramente jurídica sino como un concepto más amplio que abarca las consecuencias éticas, sociales, políticas y económicas; y que el hilo conductor y la cuestión de fondo que subyace es el de la Justicia. “En cualesquiera circunstancias debe primar la necesidad de garantizar la justicia para todos, y a ese elevado fin las consideraciones de derechos humanos deben necesariamente formar parte de las medidas que se adopten al respecto”, añaden.

Los juristas señalan que está indicando que los Estados velen por evitar medidas que al cumplir sus obligaciones en relación a los derechos humanos tengan efectos desproporcionados y tomen disposiciones específicas para cerciorarse que todos los grupos sociales, especialmente los más pobres, gocen de igualdad de acceso a los servicios básicos y al goce de los derechos económicos, sociales y culturales. Para lograrlo, es indispensable efectivizar explícitamente el respeto de la soberanía nacional y las prioridades de desarrollo., añaden.

Ante la actitud que ahora se adopta por el gobierno y en trámite ante el Congreso, debemos señalar que aunque la Argentina promovió los principios de reestructuración soberana, actualmente está promoviendo pagarle a los fondos buitre más de lo que pagó el Estado argentino a los acreedores que cooperaron en las reestructuraciones de deudas anteriores en que se acordó con el 93 % de los mismos una quita de alrededor del 67 %. Es obvio que si un país al encarar su deuda externa propone el pago reprogramado de la misma que se acepta por amplia mayoría, la avaricia de un pequeño grupo de acreedores debe ser un obstáculo irrefragable para que sus acreencias sean satisfechas en mejores condiciones que lo acordado con la amplia mayoría.Cholvis, Corti y Barcesat recuerdan que para hacer frente a los fondos buitre y a la actitud adoptada en septiembre de 2014 por el juez estadounidense Thomas Griesa, fue que el gobierno argentino respondió en forma inmediata con la Ley de Pago Soberano, en concordancia con la Ley Cerrojo de 2005. Por ello, es indispensable tener presente que para el pago en efectivo a los fondos buitre que impulsan este “acuerdo” con el país (6 % de los bonistas) se emitirá aproximadamente deuda por 15.000 millones de dólares, mientras que para el pago al 93 % se había emitido deuda por 30.000 millones.

Teniendo en cuenta que los fondos buitre compraron los bonos a un cuarto de su valor, se les estaría reconociendo 10 veces más de lo que se le pagó al 93 % restante.

Alertan que más allá de la exorbitante cifra que representa la “oferta” actual, tanto el resto de los acreedores que queden afuera del “acuerdo”, como los que aceptaron los canjes de 2005-2010, podrán plantear sus objeciones y encontrar algún juzgado de los EE.UU que haga lugar a las mismas.

El 10 de septiembre pasado, por iniciativa de la Argentina, la Asamblea General de la ONU –con 136 votos a favor y seis en contra (EE.UU, Israel, Canadá, Alemania, Reino Unido y Japón)- aprobó los nueve puntos para la reestructuración de la deuda soberana, que establecen el marco de acción entre los Estados deudores y los acreedores, con derechos y obligaciones a los que cada parte debe ajustarse.

Entre otros, la resolución establece que los Estados no deben discriminar entre los acreedores, y alude a la inmunidad de un Estado frente a tribunales extranjeros en estos procesos. Como se observa, los principios buscan limitar a los fondos especulativos y a los acreedores abusivos, frente a las decisiones sobre ordenamiento y pago de deudas soberanas aprobadas por una mayoría considerable de acreedores.

El acuerdo

 

Los juristas recuerdan que durante 2015 los fondos buitres llevaron, a través de terceros, a la mesa de negociaciones abierta por el Juez Griesa, una propuesta de descuento del 30% sobre el monto de los intereses punitorios del fallo y la aceptación de cobrar en bonos, lo que fue rechazado por el anterior gobierno. Pero sin que mediaran otras circunstancias, el gobierno presidido por Mauricio Macri les ha ofrecido pagar en efectivo 6.500 millones de dólares sobre la sentencia de Griesa: así el descuento será solamente del 25%, siempre sobre los punitorios.

Recuerdan asimismo que –en el caso Clarens Ltd. de mayo de 2014- la Corte Suprema de Justicia argentina, rechazó el pedido de ejecución y declaró nulo y contrario a los principios de la Constitución Nacional la sentencia extranjera.

Los juristas destacan que los funcionarios del actual gobierno están ofreciendo pagar más de lo que los propios acreedores buitres habían propuesto, lo cual constituye no solo un serio perjuicio para el Estado Nacional, sino el incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Añaden que en similar situación se encuentra la propuesta realizada a los bonistas italianos, a quienes el actual gobierno les ha ofrecido pagarles 1,50 por cada dólar de titularidad, con más los costos judiciales del reclamo ante el Tribunal CIADI, lo que en cifras redondas supera los 2.500 millones de dólares. Este proceso se encuentra impugnado por la Argentina, sin decisión de fondo aún y cuando se defina la misma, para ser exigible, deberá ser aprobada por la jurisdicción argentina.

O sea, los funcionarios están ofreciendo pagos sobre un reclamo que todavía no tiene decisión firme y que cuenta con antecedentes contrarios al pago, con lo cual también se estaría perjudicando el erario público, realizando malversación de caudales públicos e incumpliendo los deberes de funcionario público.

Asimismo, el gobierno de Macri, mediante un DNU firmado el 22 de diciembre, ha puesto en marcha un megacanje de deuda, por un total de 16.099 millones de dólares, que agregará nuevos intereses para el Estado, ya que se cambian dos Letras Intransferibles a tasas de interés casi nulas emitidas por el Tesoro Nacional y recibidas por el Banco Central en 2006 y 2010, por tres bonos denominados Bonar con vencimientos en el 2022, 2025 y 2027, y con tasas superiores al 7%. La cifra de la operación podría trepar a 65.000 millones de dólares, tal como lo anunció el Ministro de Economía Prat Gay.

En la operación participan el Tesoro Nacional y el Banco Central, junto a un grupo de bancos internacionales como el HSBC, JP Morgan, Deutsche Bank, Citibank y Goldman Sachs, parte los mismos bancos que actuaron en el Megacanje I y por el cual, el actual presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, se encuentra procesado, debido a manejos ilegales en cuanto al pago de comisiones y por haber favorecido a distintas amistades desde su puesto de funcionario público, situación que al menos debería significar su apartamiento de la negociación.

Los juristas afirman que los funcionarios del gobierno están encareciendo voluntariamente el costo del endeudamiento argentino favoreciendo a los bancos acreedores, comenzando así a pagar intereses por algo que hasta el presente no se abonaba.

Question Digital

Macri dijo “estar seguro” de que el 14 de abril se cierra el conflicto con los holdouts

El presidente Mauricio Macri afirmó en la noche del lunes que ve “bien” una solución con los holdouts y enfatizó que “resolver ese tema es el principio para crecer” y servirá a su declarado objetivo de llegar a la pobreza cero al fin de su mandato.

Entrevistado en el programa Desde el Llano por TN, Macri sostuvo que “hemos entendido la gravedad de lo que estábamos viviendo” y ejemplificó “una inflación de 700 por ciento acumulada” y “aislamiento del mundo y falta de relaciones comerciales agravada por estar en default”.

“Un país que está fuera del sistema mundial no puede crecer”, graficó el jefe de Estado.

En cuanto a la solución de la deuda con los fondos buitre, dijo que “es una puerta, que si la manejamos bien vamos a crecer para llevar a Argentina hacia el objetivo de pobreza cero y a combatir el narcotráfico y unir a los argentinos”.

El Presidente criticó a la anterior porque “al Estado se sumó militancia política en vez de gente con concurso” y analizó que ese “no es un país con futuro”.

Por eso, insistió en que “el primer paso es resolver el tema de los holdouts” y respecto de la negociación que tuvo a cargo el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, consideró que “el mundo entero reconoce que el equipo la manejó muy bien dado la situación perdidosa” en que se halla el país, de “extrema fragilidad”.

En ese plano, Macri agradeció “el apoyo de los principales países del mundo” que valoraron el “ámbito de negociación duro”.
Agregó que ahora “se da una posibilidad de tener un acuerdo razonable antes del 14 de abril”.

Al respecto, reiteró que eso “es la sensatez, el futuro”.

Asimismo, contó que la semana pasada al recorrer la sede del Invap en Bariloche los científicos le señalaron que “están condicionados a no poder exportar e importar porque estamos fuera del sistema hasta que no se resuelva el default”.

En cuanto al monto del acuerdo, dijo que estará “lejos de lo que nos hubiese costado hace tres años” y volvió a criticar la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, quien si hubiese solucionado el tema “nos hubiese costado mucho menos”.

Pero, contrapuso, “el Gobierno anterior eligió no pagar” y ahora se debe pagar “lo que estaba contabilizado por economía, que es al monto que hemos logrado llegar después de la negociación”.

En cuanto al próximo paso si hay acuerdo con los fondos buitres, Macri explicó: “Me imagino una economía ordenado con un Gobierno que dice la verdad, porque no hay otra manera” de llevar las cosas.

En esa línea, sostuvo que “una sociedad se mueve con un elemento invisible pero que si existe y que dinamiza todo, que es la confianza y que es lo que destruyó el relato kirchnerista”.

El jefe de Estado llamó a “aceptar la brecha enorme de la Argentina con ese relato no para decir qué desastre sino lo que podemos mejorar”.

Pobreza cero no significad más planes, significad más trabajo”, subrayó, y apuntó que “esa va a ser la obsesión de este Gobierno en los próximos años”.

Además, el Presidente exhortó a “mejorar la educación para que haya trabajo de calidad” y aseguró que el país “va a ir saliendo de la inflación hacia un proceso de inversión que ya empezó en el campo con el éxito de Expoagro”, la feria privada del campo.

En ese aspecto, dijo que lo de Expoagro se pudo hacer “al fijar las reglas claras, que es lo mismo que les prometimos hace un año” y dijo que les pidió a los empresarios de ese sector que ahora “produzcan más, que le agreguen valor” a la cadena de producción.

En ese plano, manifestó que ahora se debe venir la “etapa de explosión en el volumen, de más cereales, pero lo que necesitamos es el valor agregado, y eso va a significar trabajo”.

“Tenemos que ir obsesivamente en esa dirección y eso es confianza”, enfatizó el jefe de Estado.

En cuanto a los aumentos en la tarifa de electricidad, Macri expuso que le tengo que decir la verdad a la gente, no puedo mentirles y decirles que hay energía cuando no hay” y criticó “este proceso de no invertir que destruyó el empleo, y encima con corrupción” de la anterior gestión.

“Mi único sueño es ayudar a crecer y eso significad un camino de educación”, dijo en otro tramo de la entrevista y analizó que “el anterior Gobierno ocultó el desempleo y aumento el empleo público”.

Macri insistió en que “tenemos que confiar en nuestras capacidades” y pidió “no comparar con lo que fuimos en algún momento” sino con “todo lo que somos capaces de hacer”.

Respecto de la criticas del ex presidente de la UCR, Ernesto Sanz, a los empresarios -“hay algunos que se merecen un Guillermo Moreno (el ex secretario de Comercio), el jefe de Estado sostuvo: “Yo lo entiendo a Ernesto, lo respeto y es uno de los dirigentes más lúcidos. El se enoja como me enojo yo también. No se sabe cuánto valen las cosas hoy en Argentina, nadie sabe ni cuatro precios, y ahí están siempre los vivos, ese no es camino que nos va a llevar a crecer. Basta de ese atajo, pero el que tiene que dar el ejemplo es el Gobierno con la verdad”.

El Presidente hizo hincapié en que “no se puede negar la pobreza” y puntualizó que ” todos tenemos que recuperar juntos el valor de la palabra, eso es lo que Argentina tiene en su raíz”.

Respecto del empresario Cristóbal López, aseguró que “vamos a hacer todas las causas y usar todas las herramientas para cobrar esa deuda” de 8.000 millones de pesos.

“Como Gobierno mi tarea es facilitarles a los empresarios su trabajo diario” y criticó nuevamente la anterior gestión por tener “cinco tipos de cambios, las restricciones a la importación y la falta de caminos y energía”, entre otros tópicos.

“Quiero ayudar a aquel que no tiene trabajo, quiero ayudar a los que están más sumergidos”, subrayó el jefe de Estado.
No obstante, aclaró que “la contraprestación es que los empresarios se esfuercen y cumplan las leyes, paguen impuestos y las cargas y si no que vayan todos presos”.

“López tiene que explicar por qué retuvo 8 mil millones de pesos y encima más, jugar a los medios de comunicación, eso es disparatado e inaceptable”, disparó.

Además, en esa línea, sostuvo que “no se puede quedar con el dinero público para invertir” porque “está fuera de la ley”, al tiempo que dijo que también es “inaceptable la pasividad que es complicidad del Gobierno anterior”.

“Todos los que fueron parte van a tener que dar explicaciones, no pueden existir amiguismos de ese tamaño, de esa magnitud. Yo le voy a exigir más a mis amigos que a los que no conozco si es amigo que cumpla más que ninguno”, exclamó.

Respecto a la próxima visita del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, el 23 y 24 de marzo, consideró que “confirma esta predisposición de establecer relaciones inteligentes, productivas, en un ámbito de respeto” y recordó las recientes visitas del presidente de Francia, Francois Hollande, y el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, en otras.

Macri dijo sobre Obama que siente “un profundo respeto por su liderazgo” y aseveró que “claramente ayudó, desde la generación de opinión favorable hacia nuestra actitud nuestra de cerrar el conflicto con los holdouts”.

También sostuvo que hay coincidencias en bregar por “libertad del pueblo venezolano” y añadió que Estados Unidos “valoró nuestra posición en defensa de los derechos humanos que están siendo violados” en Venezuela.

El Presidente advirtió asimismo que ambos países comparten “también la lucha en contra del terrorismo y el narcotráfico” y enfatizó que “ambos somos defensores de la democracia y los derechos humanos, y eso hay que cultivarlo todos los días, no declamarlo”.

Acerca de los pedidos que hará a Obama, ejemplificó que uno de ellos será “la apertura para los productos argentinos, empezando por los limones “.

Sobre la crisis de Brasil, admitió que “nos afecta y es algo sobre lo cual no podemos hacer nada”, aunque sostuvo que “tenemos que preocuparnos por mejorar lo que está al alance”.

Igualmente, agregó que “seguimos confiando en que Brasil va a volver a la senda del crecimiento”.

Consultado sobre la reunión con el Papa Francisco, reiteró que comparten la posición de “unir a los argentinos y de bajar los enconos y los decibeles”.

“Hay que encontrar la forma de colaborar y ambos sentimos mucha preocupación por el narcotráfico y la corrupción”, apuntó Macri y deslizó que lo vio “con ganas de venir a visitarnos el año que en relación con la posición a favor o en contra del kirchnerismo, dijo que “hay heridas abiertas muy profundas” y ponderó que en el país “no tenemos los problemas de violencia que tiene el mundo”.

Macri reiteró que “la economía está mucho peor del diagnóstico que se hacía y nos llevó a sorprendernos a nosotros mismos” y respecto del narcotráfico, expresó que “hubo un retroceso de la presencia del Estado en todos los barrios marginales del país” y así “nos encontramos con muchos narcotraficantes viviendo en la Argentina”.

Al analizar el Congreso, manifestó que “hay un grupo que no logra alejarse de la pérdida de la elección y aceptar este puente de dialogo” que inició su Gobierno.

“Venimos de 12 años en que no nos atendían el teléfono”, sostuvo y dijo que recibe a todos los gobernadores porque “yo no tengo todas las respuestas sino que quiero que trabajemos juntos”.

Consideró que “en el Congreso se abrió la dinámica del debate, que estaba dormido desde hace 12 años” e insistió en que “estamos en una etapa de fragilidad” pero igualmente “el mundo nos abrió las puertas y tenemos que trabajar con generosidad para garantizar este despegue lento que estamos haciendo y entro de dos años, dentro de cuatro años competiremos”.

Acerca del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y el gobernador de Salta, Juan Urtubey, analizó que “tienen cualidades, una enorme potencialidad, y casi 15 años menos que yo, esto da una generación, ha habido una renovación”.

“En algún plano fue mentira versus verdad pero también fue siglo 20 versus siglo 21”, señaló respecto de la última elección, y aseguró que “hay enorme cantidad de dirigentes que tiene que ser parte de ese siglo 21”.

Acerca de Massa, dijo que “no” quería “personalizar” su opinión, pero pidió: “Pensemos en el futuro, el futuro es mucho más importante, uno tiene que entender que lo que estamos viviendo e un momento histórico, si tienen una idea superadora tráiganla, la vamos a escuchar, pero hay que hacerlo desde ese lugar, tratando de mejorar”.

Finalmente, Macri pidió “un poder legislativo que vaya tomando volumen en su discusión, un poder judicial que vaya actuando en tiempo y forma” dando respuestas para “ser un país serio” sobre temas como “corrupción, la muerte del fiscal (Alberto) Nisman y el acuerdo con Irán”.

“Yo tengo que garantizar esa independencia (con la justicia) no confrontar ni presionar, y si los míos cometen alguna macana debo ser el primero en acompañarlos al juzgado y seré el primero en ponerlo patitas en la calle porque estoy comprometido con la gente”.

Télam