La CTA-Autónoma, que conduce el estatal Pablo Micheli, convocó para este martes a “una jornada nacional de lucha” que se realizará en todo el país “contra los despidos y el ajuste” del gobierno nacional, que consistirá en paros, movilizaciones y una concentración frente al Congreso de la Nación.

“Reclamamos el cese de los despidos en las dependencias del Estado y en el sector privado”, planteó este lunes el secretario adjunto de la central sindical Ricardo Peidró en una conferencia de prensa que tuvo lugar esta mañana en la Ciudad de Buenos Aires.

La convocatoria en la ciudad de Buenos Aires está prevista para las 12 en la intersección de la Avenida de Mayo y 9 de Julio, desde donde marcharán hacia al Congreso.

Previamente, trabajadores estatales bonaerenses realizarán un acto frente a la Casa de la Provincia, en la avenida Callao 237, para luego sumarse a la concentración en el Congreso.

Los sindicalistas, que participaron de la conferencia de prensa en la sede de la CTA-Autónoma, ubicada en Lima al 600 de la Capital Federal, coincidieron en reclamar la urgente convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, al considerar que de esta manera “llegamos a todos los trabajadores del país”.

En el marco de una huelga nacional de la docencia universitaria por 48 horas en todo el país convocada por la CONADU-Histórica a partir del miércoles próximo, se instalará una suerte de “Carpa Blanca” frente al Ministerio de Educación de la Nación, en el Palacio Sarmiento.

Los organizadores advirtieron que “cualquier ajuste sobre la educación pública va a contar con el rechazo de la comunidad universitaria”.

En declaraciones a Radio Télam, el titular de la CTA-A, Pablo Micheli indicó que la jornada de este martes surgió “como un camino a una medida mas fuerte con otras organizaciones” y consideró que “el impuesto a las ganancias, el 82% móvil a los jubilados, las paritarias sin techo, que son reclamos de la mayoría de las centrales, son algunas de las cuestiones que estamos discutiendo”.

Micheli aseguró que “la idea es unificarse tanto la CGT, CTA y la Confederación de Transporte en una marcha” y afirmó que “cada trabajador en la calle engrosa la cantidad de pobres que tenemos en nuestro país”.

Télam