Barack Obama llegó a la Argentina

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, arribó a la 01:10 de la mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza. El mandatario aterrizó en suelo argentino luego de su histórica visita a Cuba, desde donde partió a las 16:20 del martes (hora local). La llegada de Obama a nuestro país también representa un cambio significativo en las relaciones bilaterales con Estados Unidos, ya que hace casi 20 años que un presidente de ese país no es recibido por su par argentino.

El último encuentro oficial entre los presidentes de Argentina y Estados Unidos tuvo lugar en octubre de 1997, cuando Bill Clinton se reunió con el entonces presidente Carlos Menem. En 2005, George Bush estuvo 36 horas en nuestro país para participar de la IV Cumbre de las Américas, pero en esa ocasión no hubo un encuentro bilateral.

En esta oportunidad, Barack Obama fue recibido por la canciller Susana Malcorra. Según la agenda preliminar, entre las 10 y 11 de la mañana tendrá lugar el encuentro con Mauricio Macri, en la explanada de la Casa Rosada que da a la avenida Rivadavia. Allí se concretará la reunión entre ambos presidentes, y otra entre funcionarios de ambas comitivas. A su término, Macri y Obama brindarán una conferencia de prensa en el Salón Blanco.

El tránsito en la zona está interrumpido ya que se organizó un imponente operativo de seguridad. Según precisaron fuentes oficiales a Infobae, la estadía de Obama en la Ciudad y Bariloche demandará la custodia de 1200 efectivos de la Policía Federal. Además, contarán con apoyo de la Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Paralelamente al operativo de las fuerzas nacionales que custodiarán a Obama, el Servicio Secreto norteamericano seguirá bien de cerca al mandatario, con aproximadamente 300 agentes que estarán en alerta.

La avenida 9 de Julio –desde antes del aterrizaje– ya ofrecía un panorama inusual ya que por allí debía pasar el presidente de los EEUU a bordo de “La Bestia”, una limusina equipada con extremas medidas de seguridad. En consecuencia, el tránsito estuvo cortado y sólo algunos transeúntes pudieron presenciar de cerca el recorrido de la imponente caravana. Luego, Obama también avanzó por la avenida Libertador junto a una comitiva compuesta por casi 40 vehículos. A las 2 en punto de la madrugada, el mandatario llegó a la embajada de los EEUU para descansar unas horas.

La agenda de Obama para este miércoles incluye visitas a la Catedral Metropolitana (14 horas), saludo al personas de la embajada norteamericana, en el Hotel Shereton (15:30 horas) y la Usina del Arte (16:30).

En ese recorrido porteño, se prevé que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, le entregue la llave de la Ciudad de Buenos Aires. Finalmente, por la noche (19:00 horas) Macri agasajará a su par estadounidense con una cena en el Salón de los Escudos del Centro Cultural Kirchner (CCK), en el segundo piso del edificio.

Infobae

Así será el primer día de la familia Obama en el país

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, llegó minutos después de la una de la mañana de este miércoles y tendrá una intensa agenda durante su estadía de 48 horas en el país.

Antes de que Obama inicie las actividades, a las 8:30, habrá una reunión de la Canciller argentina, Susana Malcorra con los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Rogelio Frigerio (Interior y Obras Públicas) con el Embajador de Estados Unidos, Noah Mamet e integrantes de la delegación de Estados Unidos en el Salón Dorado del Palacio San Martín (Esmeralda 1231) Palacio San Martín.

Luego, a las 9:30, Michelle Obama encabeza un encuentro con jóvenes estudiantes en el Centro Metropolitano de Diseño en el barrio porteño de Barracas.

Entre las 10 y las 11, Macri recibirá al presidente estadounidense con un acto, en la primera actividad oficial de la visita, que tendrá lugar en el Salón de los Bustos de la Casa Rosada.

Luego, Macri y Obama mantendrán una reunión bilateral a solas en el despacho presidencial y una segunda reunión bilateral a la que se sumarán a los presidentes cinco ministros de cada país, para la firma de convenios. No se descarta que Macri invite a su par estadounidense a recorrer distintos salones históricos de la Casa de Gobierno.

Cuando el reloj marque las 12:45 aproximadamente, Macri y Obama brindarán una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco de la Casa Rosada, a la que solo podrán acceder alrededor de 150 periodistas acreditados especialmente para dicho evento.

Después, a las 14, el presidente de Estados Unidos se dirigirá a la Catedral de Buenos Aires para rendir homenaje floral al libertador General José de San Martín.

A las 16, Obama encabezará un encuentro con jóvenes emprendedores argentinos en el centro cultural La Usina del Arte, ubicado en el barrio porteño de La Boca. Luego, a las 20, Macri ofrece Cena de Honor a Obama en el Centro Cultural Kirchner (ex Correo Central) a la que asistirán 400 invitados.

Altas fuentes oficiales confirmaron a Infobae que 1200 efectivos de la Policía Federal estarán abocados a su protección entre sus visitas a la Ciudad y Bariloche, apoyados por patrulleros, motos y helicópteros de la fuerza. Intervendrán efectivos de Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. La Policía Metropolitana tendrá una participación minoritaria en el aparato de custodia.

Las mismas fuentes aseguran que la Agencia Federal de Inteligencia tiene un rol asignado. Por otra parte, voces oficiales niegan de forma un tanto esquiva una reunión con figuras locales del FBI con respecto a la visita de Obama. De todos modos, no sería extraño: la ministra de Seguridad Patricia Bullrich se reunió con autoridades de los EEUU en su visita a Washington a fines del mes pasado.

Por lo pronto, Bullrich ya tiene su rol en el operativo Obama: será la principal autoridad de un doble comando integrado por funcionarios argentinos y estadounidenses. Aun así, la seguridad más inmediata para Obama estará a cargo del servicio secreto de su país: vigilará los dos “anillos perimetrales” más cercanos al mandatario, con un número trascendido de más de 300 agentes. La PFA y Gendarmería actuarán en el tercero, con un cuarto también en el diagrama.

El hermetismo en el Gobierno en cuanto al diseño geográfico mismo del operativo, es decir cuánto mide un anillo, es notable. Habría cerca de 750 efectivos para la visita de Obama en el hotel Llao Llao en Bariloche, 250 de ellos provenientes de la policía provincial.

Infobae

La izquierda se movilizará a La Rural para repudiar la presencia de Obama

Mientras la Ciudad de Buenos Aires se prepara para recibir a Barack Obama, la izquierda junto a agrupaciones de derechos humanos se aprestan para repudiar la visita del presidente de los Estados Unidos.

Mañana, a las 17 hs, las organizaciones que componen Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y el Partido Obrero, se concentrarán en avenida Santa Fe y Scalabrini Ortiz para marchar a La Rural, contra la presencia del Presidente de EE.UU, que aún no se sabe si participará del encuentro de la Cámara de Comercio en el predio de Palermo.

A través de un comunicado, expresaron que Obama “viene a la Argentina a reforzar el pacto con los fondos buitre de endeudamiento y entrega nacional que votará el Congreso en los próximos días”. Cabe recordar que el bloque del Frente de Izquierda, en Diputados,  votó en contra de la ley para arreglar con los holdouts.

En tanto, hoy a las 17 en las avenidas 7 y 51, en la ciudad de La Plata, el MST-Nueva Izquierda encabezará una protesta y luego se sumará a la marcha rumbo en Plaza San Martín; y en Capital mañana también marcharán a La Rural.

Bajo la consigna: “El 23 y 24, deciles No a Obama y Macri”, la agrupación hará una jornada con pintadas y charlas.

“El presidente yanqui es el jefe del imperio que apoyó el genocidio. Ninguna desclasificación de archivos, 40 años tarde compensa esa complicidad. En La Plata, Capital, Bariloche y todo el país vamos a rechazar su presencia y el ajuste macrista”, expresó Francisco Torres, dirigente del MST.

Las protestas contra la llegada de Obama a la Argentina, será la antesala de la movilización del jueves a Plaza de Mayo, para conmemorar el 40° aniversario del último Golpe Militar.

Clarín

Los roces políticos y económicos que marcaron la relación en los últimos años

En los últimos años, en especial durante los últimos 12 de kirchnerismo, pueden destacarse varios roces no solo en el campo político, sino también en el económico.

Uno de los momentos de mayor tensión se produjo en febrero de 2011, cuando se demoró en el aeropuerto de Ezeiza el avión militar de EEUU C-17 Globemaster III, matrícula 77.187, que traía armamento para realizar prácticas de entrenamiento con la Policía Federal.

El Gobierno adujo que el avión traía “material sensitivo” no declarado para realizar cursos de seguridad en el país. El canciller Héctor Timerman encabezó la inspección del avión, que traía material que no coincidía con el manifiesto declarado ante las autoridades aduaneras.

Ante este hecho, que el propio Barack Obama calificó de “serio”, el Departamento de Estado de los EEUU pidió explicaciones y “la inmediata devolución del material”. Cuatro meses después, tras varios cruces y declaraciones, el material fue devuelto al gobierno norteamericano.

Durante su presidencia, Cristina de Kirchner lanzó varias veces dardos contra el gobierno de Obama, con quien de todos modos logró tener algunos encuentros en reuniones y cumbres internacionales. Pero en especial, la jefa de Estado siempre apuntó al rol que EEUU jugó en el tablero mundial. “Si me pasa algo, que nadie mire hacia el Oriente, miren hacia el Norte”, dijo en una de las declaraciones más fuertes que se recuerden de parte de la mandataria hacia la potencia.

“A la presidenta Fernández yo la veía a menudo en los eventos del G-20 o similares. Teníamos una relación cordial, pero en lo que respecta a sus políticas, sus políticas de gobierno eran siempre antinorteamericanas. Creo que ella recurría a una retórica que data probablemente de los años 60 y 70, y no a la actualidad”, dijo hace poco el mandatario norteamericano.

En el campo económico se destacan varios roces. Sólo por mencionar los más resonantes se cuentan las denuncias cruzadas entre ambos países ante la Organización Mundial de Comercio, y las acusaciones mutuas de proteccionismo. En ese marco, la Argentina peleó por la eliminación de trabas filosanitarias impuestas por EEUU que le impiden exportar productos como limones y carnes. En ese último caso, lo logró a mediados del año pasado.

También el conflicto por la deuda en default, cuyos bonos están principalmente en manos de tenedores norteamericanos y que se tramita en los tribunales de Nueva York, fue un asunto que agregó rispidez a la relación bilateral.

La Argentina acumuló numerosos fallos adversos de parte del juez Thomas Griesa y de la Corte de EEUU. El gobierno de Obama nunca intercedió a favor del país. En agosto de 2014, la gestión de Cristina de Kirchner presentó ante los tribunales internacionales de La Haya una denuncia contra EEUU.

En ese mismo documento se informa que “la Argentina sostiene que Estados Unidos ha cometido violaciones a la soberanía argentina y a la inmunidad y otras violaciones relacionadas, como resultado de las decisiones judiciales adoptadas por los tribunales concernientes a la reestructuración de la deuda pública argentina”.

Más atrás en la era kirchnerista, el roce diplomático tuvo otros dos protagonistas: Néstor Kirchner y George W. Bush. En el marco de la IV Cumbre de las Américas, que se llevó a cabo en noviembre de 2005 en Mar del Plata, el patagónico le puso un freno a la intención del estadounidense de conformar un Área de Libre de Comercio de las Américas (ALCA).

Ámbito

Michelle tendrá su propio acto

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, tiene su propia agenda mientras acompaña en la gira a su esposo, el presidente norteamericano Barack Obama. Encabezará un encuentro con jóvenes estudiantes mujeres en el marco de la campaña Let Girls Learn (Dejen Aprender a las Jóvenes) que promueve el acceso a la educación de las adolescentes, y advierte que hay al menos 62 millones de chicas que por diferentes motivos se encuentran fuera del sistema educativo.

Poco antes de la hora prevista para la reunión bilateral de los presidentes, Michelle Obama cumplirá a las 9.30 con la cita propia para escuchar, debatir e intercambiar opiniones con mujeres jóvenes acerca de la importancia de ir a la escuela y el secundario. En el Centro Metropolitano de Diseño en el barrio de Barracas se pondrá al frente de la campaña Let Girls Learn que lanzó un año atrás y que promueve en cada una de los destinos cuando acompaña a su marido, como ya lo hizo en Cuba el lunes cuando se reunió con diez estudiantes en La Habana.

El proyecto ya lo llevó el año pasado a Japón, Camboya, Reino Unido, Italia y Qatar. El eje de la cita en Buenos Aires también estará puesto en la importancia de la educación y la necesidad de ayudar a que adolescentes de todo el mundo puedan romper las barreras económicas y culturales para que puedan acceder a la educación formal.

La campaña #62MillionGirls fue lanzada hace un año atrás por la esposa de Obama y se integró a la plataforma Change.org. El objetivo es resaltar los 62 millones de niñas en todo el mundo, la mitad de ellas adolescentes, que no acceden a la escolaridad. Con su propuesta busca comprometer y concientizar sobre el problema y, como explica en la página web 62milliongirls.com, se invita a “maestros, estudiantes, padres y madres” a organizar actos que sirvan para involucrar a la comunidad y recaudar fondos para el proyecto.

Página 12