Acuerdo entre PGR y GIEI para integrar el nuevo equipo de investigación en Cocula

Será a finales de marzo cuando esté listo el nuevo peritaje del basurero de Cocula, en la investigación que lleva a cabo la Procuraduría General de República (PGR) dentro del caso Iguala y la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos.

Fueron largas, intensas y hasta confrontadas las negociaciones entre los funcionarios de la PGR y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para la designación del grupo de peritos encargados de este nuevo estudio, pero finalmente se llegó a un consenso para que dicho equipo estuviera formado por seis integrantes; entre ellos están un mexicano, el peruano José Torero y cuatro especialistas más de Gran Bretaña y Estados Unidos.

Torero fue el perito que elaboró el estudio contenido en el informe del GIEI, en el cual se basó para rechazar abiertamente la llamada ‘‘versión histórica’’ presentada por el gobierno federal donde se aseguraba que en dicho basurero habían sido ejecutados y cremados los restos de los 43 estudiantes desaparecidos.

Al nuevo grupo de peritos ya le fueron entregados los ‘‘paquetes informativos’’ del expediente –traducido al inglés– con la información necesaria para realizar su trabajo. La documentación entregada a este grupo estuvo acordada por la PGR y el GIEI.

Cuatro de estos especialistas fueron propuestos por el Grupo de Expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y dos más por la PGR.

Otro de los acuerdos tomados durante los días de las negociaciones es que el resultado de este nuevo peritaje será solamente de ‘‘mecánica de fuego’’, sin incorporar elementos biológicos o no biológicos, como lo fue el estudio presentado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que también rechazaba científicamente la versión del gobierno federal sobre lo ocurrido en el basurero de Cocula.

Además, el resultado del nuevo peritaje será derivado de un consenso entre los seis especialistas que integran dicho grupo, con la posibilidad de un ‘‘voto particular’’ en caso de que no sea posible dicho consenso, según revelaron fuentes allegadas a la misma negociación.

Este grupo de seis peritos, según lo acordado entre la PGR y el GIEI, contará con las mismas facilidades en materia de información y estancia, tanto en el lugar de los hechos como en los laboratorios. Es decir, actuará en grupo tanto en la investigación de campo como en los servicios periciales que se realizarán en las instalaciones y laboratorios de la comisión forense de la misma procuraduría.

De esta forma, se desprende que los peritos contratados estarán juntos en todos los momentos. Además, trascendió que el GIEI designó a Francisco Cox representante permanente del Grupo de Expertos ante este equipo de peritos.

Al final del trabajo presentado, y de ser necesario, podría realizarse una ‘‘junta de peritos’’ para analizar los resultados de todos los estudios presentados sobre el basurero de Cocula, es decir, el de la PGR, que sirvió para la llamada ‘‘verdad histórica’’; el de José Torero, en el cual se basó el GIEI para su informe; el del EAAF, y este último estudio.

La Jornada