René Orellana, Ministro de Planificación del Desarrollo de Bolivia, y Milton Claros, Ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, expusieron los avances y beneficios del Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC) ante los principales gremios empresariales del Perú.

El proyecto ferroviario unirá a Brasil, Bolivia y Perú, conectando los océanos Pacífico y Atlántico. Además será un medio de transporte sustentable y articulado con las hidrovías de la cuenca del Plata y de la cuenca Amazónica, lo que demandará una inversión de US$7 mil millones ejecutada durante cinco años.

Orellana presentó a las autoridades del gobierno y a los representantes del sector privado los resultados de los estudios de preinversión sobre la viabilidad técnica del proyecto: el Estudio de Prospectiva Comercial, Mercado y Alternativas Logísticas; Estudio Estratégico y Corredor Resultante; Estudio de Evaluación Ambiental Estratégica; y el Estudio Complementario de Alternativas de Trazo, Trazado y Alineamiento Definitivo- Diseño Básico Preliminar del Corredor, Costos de Construcción y Operación.

El ministro de Bolivia también destacó que el proyecto tendrá una extensión de 3,750 kilómetros y se prevé que transportará un volumen de carga de 10 millones de toneladas para el 2021 y 24 millones de toneladas para el 2055, fortaleciendo así la integración comercial en la región andina.

“Este proyecto es importante por el comercio que se generará del Atlántico al Pacífico, el comercio con Asia y África; tendremos un Corredor vigoroso, importante en cuanto al tráfico de mercancías y de personas, que por supuesto fortalecerá la integración entre nuestros países y nuestras culturas”, agregó el vocero del gobierno de Bolivia.

Perú 21