A las 03:40 de esta madrugada, el Tribunal de Sentencia de Padilla, municipio ubicado a 180 kilómetros de Sucre, a seis años de cárcel a una decena de exautoridades y dirigentes  chuquisaqueños por el denominado caso 24 de mayo, referido a la agresión que en 2008 sufrieron campesinos que llegaron a Sucre para esperar al presidente Evo Morales.

Los sentenciados por asociación delictuosa son: Jaime Barrón, ex presidente del Comité Interinstitucional; Jhon Cava, expresidente del Comité Cívico; Savina Cuéllar, exprefecta de Chuquisaca; Fidel Herrera, expresidente del Concejo Municipal; Aydeé Nava, exalcaldesa de Sucre;  Epifania Terrazas, exdirectora del SEDEGES; Jamil Pillco, exdirigente universitario; Antonio Jesús, exejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL); Alvaro Ríos, exejectivo de la FUL y Franz Quispe, dirigente universitario.

Deberán cumplir su sentencia, que se contabiliza a partir de hoy y que tomará en cuenta el tiempo que estuivieron con detención domiciliaria, en el penal de San Roque de Chuquisaca.

EL tribunal también determinó para  Flavio Huallpa Flores la sentencia de tres años de prisión como coautores del delito de fabricación, comercio o tenencia de sustancias explosivas asfixiantes, mientras que los universitarios Cristian Flores y Juan Carlos Zambrana fueron sentenciados a 6 años, 3 años y 3 días de prisión por ser coautores de la comisión del delito de lesiones graves.

El acusado Franz Quispe Fernández fue absuelto del delito de tentativa de homicio y Rodrigo Anzaldo fue absuelto del delito de fabricación, comercio o tenencia de sustancias explosivas asfixiantes.

“Se hizo justicia en este caso que consternó al país y el mundo entero (…). Se ha sentado un precedente para que hechos como los acontecidos el 24 de mayo de 2008 no vuelvan a ocurrir”, declaró el Fiscal Departamental de Chuquisaca, Roberto Ramírez, tras que se conoció la sentencia.

El Fiscal Superior de la Fiscalía General del Estado, Lizandro Álvarez, explicó que el 24 de mayo de 2008 trabajadores campesinos fueron vejados, torturados y humillados en la ciudad de Sucre, cuando aguardan la presencia del presidente Evo Morales.

Ese día, el Gobierno tenía previsto entregar a los campesinos tractores y otros beneficios, sin embargo una violenta movilización encabezada por el Comité Interinstitucional impidió que se desarrolle el acto en el estadio Patria.

En esa jornada, universitarios e integrantes del denominado Comité Internacional arremetieron contra los campesinos, a quienes golpearon y humillaron.

La Razón