El presidente Luis Guillermo Solís despedirá hoy viernes a uno de los últimos grupos de migrantes cubanos que saldrá hacia México tras permanecer durante varios meses varados en Costa Rica, cuando prácticamente se cierra la compleja operación humanitaria iniciada en noviembre pasado.

El vuelo saldrá a las 6 a.m. del aeropuerto Juan Santamaría, con lo cual se da oficialmente concluido el proceso tras el traslado a México de unos 5.500 migrantes cubanos que buscan llegar a Estados Unidos.

En total, Costa Rica otorgó visa a 7.802 cubanos que ingresaron al país con la intención de seguir viaje por tierra hasta el país norteamericano y quedaron varados cuando el gobierno de Nicaragua decidió, en noviembre anterior, cerrarles la frontera.

Durante cinco meses, el gobierno coordinó una amplia red de instituciones que dieron a los cubanos alojamiento, alimentación, asistencia médica y otros apoyos que hicieran digna su permanencia en el país.

Paralelamente, llevó adelante conversaciones con los gobiernos de México y Centroamérica, así como con organismos internacionales, para buscar la mejor manera de facilitar a los migrantes la continuación de su viaje.

Finalmente, con la ayuda de la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), se logró articular una operación con las autoridades de Centroamérica y México para que los cubanos pudieran viajar vía terrestre o aérea.

En enero se realizó el primer vuelo, que fue un plan piloto, con 180 migrantes, y en febrero se consolidaron rutas por El Salvador y México, para el traslado de los restantes.

Informa-Tico