La Presidenta Michelle Bachelet expuso este miércoles en Washington ante la Sociedad Estadounidense de Ley Internacional (American Society of International Law), donde expresó algunas críticas al “abuso de tribunales internacionales”.

Su discurso llega a cuatro días que Bolivia confirmara que recurrirá a la Corte Internacional de Justicia de La Haya para demandar a Chile por el uso de las aguas del río Silala.

“El abuso de tribunales internacionales a través de demandas artificiales podría contribuir a erosionar los mecanismos existentes”, manifestó Bachelet.

La Mandataria aseguró que “todos somos responsables de asegurar que el sistema internacional funcione como es debido. Un elemento esencial es el principio de adhesión al Derecho Internacional, lo que incluye el estricto respeto por los tratados como un medio de garantizar la paz y la estabilidad internacional. Esto exige respetar lo que se ha acordado y no hacer mal uso de los mecanismos que se han diseñado para resolver las diferencias que puedan existir en forma pacífica”.

t13

Canciller rechaza la posición de Michelle Bachelet

El canciller David Choquehuanca afirmó ayer que Bolivia no plantea demandas artificiales ante la Justicia internacional, en respuesta a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien aseguró que hay un “abuso” de estos mecanismos.

El caso del Silala volvió a enfrentar a los gobiernos de Bolivia y Chile, y cobra relevancia por el anuncio de una demanda legal en contra del vecino país, que será la segunda acción ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). La primera se tramita desde 2013 y pide una negociación para la reivindicación marítima.

“Los organismos internacionales no aceptan una demanda cuando es artificial. Tenemos que cumplir ciertos requisitos, hay normas, hay procesos para que estas demandas sean admitidas”, expresó el jefe de la diplomacia boliviana en el programa Panorama mundial que emite la cadena CNN en Español.

Agregó que Chile no puede seguir “haciendo uso abusivo y arbitrario” de las aguas del Silala y por esta razón Bolivia se ha visto obligada a asumir alternativas jurídicas para que el país pueda ejercer soberanía “sobre esos manantiales”.

Posición. Bachelet señaló en Washington, Estados Unidos, que “el abuso de tribunales internacionales a través de demandas artificiales podría contribuir a erosionar los mecanismos existentes”. Bolivia sostiene que las aguas que nacen en el cantón Quetena Chico de la provincia Sud Lípez de Potosí no son un río internacional y que fueron artificialmente desviadas a Chile con un sistema de canales.

la-razon


Volver