La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó este martes una declaración de respaldo al pueblo y el Gobierno de Venezuela, con motivo de la orden ejecutiva estadounidense que ratifica al país suramericano como una amenaza para la nación norteña.

El decreto de 2015 ratificado este mes por el mandatario Barack Obama declara a Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses”.

Por tal motivo suspende las visas y congela activos de ciudadanos venezolanos en territorio de los Estados Unidos.

El jefe de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Edwin Castro, al realizar la propuesta de apoyo calificó la orden ejecutiva como como política intervencionista y una agresión ante la cual ningún país debe quedarse callado.

Recordó que Nicaragua también fue objeto de ataques e intervenciones por parte de (anteriores) administraciones estadunidenses y por tanto tiene el deber de expresar su rechazo.

Los diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua, en representación de hombres y mujeres de este pueblo de Darío y Sandino, condenamos el decreto ejecutivo del gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, enfatiza el texto parlamentario.

Precisa que el mismo no está en concordancia con los signos de estos tiempos, y lo considera un ataque al gobierno legítimo del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Edwin Castro consideró que la política exterior de Obama para con América Latina y el mundo resulta contradictoria, pues por un lado promueve el acercamiento con Cuba y por otro, crea un conflicto con Venezuela.

La Primerísima