Anuncian nuevas medidas parciales del gobierno de Obama hacia Cuba

Medios de prensa extranjeros han informado que los departamentos del Tesoro y Comercio de Estados Unidos anunciaron ayer nuevas regulaciones que modifican aspectos de las sanciones contra Cuba, entre las que destacan el uso del dólar en transacciones cubanas y la flexibilización de las normas para viajar a la Isla.

En un comunicado de prensa conjunto, las dos instituciones gubernamentales informaron que los estadounidenses ahora podrán hacer viajes personales e individuales no turísticos a Cuba, en lugar de hacerlos en grupo.

La nueva regulación implica que cualquier ciudadano de esa nación puede venir legalmente a la mayor de las Antillas “siempre y cuando el viajero se involucre en un programa de tiempo completo de actividades de intercambio educativo destinadas a mejorar el contacto con el pueblo cubano, apoyar la sociedad civil o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades del país”.

Esta medida desecha el costoso requerimiento para que los estadounidenses vinieran a Cuba bajo las 12 categorías de licencias generales que debía ser en grupos, aunque se mantiene la prohibición de que los ciudadanos del país norteño pueden hacer turismo en la Isla por las leyes del bloqueo que solo el Congreso puede eliminar.

Los cambios de hoy, junto con el reciente anuncio de reanudar los vuelos directos entre puntos de los dos países, aumentarán significativamente la capacidad de los ciudadanos estadounidenses de viajar a Cuba para el llamado “contacto pueblo a pueblo”, refiere la nota del Tesoro y Comercio.

Las medidas, que entrarán en vigor mañana cuando sean publicadas en el Registro Federal, también permitirán a los bancos procesar transacciones del gobierno cubano que pasen, incluso momentáneamente, por el sistema bancario estadounidense, según fue anunciado hoy.

El presidente Barack Obama llegará el domingo a Cuba en una visita oficial, la primera de un mandatario en funciones del país norteño desde que estuvo en La Habana Calvin Coolidge en 1928.

Como se ha reiterado, el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra la Isla desde hace más de cinco décadas es el principal escollo en el camino hacia la normalización de vínculos.

Aun cuando las medidas de hoy son un paso más en el camino hacia una relación diferente, habrá que sopesar el verdadero alcance de estas medidas, dado que tres paquetes anteriores han sido aprobados por la administración Obama pero con una trascendencia limitada.

Agencia Cubana de Noticias

Resumen de las nuevas medidas para suavizar el embargo de Estados Unidos a Cuba

Tras el anuncio inicial del martes y las sucesivas noticias sobre el nuevo paquete de medidas en relación con Cuba aprobado por el gobierno de Estados Unidos, han podido conocerse todos los detalles y esferas que abarcan.

El comunicado oficial, firmado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, informa de las nuevas regulaciones implementadas para fomentar los vínculos con Cuba y atender algunas de las zonas de las relaciones más afectadas por las restricciones.

Las principales medidas anunciadas este martes 15, que incluyen la posibilidad de que los cubanos usen el dólar en sus transacciones, que puedan cobrar salarios en Estados Unidos y que flexibilizan los viajes de norteamericanos a Cuba, se resumen en:

Cubanos podrán abrir cuentas bancarias en Estados Unidos:

Los ciudadanos cubanos que vivan en su país podrán abrir cuentas bancarias en bancos de Estados Unidos para que reciban pagos por transacciones autorizadas o exentas y puedan transferir dichos pagos de nuevo a Cuba.

Procesamiento de instrumentos monetarios en dólares estadounidenses

Los bancos de Estados Unidos podrán procesar instrumentos monetarios en dólares que sean presentados indirectamente por instituciones financieras cubanas. Se incluye dinero en efectivo y cheques de viajero.

Pagos U-turn a través del sistema financiero de Estados Unidos

El sistema financiero estadounidense quedará autorizado para que los cubanos puedan realizar transferencias de fondos desde cuentas de fuera de Estados Unidos, que lleguen a este país y que tengan como destino final bancos situados fuera de EE.UU. (transacciones “U-turn”). Ni el originario ni el beneficiario final pueden estar sujetos a la jurisdicción de EE.UU.

Pago de salarios

Los ciudadanos cubanos en EE.UU. con estatus de no inmigrante o que estén pendientes de autorización de viaje de no inmigrante podrán ganar un salario, siempre y cuando no estén sujetos a algún régimen tributario especial en Cuba.

Las empresas estadounidenses podrán hacer transacciones relacionadas con el patrocinio o la contratación de ciudadanos cubanos para que trabajen en EE.UU. siempre y cuando no se realicen pagos adicionales al Gobierno cubano vinculados con ese patrocinio o contratación.

Viajes educacionales para fomentar el contacto entre los dos pueblos

Se permitirán viajes educativos individuales a Cuba “para fomentar el contacto personal entre los dos pueblos”, bajo actividades de intercambio educativo. Anteriormente, esos viajes tenían que hacerse con el patrocinio de una organización, que además debía acompañar al viajante con un representante propio.

Mercadería de origen cubano

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, en inglés) autorizará a los estadounidenses la compra de mercancías de origen cubano para consumo personal o la prestación de servicios de un cubano mientras estén en terceros países.

Importación de software

La OFAC permitirá la importación de software de origen cubano (actualmente sólo se autoriza la importación de aplicaciones de teléfonos móviles de origen cubano).

Becas y subvenciones

La misma oficina autorizará la provisión de becas y subvenciones educativas para proyectos humanitarios en Cuba.

Las regulaciones que entrarán en vigor este miércoles 16 de marzo, junto con el restablecimiento de servicio postal directo, forman parte de las acciones emprendidas tras el anuncio hecho por EE.UU. y Cuba en diciembre de 2014 para normalizar las relaciones entre los dos países.

Ciber Cuba Noticias

Ver comunicado de los Departamentos del Tesoro y de Comercio de EEUU

Cuba responde a críticas de Estados Unidos sobre derechos humanos

Cuba respondió este martes aquí a acusaciones del representante de Estados Unidos, quien criticó a la Isla al intervenir en un debate general durante el XXXI período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos.

En su réplica, el delegado cubano Pablo Berti exhortó al gobierno estadounidense a que se ocupe mejor de atender y responder a las violaciones de derechos humanos que cada día se cometen contra su propio pueblo.

Berti llamó a Washington a devolver a la nación caribeña el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo, en cuyo Centro de Detención se tortura y se sostiene a personas en un limbo jurídico, informó PL.

Al mismo tiempo, lo instó a permitir que el Relator Especial sobre la Tortura del Consejo de Derechos Humanos visite sin restricciones dicho centro.

El diplomático cubano reiteró que su país no cejará en su demanda por el fin de la genocida política de bloqueo económico, comercial y financiero que le impone Estados Unidos, precisó un comunicado de prensa divulgado por la Misión Permanente de la mayor de las Antillas en Ginebra.

También rechazó críticas realizadas por dos entidades que se hacen llamar -dijo- no gubernamentales, UN Watch y Freedom House, y que «son simplemente maquinarias de subversión contra países en desarrollo financiadas por el gobierno de Estados Unidos y con vínculos demostrados con connotados terroristas».

Juventud Rebelde

Restablecerán Cuba y los Estados Unidos el servicio postal directo

Tras casi cinco décadas sin disponerse del servicio de correo postal directo entre Cuba y los Estados Unidos, y luego de coordinar los detalles técnicos, operativos y de seguridad para su puesta en marcha, el 16 de marzo de 2016, se realizará el vuelo inaugural que restablecerá el intercambio directo de correo postal entre ambos países mediante la implementación de un Plan Piloto, que debe instituirse con carácter permanente en un futuro.

El restablecimiento de este servicio, permitirá envíos directos entre Cuba y los Estados Unidos de correspondencia, encomiendas postales, mensajería y paquetería expresa a través de las oficinas de correo de ambos países.

Grupo Empresarial Correos de Cuba

La Habana, 15 de marzo de 2016.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

Declaración de la Federación de Mujeres Cubanas a raíz de la visita a Cuba del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama

Con la hospitalidad y dignidad que nos caracteriza, las cubanas, como parte de todo nuestro pueblo, recibiremos al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a su esposa Michelle.

Estamos conscientes de que esta visita forma parte del complejo proceso para alcanzar la normalización de las relaciones entre nuestros dos gobiernos. Será, por tanto, una oportunidad para mostrarles lo que hemos logrado en cuanto a igualdad de género y el protagonismo que tenemos las mujeres en la vida política, económica, cultural y social en nuestro país.

En su visita podrán constatar que percibimos igual salario por trabajo de igual valor, que nueve de las quince provincias cubanas tienen al frente del gobierno a una mujer, que la administración de justicia está también mayoritariamente en manos femeninas. En cada lugar que recorran se encontrarán con el trabajo abnegado de mujeres de todas las generaciones.

Constatarán cómo amamos a nuestra patria libre e independiente, a la que hemos defendido de agresiones de todo tipo. Con creatividad y consagración hemos resistido más de medio siglo de bloqueo económico, financiero y comercial, y hemos construido una sociedad donde los seres humanos son lo más importante. En esos valores de solidaridad, antimperialismo y soberanía nacional hemos educado a nuestros hijos e hijas. A ello no renunciaremos jamás.

Agrupadas en la Federación de Mujeres Cubanas, una organización no gubernamental de la sociedad civil —con estatus consultivo ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC)—, y de la que hoy forman parte más de cuatro millones de cubanas, alrededor del 90 por ciento de las mujeres mayores de 14 años, llevamos adelante programas específicos para desarrollar en nuestro país una plena cultura de la igualdad y la inclusión social.

Muchas de las metas del objetivo cinco, de la recién aprobada Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030, consagrado a lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas, son una realidad en nuestro país.

Conocemos que la señora Michelle Obama lleva adelante una importante iniciativa llamada Let Girls Learn con el objetivo de dar acceso a la educación a 62 millones de niñas en todo el mundo.

Le ofrecemos nuestra humilde experiencia en este campo pues el 100 por ciento de nuestras niñas asisten a la escuela independientemente del lugar donde vivan, el color de su piel, si tienen alguna discapacidad o están hospitalizadas.   Una cubana, Leonela Relys Díaz creó el método Yo sí puedo con el que se han alfabetizado millones de personas en el mundo.

De igual manera, será también una oportunidad para reiterar nuestra demanda de cesar con la inhumana política del Bloqueo contra nuestro país, que ha provocado múltiples privaciones, y nos ha impedido desarrollarnos aún más.

La Federación de Mujeres Cubanas apoya, además, las declaraciones de nuestro gobierno donde reclama el cese de la ocupación del territorio de la base naval de Guantánamo, de la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos, pies mojados y la eliminación de los programas injerencistas dirigidos a provocar la desestabilización interna.  Estas políticas atentan contra la seguridad y tranquilidad de nuestras familias.

En estos días cobran más vigencia que nunca para todas las federadas, las palabras de la Presidenta por siempre de nuestra organización, Vilma Espín: «Socialismo para las mujeres cubanas significa libertad, independencia, soberanía, dignidad, justicia social, seguridad para la formación y desarrollo de los hijos, derecho a la igualdad, a la vida, a decidir el propio destino, a trabajar por el porvenir soñado y defenderlo con todas las fuerzas».

Juventud Rebelde