Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La salida de Fernando Cordero del Ministerio de Defensa provocó una movida de fichas en el Gabinete. Ricardo Patiño pasó de la Cancillería al Ministerio de Defensa y Guillaume Long, del Ministerio de Cultura a la Cancillería.

El nuevo ministro de Defensa asumirá el cargo en un momento de desencuentro entre la Presidencia de la República y las Fuerzas Armadas. Antes, Patiño fue ministro de Economía y Finanzas, presidente de la Comisión para la auditoría integral del crédito público del Ecuador, ministro del Litoral, ministro coordinador de la Política y ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, en este cargo tuvo una licencia de dos meses para dedicarse a fortalecer las bases de Alianza PAIS. Esta enumeración de las funciones que ha desempeñado permite pensar que es una persona que goza de la confianza del presidente y que lo considera apto para desenvolverse en cualquier área, incluso las que no son de su especialidad, y es probable que valore fundamentalmente su lealtad. Habrá que ver si esto es suficiente para lograr el respeto y aceptación de las Fuerzas Armadas, requisito indispensable para que en el ejercicio de sus funciones recupere el buen tono en las relaciones del sector militar y la Presidencia, para tranquilidad de la nación.

El Universo