Inscritas las alianzas electorales se desvela un poco más claro el panorama al 15 de mayo: dos coaliciones que agrupan a 19 partidos políticos, con las elecciones ya polarizadas, y otras siete candidaturas independientes, por igual número de agrupaciones políticas.

Los grandes bloques de partidos son encabezados por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que firmó pactos con 13 agrupaciones, y el Revolucionario Moderno (PRM), que formalizó con otras cuatro organizaciones.

Puede que una de las características principales que resalte en los dos grandes bloques de partidos es el arcoíris de posiciones ideológicas y origen que presentan, coincidiendo detrás de un candidato presidencial organizaciones tan liberales como el Frente Amplio, o conservadoras como el Reformista Social Cristiano, en el caso del PRM; o tan reeleccionista como el Liberal Reformista o surgido desde las bancas de apuesta como el MODA, a favor del PLD.

La oposición política dominicana presentará a ocho candidatos presidenciales en las elecciones de mayo, otra muestra de los problemas que han tenido para articular un proyecto político lo suficientemente compacto y organizado para enfrentar al de la Liberación Dominicana, que ejerce el poder desde el año 2004 en forma continua.

En los niveles congresional y municipal se presentaron acuerdos interesantes, incluso entre partidos que llevan sus propios candidatos presidenciales, como entre el Frente Amplio, el PRSD y APD, que pactaron parte importante de su boleta a nivel del Congreso y los ayuntamientos.

Cuando se miran los presentes acuerdos se entiende que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) perdió dos alianzas que parecían naturales y hasta tradicionales: los partidos Revolucionario Social Demócrata (PRSD) y Nacional de Voluntad Ciudadana (PNVC), que optaron por postular candidaturas en el nivel presidencial.Y también se ve que el de la Liberación Dominicana (PLD) es el que más organizaciones pierde con cuatro, en comparación con elecciones 2012: la Fuerza Nacional Progresista (FNP); Partido de Unidad Nacional (PUN); Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC) (estas tres con candidatos presidenciales propios), y al Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Podría sumársele a la Alianza por la Democracia, que estuvo aliada hasta 2012 y que ahora lleva como candidata presidencial a Minou Tavárez, hasta 2014 diputada del PLD.

El apuro de algunos partidos políticos por concertar grandes coaliciones y equipos de apoyo es porque en la historia política dominicana nunca un partido político, por sí solo, ha ganado un proceso electoral en primera vuelta. Siempre se ha hecho necesario el aporte de partidos minoritarios, que agrupados otorgan los votos que ayudan a cruzar el 50% más uno de los sufragios.

Puede que el asentamiento del bipartidismo en la democracia dominicana ayude a las ya tradicionales definiciones en primera vuelta electoral. Y es que desde las elecciones presidenciales de 2004, que regresaron al poder al PLD, el panorama electoral ha caminado con la polarización entre dos fuerzas electorales: el gobernante PLD y su tradicional opositor, PRD.

Las elecciones del año 2000 podrían ser el mejor ejemplo de esto, cuando el expresidente Joaquín Balaguer tuvo en sus manos decidir si forzaba a una segunda vuelta con su PRSC, o lo definía todo con respaldo a Hipólito Mejía, como finalmente sucedió.

La atención se sitúa en que el panorama electoral dominicano se ha redibujado bastante desde el año 2004, con trazos considerables luego de las elecciones presidenciales del año 2012 y la crisis interna que abatió al Partido Revolucionario Dominicano.

Sucede que ante el fraccionamiento del PRD el sistema electoral trae el debut del Partido Revolucionario Moderno (PRM), donde se ha congregado la cúpula económica del partido blanco, que para las elecciones de mayo se estrenará como aliada del PLD.

Las de mayo verán un nuevo fraccionamiento de los reformistas, partidos en dos otra vez por la decisión de su cúpula de abandonar la alianza con el PLD y formar parte de “La nueva Mayoría”, una coalición formada junto al PRM.

Mayo definirá de forma clara, precisamente, si el panorama electoral nacional continúa siendo de solo dos, o si ese espectro de organizaciones mayoritarias se amplía y abre un abanico de posibilidades para unas interesantísimas elecciones en 2020.

Van solos
El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) lleva alianzas con el MODA, PRI, UDC, PDP, PPC, BIS, PTD, PAL, PRL, PRD, PCR, PDI y Pasove.

La Convergencia por un Mejor País ha sido estructurada con el PRM, y lleva como aliados a los partidos Humanista Dominicano (PHD), Frente Amplio, Dominicanos por el Cambio (DxC) y Reformista Social Cristiano (PRSC).

El Polo Patriótico, orquestado por la FNP ha aglutinado a los sectores y personalidades más conservadoras. Alianza por la Democracia presenta la candidatura de Minou Tavárez, apoyada en otras organizaciones que no han sido reconocidas por la JCE como Opción Democrática  y Nueva Democracia.

El Partido Unidad Nacional (PUN) va sin aliados reconocidos a las elecciones. Cuentan con el respaldo del Partido Socialista Cristiano (PSC), al que se le ha rechazado en varias ocasiones su solicitud de reconocimiento en la Junta Central Electoral (JCE).

Guillermo Moreno, de Alianza País irá solo a las elecciones. Hatuey de Camps y su Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD) van solos al igual que Elías Wesin Chávez y el Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC); Juan Cohen y el de Voluntad Ciudadanos (PNVC).

(+)
HISTÓRICO DE ALIANZAS

Para los comicios del 2000, por ejemplo, el PRD logró conformar una coalición con otras siete agrupaciones políticas: Unidad Democrática (UD), Partido Revolucionario Independiente (PRI), Partido Quisqueyano Demócrata (PQD), Nacional de Veteranos y Civiles (PNVC), Demócrata Popular (PDP) y de los Trabajadores Dominicanos (PTD) y Alianza Social Dominicana (ASD). Ese bloque obtuvo el 49.9% de los votos.

El PLD para esa elección solo firmó alianza con un partido, el Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), un número similar al del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) que fue junto al Partido Nacional de Veteranos y Civiles (PNVC).

2004
En esta elección cambió todo el panorama: el PLD llevó alianza con 6 partidos minoritarios, BIS; Alianza por la Democracia (APD); Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD); Unión Demócrata Cristiana (UDC); Liberal de la República Dominicana (PLRD) y Fuerza Nacional Progresista.

Listín Diario